fbpx
Y…. ¿Por qué se llama candonga?
Pxhere

Y… ¿Por qué se llama candonga?

El término candonga es un colombianismo de origen africano que define a los accesorios, de forma circular, usados por las mujeres en las orejas. Existen dos tipos, la candonga cerrada, que se une así misma detrás del lóbulo de la  oreja, o la candonga abierta, que se asegura por medio de un tornillo o mariposa.


En  la actualidad, estos  accesorios son más conocidos como pendientes o aretes. Sin embargo, al igual que pasa con la jaba, el término candonga en Cuba se define como algo bien distinto.

La andonga es un mercado privado, con puestos  ambulantes o desmontables. Fuente: Pxhere.

La candonga en Cuba no es un arete

Para los nacidos en la Mayor de las Antillas, representa un mercado privado, con puestos  ambulantes o desmontables, que ofertan casi todo lo que el cliente pueda desear.

No está separada por departamentos, ni sus puestos se especializan en algún tipo de mercancía. Sus productos se exhiben uno a continuación de otro, sin seguir patrón de orden alguno, por lo que cada puesto se convierte en un festival de  colores y precios.

La candonga resulta, así, un lugar similar a los llamados «pulgueros», que abundan en el resto de los países, sobre todo de Latinoamérica, con puestos de venta rudimentarios y desorganizados.

Un espacio para vendedores y transeúntes

Es así que la candonga brinda espacio a cientos de vendedores y a miles de transeúntes, que  caminan de  punta a cabo por el lugar, buscando la más amplia variedad de productos.

Los vendedores se valen de todo tipo de tácticas ingeniosas para ofrecer la mercancía que tienen en su puesto.

Cada puesto se convierte en un festival de  colores y precios. Fuente: Pxhere.

Desde  inicios de  la década de los 90, la Candonga, nacida de la necesidad, que es por demás  la madre de los inventos, no es un simple arete como su nombre lo indica, sino un espacio donde Cuba nace y evoluciona cada día. Es también algo que reproduce la idiosincracia del cubano, que como dijera Fernando Ortiz, «es un ajiaco«. 

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: [email protected] / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba