fbpx
Paula Alí
Collage TodoCuba

Esta es Paula Alí, una excepcional actriz cubana (+Videos)

Paula Alí ha pasado buenos y malos momentos, como todos en la vida, pero al momento de tenerla de frente, muestra una sonrisa y con su ocurrencia siempre hace reir. Son contados los momentos en que se le escucha quejarse, pero cuando ocurre, siempre le busca el lado positivo de las cosas.


Paula Alí nació en Candelaria en 1938 y mientras vivió en esa localidad estuvo inclinada por el arte, pero le era difícil incurrir en esta carrera desde su pueblo. Ya cuando era más grandecita, se interesó por la televisión y el mundo del modelaje. Una vez estando en Soroa conoció a Nidia Rios, que era la modelo de la propaganda de los cigarros Visant. Le llamó la atención eso de hacer publicidades y se lo dijo a Nidia. Para su sorpresa, aquella mujer recién conocida le dio las indicaciones para llegar a serlo.

Paula Alí, de Candelaria a La Habana

Su vida transcendió en ir y venir entre Candelaria y La Habana, ya que no tenía hospedaje en la capital. Su primer contacto fue con René Socarrás, que laboraba en la televisión y le dio un carnet para que ella trabajara allí. Rápidamente, en el año 1959, comenzó a hacer extras y comerciales. Tuvo la suerte que su hermano era conocido de José Antonio Alonso, un famoso artista de la TV en ese entonces y le habló para que fuera inscrita en CMQ, pero como coloquialmente se dice “quedo en plantilla”.

Paula Alí
Paula Alí, una actriz cubana excepcional. Fuente: Collage TodoCuba.

En el año 1965 un talentoso actor, Edwin Fernández, le ofreció un papel para una obra teatral en el Teatro Martí y ella estuvo muy feliz de formar parte del elenco. Allí conoció a Candita Quintana, Alicia Riso, Cuca Tellechea, el viejito Berenguier, y otros. El Grupo de Teatro se llamaba Jorge Anckermann, el director era Eduardo Robreño y el escritor fijo Enrique Nuñez Rodríguez. También Arturo Liendo hacia libretos. Un equipo totalmente de lujo.

Comenzó su carrera con pequeños papeles, pero se le garantizaba una buena remuneración fija que le permitiera vivir cómoda. Fue entonces cuando Paula Alí pudo residenciarse en la Habana. Trabajó en El Teatro Martí hasta 1969. Tiempo después, se comenzaron a crear grupos de teatros donde nació el famoso Escambray, además el Teatro Estudio, Ocuje, y entró en un nuevo colectivo que creó René de la Cruz, llamado Tercer Mundo, radicado en la Comunidad Hebrea. Hoy dia funciona como sede del Teatro Bertold Brecht.

La Zafra de los 10 Millones

Allí comenzó en compañía de Amelita Pita y Miriam Socarras a practicar una obra que nunca fue estrenada, pero le sirvió como aprendizaje en el arte dramático. Nunca hizo nada interesante allí, ya que su carrera al arte se encontró con la llamada Zafra de los 10 millones, cuando el país se paralizó.

Durante la Zafra se encontró con Alicia Bustamante y en esos momentos de charlas de trabajo voluntariado sin electricidad y mantenimiento, Alicia le aconseja ver a Bertha Martínez, quien se encontraba preparando una obra para el teatro Hubert de Blanck: “La Casa de Bernarda Alba” y allí empezó.

A partir de ese momento pasaron otros acontecimientos, como el llamado “quinquenio gris” y por razones aún desconocidas, le informaron que no contaba con los requisitos para trabajar en un organismo de la superestructura, que debía ser estudiada. A eso le decían “parametrar”, que consistía en ver si reunía un grupo de parámetros para ser actriz. Así fue como la “parametrearon” y si no cubría todos los requisitos para actuar le proponían otro tipo de trabajo. Estuvo durante más de un año apelando este proceso de selección. Al final de un largo proceso de varios años, que incluyó a otros artistas, lograron terminar este parámetro a favor de los actores.

Las novelas y el cine

Así continuo formando parte del grupo Teatro Estudio, al mismo tiempo trabajó en la televisión en un programa televisivo llamado Conflicto, luego en una novela, El Año que Viene. En esa misma época, ya a finales de los años 90, trabajaba en la televisión y logró hecer algunos papeles en el mundo del cine. Llegó a ser bastante solicitada, tanto así que desde la mañana estaba ocupada grabando la novela “Las Huérfanas de la Obrapía”; durante la noche, en el teatro haciendo Yerma y por las madrugadas se iba grabar la película Lista de Espera, de Juan Carlos Tabío.

En el mundo del cine, Paula Alí tuvo la dicha de trabajar junto a notables directores, como Titón (Tomás Gutierrez Alea), Juan Carlos Tabío, Orlando Rojas, Daniel Díaz Torres, Humberto Solas, Gerardo Chijona, Juan Carlos Cremata; y  según ha confesado, cada vez que era dirigido por uno de ellos era como hacer una maestría.

Paula recuerda siempre con mucho aprecio y satisfacción personal su trabajo en las novelas “El año que viene” y “Salir de noche”, además de su papel humorístico en «Punto G». aunque confiesa que si tuviera que escoger, su preferido seria su rol en “El año que viene”, novela que se filmó durante el periodo especial pero que fue de alta audiencia en el público cubano.

No se considera ni humorista, ni dramática, sino solamente una actriz. Además reconoce que un papel cómico se realiza con la misma seriedad que conlleva un papel dramático.

Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte estos otros:

También puedes ver artículos similares en nuestra sección Audiovisuales Cubanos.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EcuRed / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba