fbpx
6 cosas a las que les teme un cubano
Z. Thomas / Wikimedia

6 cosas a las que les teme un cubano

Los nacidos en Cuba son personas guapas de verdad, no por bonitos sino por valientes. La mayoría de las veces tienen que enfrentarse a sus miedos en la cotidianidad. Si vienes a ver, las cosas a las que les teme un cubano no son terroríficas, pero tienen una connotación social en el trasfondo.


Seguramente te preguntas: y si se fajan con cualquiera, nada más que le toquen un hombro en una fiesta o que le miren de refilón a la jeva… ¿a qué cosas les teme un cubano?

1. Que la mujer le sea infiel

Pues mira, el primer miedo es ese precisamente: que la mujer le sea infiel, o en la jerga popular, que le peguen los tarros. Porque a los hombres hay que respetarlos y, por mucho que se quiera a la jevita, después que meta la pata no se la puede perdonar, porque si no se desprestigia en el barrio.

2. Que no le amanezca café

Amanecer sin café es terrible para un cubano. Fuente: Focuszaa / Pixabay.

Porque, Mamá Inés, en Cuba no solo los negros toman café. Es que si hay algo en los hábitos de los cubanos, es lo mucho que toman esta bebida energética. Lo primero que hacen en su hogar cuando se levantan es prepararlo y darse el trago. No importa que no haya desayuno, café si no puede faltar. Eso es lo que siempre se les da a las visitas. Le echa un colao rápido o les brinda con la sonrisa más amplia café del termo, pero a modo de broma les dice: “es café frío, claro y con moscas”.

3. Que le roben

El cubano cuida muchísimo cada tareco que tiene. En primer lugar, porque se aferra a ellos como si atesorara recuerdos. En segundo lugar porque, en medio de las carencias, te roban una cuchara y luego ¿cómo la repones, si en ningún lado aparecen como las de antes? Y por último, porque como dice el destacado actor y humorista holguinero Osvaldo Doimeadiós: «la policía siempre está detrás del caso, detrás hummmm… detrás, detrás».

4. Que le echen bilongo

Y cuando las cosas van mal, no es que no tiene suerte: es que lo que le tiraron fue pa matarlo. De igual modo está osorbo o lo ojearon. Así que la mejor opción para transformar la realidad es ir a ver un padrino, para que le de unos gajazos o le tiren las cartas y haga como corresponde el contra bilongo. “Casualmente”, siempre en las consultas hay una rubia, un viaje en caminos abiertos de Yemayá, un hombre que no es amigo y alguien que te quiere de verdad, pero que ya perdiste.

5. Que el hijo sea gay

En la sociedad cubana no es bien visto ser gay
En la sociedad cubana no es bien visto ser gay. Fuente: Pixabay

Este tema aún sigue siendo tabú en la sociedad cubana y motivo de discriminao. Puede ser por machismo, hay una frase que dice: «el hijo mío ni ladrón ni pájaro». O por el contrario, por amor, al querer evitar a toda costa que su descendencia sufra.

6. A los cementerios y los muertos

En la isla, la mayoría son supersticiosos por naturaleza. Una de las cosas a las que más le teme un cubano es lo que se relaciona con la muerte. Entre las apuestas, borracheras o signos de guapería más grandes está cruzar a las 12 de la noche un cementerio. Está demás decir que no todos tienen el valor de hacerlo.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba