fbpx
Wilkie, un personaje callejero
Archivo TodoCuba

Wilkie, un personaje callejero que se ha convertido en símbolo de La Habana Vieja

Ermenegildo Arencibia Griñán es uno de esos peculiares personajes que andan por La Habana Vieja y que atraen la atención de los que pasan a su lado. Su nombre artístico es Wilkie, apodo recibido debido a que al nacer su tía quería que se llamara así. A pesar de que sus padres lo nombraron Ermenegildo, todos lo llamaban por el nombre que quería su tía. Él cuenta que le convino ser llamado así, ya que al ser un apodo corto y de fácil pronunciación, sería más pegajoso.


Wilkie expresó que antes de llegar a La Habana Vieja, trabajó como maestro en una escuela primaria por cinco años. Como la música y el baile formaban parte de él, decidió participar en un concurso de imitadores donde obtuvo el primer lugar con su imitación de Pedrito Calvo.

El personaje que interpreta en la actualidad fue escogido por los mismos extranjeros que paseaban por la Plaza Vieja e hicieron de él lo que es hoy.

En el año 1990, trabajó como restaurador en el Centro Histórico. Su apariencia llamaba la atención de los turistas; debido a esto, poco tiempo después de que Eusebio Leal comenzara el proyecto de las “figuras costumbristas”, se presentó para el trabajo y lo aceptaron.

Ermenegildo Arencibia Griñán "Wilkie"
Ermenegildo Arencibia Griñán «Wilkie», junto a su portada en National Geographic. Fuente: Archivo TodoCuba.

Wilkie representa personajes de la época colonial

Su trabajo consiste en representar un personaje de la sociedad cubana de la época colonial. Entre los años 1988 y 1989 fue que comenzó el proyecto, el cual estuvo respaldado por la Oficina del Historiador de la Ciudad. Primero, surgieron las señoras que visten trajes de la colonia y son portadoras de canastas de frutas y flores; más tarde, se aprobaron otros personajes y todos son hoy como una gran familia. En muchas ocasiones, su representación es de los guerrilleros que lucharon por la independencia de la patria.

Su gran barba es una de las más reconocidas y significativas características de los guerrillero. Además, la lleva ya que siempre le llamó la atención la de su padre, quien fuera antaño combatiente revolucionario.

Wilkie trabaja también como profesor de baile popular. Desde hace unos años, en conjunto con su esposa, posee una escuela de baile llamada Danzamor. En esta escuela enseñan varios ritmos populares como son el cha cha chá, la salsa, el mambo, entre otros.

«La imagen de Cuba» en National Geographic

Cuenta que la remuneración con dinero o regalitos de los turistas no es lo más importante para él. Su trabajo ha sido recompensado de otras maneras. En el año 2009, su personaje fue fotografiado y seleccionado para ser la portada de una revista de la National Geographic con el título “La imagen de Cuba”. Ese ha sido su mayor reconocimiento.

Wilkie: «La imagen de Cuba». Fuente: Archivo TodoCuba.

El trabajo en la calle es fácil pero, tiene sus aristas negativas. Esto se debe a que no se sabe con certeza como reaccionarán las personas. De hecho, ha tenido varias malas experiencias. No obstante, normalmente el respeto prima entre todos los que se le acercan, y es ahí donde les explica sobre su atuendo y los hace pasar un rato agradable.

Finalmente, reconoce haberse equivocado cuando dijo que la revista era el mayor reconocimiento que le hubiesen podido otorgar, ya que el cariño del pueblo de Cuba no lo cambia por ninguna revista.

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba