Las 34 frases y expresiones más populares que solo saben decir los cubanos

Las 34 frases y expresiones más populares que solo saben decir los cubanos

No es novedad que los cubanos somos bromistas y ocurrentes, es decir, que las “inventamos en el aire”. Por supuesto, las expresiones que usamos para comunicarnos verbalmente son prueba fehaciente de ello. Si usted nació en la Mayor de las Antillas, de seguro sabe a qué nos referimos. De lo contrario, mejor preste atención, para que luego no se “quede bota’o”. Le presentamos 30 Frases y Expresiones que solemos decir aquellos que provenimos de la Isla.

1. Vamos echando

Cuando un cubano no se siente a gusto en algún sitio, lo más probable es que no pase mucho tiempo antes de que se marche. Si asistió al evento por compromiso, puede que disimule un poco; pero su intranquilidad en el asiento terminará por delatarlo. Entonces, lo escuchará usted susurrarles a aquellos que le acompañan: “Vamos echando”.

¿Qué significa? Pues que no aguanta un minuto más. Normalmente, la expresión viene acompañada de un gesto impregnado de una ligera dosis de desdén, similar al que hacemos cuando intentamos alejar un insecto que pasó delante de nuestro rostro.

2. Tú no me calculas

El cubano mantiene autos del siglo pasado recorriendo sus calles, convierte una habitación en el hogar de 7 personas sin saber de arquitectura, e inventa negocios que otros individuos del mundo ni siquiera imaginan. Por eso detesta que lo subestimen.

Quien lo haga, probablemente, reciba como respuesta un: “Tú no me calculas”. Esto nada tiene que ver con las Matemáticas: es el equivalente a: “No me conoces, y te sorprendería todo lo que puedo lograr”; un “Si no sabes, no te metas.”

3. Me sacaron un sable

Tranquilos todos, que no hay escena del crimen, ni armas blancas involucradas. Una crítica fuerte, o acción negativa, afectó a la persona que la pronuncia, y lo más probable es que le haya tomado por sorpresa. Pero, seguramente, nuestro protagonista salió ileso, por eso de que “hierba mala nunca muere.”

4. Eres un barco

Si deja sus deberes para última hora, no es que sea perezoso o flojo: simplemente, usted “es un barco”. Los casos extremos de vagancia también pueden ser llamados “trasatlánticos”, o incluso, podemos ponernos más específicos, y sugerir, además, cuál será el final de su dejadez: “usted es un Titanic.”

5. Es un quema’o

Ni pirómano, ni víctima de accidentes en la cocina. “Un quema’o”, bien puede ser aquel que conoce demasiado sobre un tema, y lo disfruta a tal punto que sorprende a los que lo rodean. Puede llegar a ser obsesivo con lo que le apasiona, y “sacar del paso” a sus seres cercanos. A veces, tiende a ser tildado de loco. Pero, para un cubano “estar quema’o”, por lo general, tiene una connotación positiva.

6. Coger un diez

No se trata de una calificación. Cuando un cubano “coge un diez”, significa que toma un descanso, para luego continuar con la labor que realiza. Se refiere a una pausa que, aunque debe abarcar un corto período de tiempo, puede extenderse y terminar siendo un “veinte” o un “treinta”, en dependencia del nivel de “barqueo” de aquel que la tome.

7. Tumba, Tumba

No hay cementerios cerca. “Tumba, tumba” está en modo imperativo, y le indica que debe marcharse de manera urgente. Normalmente, es acompañado por el chasquido continuo de los dedos medio y pulgar, un movimiento de cadera oscilante, y la chancleta en la punta del pie.

8 Termino como la Fiesta del Guatao

El asunto termino de forma desastrosa, en golpe o riñas.

9. Salió como el perro que tumbó la olla

Usted solo imagine el panorama. ¿Cómo se marcha un can que ha cometido tal fechoría? Pues, de forma escurridiza, y haciendo el menor ruido posible. El desastre que dejó detrás, que lo solucione otro.

10. De bajada todos los santos ayudan

El esfuerzo que debemos hacer al subir una escalera es menor que el que hacemos al bajarla. Cuando ya hemos recorrido un camino, el hecho de que resulte conocido, le resta dificultad a la travesía. Por supuesto, las creencias religiosas, acompañan a los nacidos en la Isla durante la materialización de cualquier sueño. Por eso: “de bajada, todos los santos ayudan.”

11. Amaneció con el moño virao

Esta expresión no es exclusiva para mujeres, individuos de cabello largo o que amen los peinados. Hasta un calvo puede “amanecer con el moño vira’o”. Se trata de un estado de ánimo. La persona está de mal humor, insoportable, y “le hace la vida un yogurt”-es decir, imposible- a aquellos que le rodean, a causa de su mal carácter.

12. Hacer leña del árbol caído

“Hacer leña del árbol caído”: Hablar mal de una persona que ya no está presente, a la que le va mal, o que cayó en desgracia. Actividad común en centros de trabajo y reuniones de amigos, en las que se tratan temas relacionados con cierto ser de un grupúsculo ajeno al que se encuentra compartiendo en ese espacio. Puede tener carácter despectivo o lúdico, en dependencia de la situación.

13. TUNTURUNTU

“Tunturuntu”, sinónimo sutil de “tumba, tumba”. Que es lo mismo que desaparécete, vete, sal me mi vista

14. Estás en llama

Si un cubano le dice que usted “está en llama”, no debe asustarse y comenzar a buscar fuego en su cabello o el cuello de su chaqueta; pero sí está autorizado a ofenderse. Le está diciendo feo.

15. Tremenda pastilla, caña o mango

Todo lo contrario a “estar en llama”. Ser “tremenda pastilla, mango o caña”, significa ser bien parecido. Ni farmacias, ni puestos de frutas, ni guaraperas, están implícitas en la conversación.

16. Estás hecho un maceta

Esta frase se usa a menudo cuando se le dice a alguien que tiene mucho dinero. ‘Mijo, estás hecho un maceta’ o te dicen que eres ‘un maceta’ lo que significa que usted tiene un montón de dinero.

17. Dale piano

Nadie le está pidiendo que toque una pieza, así que no debe preocuparse si la música no es lo suyo. Se trata de darle una bofetada a alguien. A su vez, “dar piano” es sinónimo de “dar un yiti”, o pescozón.

18. Más rollo que película

Aunque los avances tecnológicos han desplazado a los antiguos rollos que contenían los fotogramas de las películas, esta frase no pasa de moda en Cuba. Cuando decimos que alguien “es más rollo que película”, estamos describiéndole como una persona que habla mucho, pero no actúa; que no materializa sus promesas, y en quien no debemos creer. Un individuo que padece de ese mal, también puede ser calificado como “paquetero”, o culpado de intentar “vendernos pollo por pescado”…, perdón “gato por liebre”.

19. Aseré ¿Qué bolá?

Quizás una de las frases cubanas más populares del mundo, no importa en qué parte de Cuba se encuentre usted probablemente escuchará esto unas cuantas veces al día. Se usa principalmente como un saludo, ‘hola ¿qué pasa, cómo estás?’ Podría ser otro significado para la frase.

20. Estás arriba de la bola

La frase “arriba de la bola”, no indica posición, sino nivel de información. Indica que la persona conoce todo lo que está ocurriendo a su alrededor, es decir “que está en todas”, o que “está en la última”. Frase común, cuando de chismoso/as del barrio se trata.

21. Este tiene más cojones que Maceo

Alguien con mucho valor, con mucha valentía, que no le teme a nadie, lo comparan entonces con el prócer cubano, el General Maceo, famoso por su valor en los campos de batalla.

22. Agarrarse de un clavo caliente

Por algún motivo, la palabra clavo es utilizada en más de una frase, para hacer referencia a un fenómeno global. Es el caso de la popular sentencia “un clavo saca a otro”. Esta vez, es usada para establecer una comparación.

¿Quién se agarra de un clavo caliente? Si dudas una persona que esté dispuesta a hacer cualquier cosa para no renunciar a su cometido.

Aclaración: No mezclar las intenciones de las dos frases citadas en este párrafo (Un clavo caliente saca a otro).

23. Buscandole las cuatro patas al gato

No estás persiguiendo gatos o tratando de buscar sus patas. Estás tratando de averiguar algo desconocido, ‘no le busques las cuatro patas al gato’ también significa no tratar de hacer algo más difícil, es más fácil de lo que parece.

24. ÑO!

Denota asombro, alta alegría, emoción o también indignación. Se suele acompañar de otras expresiones.

25. Tu cuarto de hora pasó

Tuviste tu oportunidad y no supiste aprovecharla. Equivalente a “se te fue el tren” o “el avión” (caso aún más preocupante). Es común escuchar estar frase en boca de una persona que usó un “clavo para sacar otro”.

26. Colorin colorao este cuento se ha acabao

Se acabó esto ya, para luego es tarde, se acabó lo que se daba. También se utiliza cuando termina un evento.

27. Me saque la Rifa del Guanajo

Cosas inesperadas. Usada principalmente por cubanos cuando un problema o situación inesperada llega de sorpresa y no sabes reaccionar o como solucionarlo.

28. Voló como Matia Pérez

Matías Pérez, aeronauta y uno de los personajes más célebres conocido en Cuba, cuya fama la ganó en un trágico accidente aéreo donde desapareció en un globo. Los cubanos usan esta frase para decir que algo terminó, no hay más o no se encuentra fácilmente.

29. No coger lucha

No significa que estarás peleando en la próxima guerra. No es ese tipo de lucha. No coger lucha se refiere a alguien que no se ve afectado por problemas, las situaciones difíciles no les molestan y no les importa o no se molestan a causa de sus problemas.

30. Estás detras del palo

Esto no significa que te escondes detrás de un palo de madera, se refiere a alguien que no sabe de las últimas noticias, que no están prestando atención o no sabe lo que está pasando en una conversacion.

31. No me vengas con ese cuento.

No te preocupes nadie está tratando de leerte un cuento. En este caso significa que no me mientas, no me digas cosas que no son ciertas.

32. Estoy en el tibiri, tabara

Una frase muy peculiar y unica para el cubano. Algunos significados pueden ser ‘ando en lo mío, estoy en el invento, estoy gozando el momento, ya tu sabes en el invento’.

33. Me dieron gato por liebre.

El cubano usa esta frase cuando hay un engaño de manera deliberada. Mayormente se usa cuando te engañan, te vended un artículo o servicio de inferior calidad a la que se había convenido.

34. Metió pesca’o

Si usted “metió pesca’o”, acaba de hacer algo asombroso, calificado, por lo general, de positivo. Para nada indica que sea bueno en el deporte de los anzuelos y las cañas (No se refiere a las “cañas” del punto 15).

Los anteriores son solo algunos apuntes de expresiones cotidianas de los cubanos. Sería interesante si se animara a sugerir y/o describir otras de las que prescindimos en este texto. Por mi parte, “tumbo cata’o y pongo quinqué”.

Escrito por: Redacción.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba