fbpx

Rogelio Conde, el peluquero que prefieren las estrellas de la farándula en Cuba

A Rogelio Conde, el peluquero de moda que prefieren las estrellas nunca le ha temblado la mano para iniciar un corte. En cuanto da el primer tijeretazo ya se le va todo el frío y entonces su imaginación galopa sin frenos entre decolorantes, tintes y peinados.


Por su silla ha desfilado casi todas las estrellas de los cabarets de la Isla: Celia Cruz, Farah María, Rosita Fornés, Beatriz Márquez y hasta Beatriz Valdés, a quien atendió personalmente cuando rodaba La Bella del Alhambra. Él sólo peina estrellas.

Comenzó el oficio a los 14 años, cuando casi era un niño, en su natal barrio de Lawton. Sus padres no se opusieron, e incluso le habilitaron la sala del minúsculo apartamento en el que vivían para que pudiera trabajar.

El pequeño salón en el que Rogelio ha recibido a grandes estrellas de la cultura cubana

Fue muy difícil. No porque le faltara talento, sino por los tabúes que en la década de 1960 existían contra los hombres que se dedicaban a la peluquería. Ni siquiera se les permitía trabajar legalmente, por lo que tuvo que emplearse en un asilo por dos años antes de conseguir una plaza como barbero. Cuando finalmente logró vencer a la burocracia y “evaluarse” como peluquero, hacía mucho rato que se había consagrado en el oficio.

Tanto que las modelos que le sirvieron en el “proceso de evaluación” fueron, nada menos que Gina León, Eva Rodríguez, Sarita Reyes y Diana Rosa Suárez. En cuanto el jurado las vieron aparecer, le otorgaron una A Rogelio, y le invitaron a sentarse a su lado.

A su juicio las modas siempre son cíclicas y los cortes siempre son los mismos, sólo van cambiando de nombre con el tiempo; así que no tiene problemas en realizar cualquier tipo de trabajo, sin importar el tipo de cabello.

Cuando era joven soñaba con llegar a ser tan famoso como sus clientes. Aunque nunca alcanzó el glamur de estos, al menos lo pudo lograr en pequeña escala: Para todos sus vecinos del barrio de Lawton el dejó de ser Roberto para convertirse en el Peluquero de las Estrellas.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba