fbpx

Los siete periódicos cubanos que vieron nacer y morir a la República

La República cubana surgida en 1902 fue inmensamente rica en medios de prensa. La libertad de palabra e imprenta ganada tras el fin del dominio español hizo que nacieran en la Isla incontables publicaciones que defendían los más disímiles intereses. Sin embargo, sólo siete periódicos cubanos transitaron todo el ciclo republicano desde su nacimiento hasta su muerte con el triunfo de la Revolución Cubana de 1959.


Cabe ese honor a dos periódicos de los llamados nacionales, uno en inglés,  y cuatro medios de provincia; porque, aunque hoy parezca algo lejano e imposible, existieron en Cuba durante la República, periódicos provinciales, municipales y hasta locales.

El más antiguo e importante de todos fue, sin dudas, el Diario de la Marina, no en balde llamado “el decano de la prensa cubana” que comenzó el siglo bajo la dirección de Nicolás Rivero quien mantuvo el cargo hasta 1919 en que, tras su muerte, fue sucedido por su hijo José Ignacio Rivero y, tras el deceso de este, por el hijo de este último.

Diario de la Marina fue el periódico de los hacendados cubanos y del gran comercio español a cuyos intereses estuvo siempre muy vinculado. Además de la cobertura noticiosa el periódico contó con numerosos suplementos, entre ellos uno literario, bajo la dirección de José Antonio Fernández de Castro en el que aparecieron colaboraciones de los más importantes representantes de las letras cubanas  e hispanoamericanas.

The Havana Post, periódico en inglés fundado en 1899 por el norteamericano George Brandt era el órgano de la influyente colonia norteamericana en Cuba. Aunque se mantuvo durante toda la República, fue perdiendo empuje en la misma medida en que el número de norteamericanos se reducía en la Isla.

Mención muy especial merece El Mundo, cuyo primer número apareció el 11 de abril de 1901. Su fundador y primer director fue Rafael Govín, a quien sustituyó prontamente José Manuel Govín.

Con El Mundo se inició en Cuba la era del periodismo moderno. En él se introdujeron por primera vez en un periódico de la Isla el grabado y la crónica social diarios, y fue el primero que presentó tricomías y anuncios a colores. También fue el primer periódico con impresión a ocho columnas y el iniciador de la impresión mecánica en la Isla.

En el interior del país “vivieron” toda la República los siguientes periódicos: El Fénix (Sancti Spíritus, Las Villas), que comenzó en 1894, fundado por Evaristo Taboada; La Correspondencia (Cienfuegos, Las Villas), fundado a finales de 1898 por León Ichaso, Cándido Díaz y Florencio Véliz; La Voz de Oriente, fundado en 1899 por José Vázquez Savón y El Camagüeyano, fundado en 1900 por Walfredo Rodríguez Blanca, quien o dirigió hasta su muerte en 1935, en que le sucedió su hijo.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba