Increíble!!! Apostamos que ninguna de estas curiosidades sobre la impresión de libros y periódicos en Cuba las conoces

Increíble!!! Apostamos que ninguna de estas curiosidades sobre la impresión de libros y periódicos en Cuba las conoces
© elheraldo.hn

No es un peninsular quien introduce la imprenta en la Isla, sino Carlos Havré, un ciudadano natural de Gantes, Flandes. A él se debe la Tarifa general de precios de medicina, un folleto de 27 páginas impreso en 1723. Según José G. Ricardo, los tipos utilizados seguramente procedían de alguna imprenta francesa o belga porque la letra ñ era representada por la u con acentos propios del francés.

El habanero Francisco José de Paula se convierte en el segundo impresor, en 1735; a  él le siguen Blas de los Olivos (1754), quien imprime el primer libro, Ordenanzas de S.M. para el régimen, disciplina y servicio de sus Exercitos, y el primer periódico, La Gazeta de La Habana.

Este primer libro de ordenanzas de SM en su primera edición era sacada en circulación unas dos veces por semana.

Primer libro impreso en Cuba. FUENTE: colibrí azul de Cuba

La lista de impresores cubanos del siglo XVIII se completa con Matías Alqueza, en Santiago de Cuba.

En 1792 Alqueza dio a conocer un sermón del presbítero Félix Fernández de Veranes que es la primera obra impresa en esa ciudad.

Hasta dos años antes de su muerte, ocurrida en 1819, Matías Alqueza fue impresor del Seminario de San Basilio el Magno, equivalente en Santiago de Cuba al de  San Carlos, en La Habana.

La primera obra científica publicada en Cuba vio la luz en La Habana, en la imprenta de la Capitanía General: Descripción de diferentes piezas de historia natural las más del ramo marítimo, representadas en setenta y cinco láminas.

Su autor fue el portugués Antonio de Parra, de ahí que la obra se conozca también como “el libro de Parra”, aunque esta joya bibliográfica es mucho más conocida como “el libro de los peces”.

La Guía… comenzó con unas 30 páginas y ya la de 1814 tenía 248, con el título Guía de forasteros de la Siempre Fiel Isla de Cuba, y Calendario Manual para el año 1814.

guía-de-forasteros-de-la-siempre-fiel-isla-de-cuba-1883- FUENTE: mercado libre Argentina

La importancia de esta publicación fue reconocida por el barón Alejandro de Humboldt, el cual dijo de ella: “Almanaque estadístico mucho mejor redactado que la mayoría de los que se publican en Europa”.

Algunos Tipógrafos fueron Gabriel de la Concepción Valdés (Plácido) y Nicolás Guillén, trenzando los caminos de la poesía y la imprenta como ya lo había hecho el propio José Severino Boloña, quien al presentar su famoso catálogo de tipos y viñetas, en 1836, ya estaba en condiciones tecnológicas de competir con los impresores Palmer y Pereira, quienes habían traído de Estados Unidos, en 1834, la tecnología que les permitió imprimir 1500 ejemplares por hora de su periódico El Noticioso y Lucero de La Habana, iniciando el periodismo de empresa, seguido por el Faro Industrial de La Habana, en 1841 y El Diario de La Marina, en 1844.

Todavía es posible encontrar en La Habana, y también en otras localidades, imprentas con chibaletes, una estructura de madera donde se colocan las cajas de tipos sueltos; así como componedores de madera o metal para “parar” los textos que luego son emplanados en la “rama” -una estructura de hierro rectangular- calzados con cuñas y maderas, para finalmente ingresar el “molde” en la platina de la máquina de imprimir, tal vez una Chandler de las que llamaban “minerva” en el siglo XIX.

Hasta la década de 1960, sobre todo en los pueblos del interior que poseían talleres tipográficos -que no eran todos-, la imprenta cumplía multiplicidad de funciones: imprimía anuncios y propaganda de todo tipo, planillas, almanaques, etiquetas de productos y las infaltables invitaciones de bodas, fiestas de quince y bautizos, compuestas en caracteres góticos o en letra de plumilla, impresas en cartulina de hilo y posteriormente doradas, como  en los tiempos de Don José Severino.

De esta forma se develan algunas curiosidades sobre la impresión de libros en Cuba bastante interesantes para leer y recordar.

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: José Antonio Michelena.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba