fbpx

¿Sabías que en Cuba existen tres Estatuas de la Libertad?

La Libertad es una de las alegorías más populares entre los escultores. Eso de que una mujer con ropa ligera venda lo tienen bien claro, sobre todo, los norteamericanos, que desde que los franceses le obsequiaran una en 1886 y la emplazaran a la entrada de la ciudad de Nueva York se han forrado con ella vendiéndoles suvenires a los turistas.


En Cuba también existen tres de estos peculiares monumentos: uno en el centro y dos en oriente, pero eso no lo sabe casi nadie, porque casi nunca se dice.

La más antigua de todas se encuentra en la pintoresca ciudad de Puerto Padre, en Las Tunas. Está emplazada en el Parque de la Independencia y se colocó allí el 16 de octubre de 1904. Lo curioso es que el pedestal sobre el que se alza dice que se colocó en 1902, pero se trata de un timo para hacerla coincidir con el nacimiento de la República.

Le sigue en el tiempo la que el 13 de mayo de 1906 se inauguró en la “octava villa”, San Juan de los Remedios en el centro del país. Se encuentra ubicada en la calle Eugenio López, entre Rolando Pedroso y José Martí en un pequeño parque nombrado “Francisco Javier Balmaseda”, pero que nadie conoce por ese nombre sino por el de “La Libertad”.

Estatua de la Libertad que estuvo ubicada en el Parque Central de La Habana

En Gibara Holguín se encuentra la tercera, en medio de la antigua Plaza de Armas (hoy Parque Calixto García). Se debe a los esfuerzos de Doña Enriqueta de la Torre Delgado que fue la que convenció al Ayuntamiento para que autorizase el monumento y consiguió el dinero necesario entre los vecinos de la Villa Blanca. Fue develada el 10 de octubre de 1915 por la comandante del Ejército Libertador cubano Mercedes Sirven y Pérez Puelles.

Como al cubano le va la guasa en su pedestal colocaron la siguiente inscripción: “Gibara tiene estatua de la libertad porque se la merece”, lo que no le hizo mucha gracia a algunos que mandaron a taparla con otro placa que hiriera menos susceptibilidades “Gibara, a los libertadores de la Patria”.

Y para terminar… La Habana también tuvo su estatua de la Libertad. Estaba hecha en calamina y la compró al gobierno de los Estados Unidos para los festejos del 20 de mayo de 1902, fecha en que la Isla se convirtió en República independiente. Sin embargo, su existencia fue efímera, pues al año siguiente, el huracán del 10 de octubre (coincidentes ironías de la historia) la echó abajo y la convirtió en pedacitos.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba