fbpx
Alwin Damián y Rebeca Martínez
Goilime (CC BY-SA 3.0)

Rebeca Martínez, la estrella cubana de los 80 que sigue en el recuerdo de muchos

Si una mujer desquició a los hombres de Cuba durante la década de los 80 y los 90 fue Rebeca Martínez. Esta escultural rubia bien puede ser considerada como uno de los pocos sex symbol construidos por los medios de difusión cubanos después de 1959.

Estrella juvenil y pionera del «fitness»


Muy jovencita se hizo Rebeca Martínez famosa de la noche a la mañana cuando ganó el primer programa “Para bailar”, uno de los shows más famosos producidos por la televisión cubana en su historia. Luego se pasaría década y media en la pequeña pantalla con un pequeño programa que también gozaría de popularidad: “Gimnasia musical aerobia”.

Fue esto lo que marcó su carrera para siempre y la convirtió en el objeto de deseo de los hombres cubanos que la veían en la pantalla con su pelo rubio y sus licras ajustadas.

Para algunas mujeres Rebeca Martínez es sólo una fresca y una descarada que se aprovechó de su buena figura porque no tenía talento para hacer otra cosa. Para otras, una mujer liberada que no tenía miedo de lucir bien lo que Dios bien le dio y se convirtió en un ejemplo a seguir. No se pueden contar las mujeres de la Isla que esperaban el programa de Rebeca a las 7:00 de la noche para practicar gimnasia con ella y hasta se tiñeron de rubio.

Rebeca siempre ha sido consciente de su efecto en los hombres, pero asegura que nunca se esforzó en ello. Recibía cartas de muchos hombres, algunas pasadas de tono. Hasta los presos le escribían para enamorarla, lo mismo al INDER que al ICRT.

Otros fueron mucho más lejos. Averiguaron su dirección y la acosaban en la calle o en el trabajo. Una vez su padre le tuvo que echar un cubo de agua a uno que se mostraba particularmente obsesivo. Fue una época en la que vivió con miedo.

Aún hay Rebeca Martínez para rato

Rebeca Martínez se conserva todavía maravillosamente bien y seduce a unos cuantos cada vez que aparece en la televisión. Sobre todo a los que la vieron en sus mejores tiempos. Su gran sueño es que algún día la inviten a un gran show de televisión para poder demostrar todas sus cualidades artísticas.

Desafortunadamente, los directores tienden a ser cautelosos a la hora de llamarla. Todavía, después de tanto tiempo muchos siguen pensando que es más cuerpo que talento, acá una muestra, para que puedan sacar sus propias conclusiones.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección Audiovisuales Cubanos.

Escrito por | Redacción

Fuente: EcuRed / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba