fbpx

La historia de Daguito, el curioso youtuber cubano que se esfuerza por mantener un canal de fútbol en un país sin Internet

Daguito Valdés se graduó en la Universidad de Pinar del Río como ingeniero en Telecomunicaciones, pero su alma siempre fue de periodista deportivo. Así que decidió unir su profesión y pasión y abrió un canal sobre fútbol en Youtube. ¿El único problema?, Cuba es un país casi sin Internet.


Tarea complicada que demandó una gran dosis de empeño, esfuerzo y recursos. Tanto de él como del equipo que le ayuda y que incluye a Andy Frank Pérez como editor, diseñador y en la posproducción; y Magol Alejandro Valdés, en la cámara, las luces y la asistencia general.

“Yo hablo de Fútbol”, el canal de Daguito comenzó a abrirse paso en tan competitivo mundo gracias a la ayuda de su madre y algunos amigos en el exterior que le ayudaban a pagar las horas de Internet. Hoy suma varios miles de seguidores y sigue creciendo.

A ellos se suman todos los que en Cuba siguen “offline” sus análisis gracias al Paquete Semanal, un sistema de distribución que ha ayudado a darse a conocer en su desconectada Isla a la comunidad de youtubers cubanos.

Daguito, y el equipo de trabajo de “Yo Hablo Fútbol”

Todas las semanas el equipo de “Yo hablo de Fútbol” sube a Youtube al menos dos videos que también van a parar a todas las matrices del Paquete, porque para Daguito los fans del patio son los más importantes y en ellos ha centrado su atención desde el principio. Calcula, de hecho, que al menos medio millón de cubanos lo ven cada semana.

El éxito de su canal se debe en buena medida al nivel de retroalimentación que ha logrado con el público. Aunque recibe unos 300 mensajes semanales a través de las más diversas vías se esfuerza por contestarlos todos. Así ha logrado que en el canal se cuenten más de 10 000 interacciones y su página de Facebook haya alcanzado los 8 000 seguidores y crezca a un ritmo de 100 a 150 personas cada semana.

Hoy, el canal, al que durante el primer año tuvo que ponerle billetes se sustenta solo. Algunos pequeños empresarios cubanos han comenzado a pagarle por publicitarse en él, lo que le ha permitido no sólo afrontar el pago de las horas de Internet, sino mejorar un poco el equipamiento para poder realizar mejores videos.

El éxito de su canal se debe en buena medida al nivel de retroalimentación que ha logrado con el público

A Daguito no se le puede acusar de modesto. A su juicio su canal de Youtube fue el que, durante el Mundial de Rusia 2018, ofreció el análisis más consistente y profesional de todos los que existen en la plataforama.

Durante el mes que duró el evento más seguido del deporte mundial, “Yo hablo de Fútbol” subió nada menos que 42 videos. Realmente impresionante para las condiciones de conectividad de Cuba.

La seriedad de su trabajo ha dado frutos y hoy Daguito mantiene comunicación frecuente con periodistas de Cuba y de cadenas extranjeras que siguen el fútbol. Prueba de que cuando se quiere, se puede, por más que las dificultades parezcan infranqueables.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba