fbpx
Odalys Fuentes
Collage TodoCuba

Grandes actrices cubanas, Odalys Fuentes

Odalys Fuentes nació en Jarahueca, municipio de Yaguajay, provincia de Sancti Spíritus. Su infancia transcurrió entre pozos de petróleo improductivos y al lado de un abuelo alcohólico. Una mañana empacó una maleta, besó a su madre y tomó el tren rumbo a La Habana. Hizo de todo: cuidó niños, limpió pisos. Cocinaba y lavaba la ropa en casa de una familia de clase media. Con eso conseguía un sueldo, alimentación, un uniforme y un techo para dormir.


Una noche, mientras realizaba sus labores domésticas, Odalys freía unos plátanos maduros, pero se entretuvo mirando los culebrones televisivos de los hermanos Martínez Casado. La sartén se incendió y la echaron de la casa. Con sus pocos ahorros empezó de nuevo, refugiándose en una casa de huéspedes. En el periódico Prensa Libre anunciaban un casting para muchachas, escogerían una chica que acompañaría al rey del bolero, el chileno Lucho Gatica en las presentaciones durante su primer viaje a Cuba.

Odalys Fuentes, una modelo exitosa

Al casting se presentó Gaspar Pumarejo, empresario del canal que trasmitiría el programa. El hombre dió un vistazo y descubrió a Odalys Fuentes entre una multitud de cerca de 200 candidatas. Las presentaciones en vivo con Gatica fueron un éxito y a partir de entonces las ofertas no pararon. La cervecería Hatuey la contrató, junto a otra cubana llamada Ana Viñas, como modelos exclusivas.

Odalys pudo alquilar un apartamento, adquirió un carro de segunda mano y hasta se compró un abrigo de armiño, como las grandes estrellas de Hollywood. La fábrica de sueños había funcionado en su caso.

El cuerpo de Odalys no era exuberante, el prototipo de la década del 50, como los de Rosita Fornés, Maricusa Cabrera, Marta Véliz, Ninón Sevilla, María Antonieta Pons o María de los Ángeles Santana. Sus formas más bien pudieran calificarse de eficaces, nada le faltaba. Pero su rostro, su sonrisa y su piel eran únicos.

Frank Max Factor Junior, el mismo de la firma Max Factor,  la descubrió en la revista Bohemia y viajó a Cuba únicamente para contratarla: “Usted tiene un rostro y una piel perfectas, quiero que sea nuestra modelo para América Latina”, le propuso. A partir de entonces aparecía en los principales periódicos y revistas, anunciando de todo, desde cosméticos hasta gomas para carros.

Sus romances eran objeto de especulaciones, se le asignaban novios y posibles bodas, rupturas y oscuros deseos.

Nace una actriz

Un día el famoso director cubano de televisión, Roberto Garriga, le dijo que estaba escribiendo para ella uno de los personajes de su novela Puerto Esperanza. Odalys le dijo que ella no sabía actuar. Garriga le respondió con nobleza que si quería hacerlo la apoyaría en todo. Y así fue: con su personaje Odalys se  ganó al público y así inició su carrera como actriz.

Luego vino la puesta en escena para la televisión de la novela Doña Bárbara, dirigida de nuevo por Roberto Garriga y con un elenco integrado por: Raquel Revuelta (Doña Bárbara), Manolo Coego (Santos Luzardo), Rafael Linares (Melquíades) y Manolo Alván (Juan Primito). Ella sería Marisela, salvaje, virginal y recia como la pradera venezolana. La serie fue un éxito rotundo.

Luego de la Revolución

A partir de 1959, tras el triunfo de la Revolución Cubana, Odalys y se sumó a los partidarios del nuevo gobierno. Se casó con el comandante Oscar Fernández Mell, alcalde de La Habana y a su trabajo como actriz en la televisión y la radio cubana también apoya las acciones de las

Recuerda con simpatía su encuentro con Porfirio Ruborosa, entonces embajador dominicano, y su esposa, quienes la invitan a París. Luego viaja a Estados Unidos y regresa a Cuba en 1962. Asume personajes femeninos creados por la escritora Aleyda Maya, colaboradora de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). En estas historias buscaban dar ejemplo y promover el cambio de mentalidad contra las actitudes y comportamientos machistas tradicionales.

«Interpreté personajes de nuevo tipo que representan la emancipación de la mujer. Uno de ellos fue la madre de Nacho Capitán en la telenovela Tierra brava, por la que el público aún me identifica y elogia, basada en la obra de Dora Alonso, una de las más grandes escritoras de Cuba, que contó con más de cien capítulos y resultó un gran éxito, al igual que El naranjo del patio, original de Gerardo Fernández, donde también trabajé como actriz», Recuerda Odalys.

Odalys Fuentes no solo ha sido una modelo exitosa, cuya belleza y magnetismo atrajeron a seguidores en todo el mundo. También fue una actriz disciplinada, que con esfuerzo y humildad consiguió todo lo que se propuso. Por ello su imagen continúe encantando a los que le conocen y le admiran.

La actriz se ha alejado un poco de los medios de comunicación, haciendo solo algunas apariciones muy esporádicas. Con la cantante Ivette Cepeda grabó en 2019 el video clip de la canción País. Ese año también recibió el Premio Nacional de Televisión por su trayectoria. Lo que siguen manteniendo es el amor por su patria, su familia y la profesión que tanto renombre le dio.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Maikel Mederos Fiallo / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba