Gran Caverna de Santo Tomás, una experiencia inolvidable en la Princesa de Cuba

Gran Caverna de Santo Tomás, una experiencia inolvidable en la Princesa de Cuba
© Cuba Tesoro

Visitar la Gran Caverna de Santo Tomás en el extremo más occidental de Cuba resulta una experiencia inolvidable.

Situada en las montañas de Pinar del Río, la más occidental de las provincias cubanas; la cueva, con nada menos que 46 km de galería reúne a su alrededor casi todos los elementos que componen la naturaleza de la Isla.

Por casi 40 años, desde su descubrimiento en 1954 por el Dr. Antonio Núñez Jiménez, se le consideró como la mayor de Cuba y se encuentra entre las cien más grandes del mundo.

Y es una de las cavernas más grandes de toda Sudamérica. El nombre que se le da al lugar es por el  río que se encuentra muy próximo a la caverna cuyo nombre es Santo Tomas.

Los afluentes del río cercano Santo Tomas son los que con su pasar van progresivamente erosionando las rocas y han dado origen a la red de galerías que existen en la caverna.

Mas de 50 grutas que existen en la caverna se comunican entre si.

Caverna de Santo Tomas en Cuba. FUENTE: cubatesoro

Cuenta con ocho niveles de cuevas con galerías superpuestas que se comunican entre sí formando un intrincado laberinto que se extiende en todas las direcciones.

Algunas cuevas se encuentran interrumpidas por los desplomes gigantescos que a lo largo de milenios se han sucedido en sus techos.

Estos son llamados “hoyos de montaña” y se pueden observar a su alrededor como crece una exuberante vegetación.

La Gran Caverna de Santo Tomás es obra del agua que ha horadado la roca caliza desde tiempos inmemoriales.

En ella penetra el río Santo Tomás que atraviesa la Sierra y luego emerge dos kilómetros más allá en el valle de Quemado.

Uno de los atractivos de la cueva son las pinturas rupestres dejadas por los aborígenes cubanos en las cuevas de las Antorchas y de Mesa, donde existe un gran mural rayado en la pared y que aún los científicos no han podido explicar cómo se realizó.

La Caverna de Santo Tomas en Cuba. FUENTE: inhavana.net

Para los amantes del turismo de naturaleza, la Gran Caverna de Santo Tomás es una experiencia bastante grata, impresionante y descomunal, pues por sus galerías se puede caminar horas y horas, observando no sólo bellas formaciones rocosas, sino también los vestigios de seres vivos que habitaron las profundidades del mar hace más de 150 millones de años, todos característicos espacios, formaciones y vegetación propia de las formaciones a través de los años.

Dentro de la caverna están las conocidas formaciones llamadas los «hoyos de montaña» estas formaciones tienden a formarse por la caída o desplome de los techos en las llamadas cuevas cortadas, aquí se pueden apreciar el crecimiento de la vegetación.

Con un poco de suerte y la presencia de avanzados guías se puede alcanzar también alguno de los hoyos de montaña, donde perdura la vegetación que encontraron los colonizadores españoles hace más de 500 años.

Este espacio es toda una aventura y deleite para los amantes de la naturaleza y de los sitios interesantes e impresionantes para conocer.

Las diferentes formaciones rocosas conocidas como estalactitas, helictitas y estalagmitas y las diferentes configuraciones y senderos de la caverna, hacen de este un sitio imperdible para conocer y disfrutar.

Tantos atributos la convierte en un lugar único en Cuba, razón por la que fue declarada como Monumento Nacional el 5 de junio de 1989 y bautizada como la Princesa de Cuba.

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: CubaConecta.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba