fbpx

Manuel Vega pintó a los ciegos en caravana

Para orgullo de los pinareños, Manuel Vega nació en la provincia más occidental del país, el 24 de diciembre de 1892. Fue retratista, pintor, profesor y director de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro. Generalmente siempre abordó temáticas costumbristas en sus obras, sin embargo, una de las más famosas no responde directamente a este estilo.


Caravana de ciegos (óleo sobre tela; 140,5 x 200 cm) nos remite subjetivamente a un espacio de conflictos, nos sumerge en el cansancio de sus personajes, en la monotonía de un camino que enfrentan, aunque no los guían sus ojos.

Según los especialistas, Manuel Vega conjuga lo simbólico, lo realista y lo idealista en un estilo que se nutre mucho del tenebrismo italiano finisecular. Ello demuestra la diversidad de influencias presentes en la plástica cubana durante el período conocido como Cambio de Siglo (1894-1927)

Particularmente esta obra refleja el instinto realista de Manuel Vega, al mostrar una escasa gama de colores, enriquecidos por los valores de la luz. Así se resumen hastíos, dolores y sufrimientos, y de manera implícita, se refleja la necesidad de esas búsquedas y renovaciones que exigía el nuevo siglo, tanto en el plano personal como social.

Fue retratista, pintor, profesor y director de la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro. -pintoreslatinoamericanos.com

Igualmente impresionan los espacios de los rostros donde supuestamente estarían situados los ojos de los personajes: Vega logra dibujar estos pequeños espacios circulares dándonos la sensación de un vacío que resume mucha energía expresiva. Como diría Gamboa: «son ojos apagados, de estatua de bronce, sin pátina».

Así se representa ese mundo de oscuridades que viven las personas con alguna discapacidad. Tal vez este cuadro es una expresión de las más doloras experiencias personales de su autor, quien a través de sus inspiraciones trasmite sentimientos de compasión.

Así, al disfrutar una de las pinturas icónicas del arte cubano, el público compartirá tristezas y a la vez sentirá la gratitud de poder contemplar estos ciegos, lo que implica que disfruta del sentido de la vista. Paradójicamente, esta pintura lo hará feliz.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba