fbpx
centenario Alicia Alonso
Collage TodoCuba

Centenario de Alicia Alonso, un hito de la danza a nivel mundial

Hoy se celebra el centenario de la artista cubana más reconocida a nivel mundial, Alicia Alonso. La Prima Ballerina Assoluta nació en La Habana, el 20 de diciembre de 1920. Para homenajearla, el Ballet Nacional de Cuba, la compañía que dirigió, ensaya fragmentos de sus clásicos favoritos. «Giselle» y «Carmen» recordarán a la mítica bailarina en el Teatro que hoy lleva su nombre.

El centenario de una gran diva: Alicia Alonso


Fue bautizada como Alicia Ernestina de la Caridad del Cobre Martínez del Hoyo. Sus padres, Antonio y Ernestina eran españoles y Alicia fue la menor de sus cuatro hijos. Alonso dedicó su toda vida al ballet. Primero se dedicó a su formación, hasta llegar a ser una bailarina respetable. Luego configuró un estilo propio. Pero su más grande logro fue el incoprorar el ballet en la cultura cubana, como parte inseparable de la misma.

Muy joven se casó con Fernando Alonso. Con su marido y su cuñado Alberto fundó la Compañía de Ballet Alicia Alonso, la primera agrupación profesional de danza en Cuba, todo un desafío cuando ese arte era poco comprendido en la cultura latina. En 1955 la compañía cambia su nombre a Ballet de Cuba, aunque un año después debe cerrar sus puertas por problemas económicos.

Junto a sus hermanos fundó la primera compañía profesional de ballet en Cuba. Fuente: Wikimedia / Library of Congress.

Alonso insistió siempre en en elevar su nivel como bailarina, aún efrentándose a múltiples  contradicciones sociales y políticas, además de sus padecimientos de salud. Su coraje y decisión prevalecieron.

La oportunidad para iniciar su camino hasta ser Prima Ballerina Assoluta se le dio en 1943. Antes de una función de «Giselle» en el Metropolitan Opera House de Nueva York , la gran Alicia Markova enfermó. Anton Dolin, el coreógrafo a cargo, le preguntó a sus bailarinas quién aceptaría reemplazarla. Alicia fue la única que asumió el reto.

Llegó a trabajar con los más grandes coreógrafos de su tiempo: George Balanchine, Mijail Fokine, Anthony Tudor, Jerome Robbins y Maurice Bejart, entre otros. Una de sus parejas de baile fue el mítico Rudolf Nureyev. Además, ella misma se dedicó a la coreografía, lo que continuó haciendo aún después de retirarse de los escenarios y pese a sus problemas visuales.

Alonso con Pablo Picasso en 1961. Fuente: PassionatoAssai / Wikimedia (CC BY-SA 4.0).

Con el papel de Giselle, la bailarina rompió los esquemas establecidos y se convirtió en una leyenda de la danza. En 1959, Fidel Castro le llama y en medio de las dificultades económicas y los prejuicios sociales crea el Ballet Nacional de Cuba (BNC). Con esta compañía se dedicó al desarrollo de las tres facetas fundamentales de su trabajo: la creación coreográfica, la pedagogía y la difusión masiva del ballet en su país.

Los últimos años

En 1995, Alicia anuncia su retiro formal de los escenarios. Sin embargo, continúa su labor como coreógrafa y se dedica a la planificación de los programas y giras del BNC, con el que que le consagra y es motivo de orgullo para el gentilicio cubano.

Hasta sus 98 años de edad, la bailarina continuó sus actividades como maestra, coreógrafa y directora del Ballet Nacional de Cuba, además de dedicarse a la planificación del Festival Internacional de Ballet de La Habana, evento en el cual participan los bailarines más afamados del mundo.

En el centenario de Alicia Alonso se recordará su personaje de "Giselle"
Alicia Alonso y Reyes Fernández en Giselle (1960). Fuente: Annemarie Heinrich / Wikimedia.

Su gran popularidad le impedía pasar desapercibida. Alicia siempre añoraba poder sentarse a sentir la brisa y contemplar las olas del mar en el Malecón de La Habana. Pero estar a solas no era posible para una diva de su magnitud.

Finalmente los problemas de salud le mantuvieron fuera del contacto con el público. En octubre de 2018 no pudo asistir a la inauguración del XXVI Festival Internacional de Ballet de La Habana, un compromiso en el que cada año participaba. Un año más tarde, el 17 de octubre de 2019, a la edad de 98 años, la prima ballerina assoluta se despedía para siempre, dejando desolados los corazones de miles de cubanos que le rindieron un último homenaje en el Gran Teatro de La Habana.

Alicia Alonso con miembros del Ballet Nacional de Cuba luego de una representación de Giselle. Fuente: Jean Pierre Dalbera / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Escrito por | Redacción

Fuente: La Demajagua / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba