fbpx

Ezequiel, el joven artesano de Guantánamo que reproduce el Kremlin con alambres desechados

Ezequiel es uno entre tantos jóvenes cubanos que se busca la vida sentado ante una mesa de artesano. Con su técnica del alambre hace de todo: edificios célebres, Che Guevaras, superhéroes, todo lo que pueda interesar a un cliente. Sin embargo, su pasión es el Kremlin de Moscú. Por él siente una afición especial, casi una obsesión, desde que su abuelo, que era poeta y tenía muchos libros sobre la capital rusa, se los regalara y descubriera la fortaleza roja.


Siempre ha amado Ezequiel la artesanía. Cuando terminó el 9no grado hizo las pruebas para la Escuela de Artes Plásticas; aprobó la de primera que era de dibujo, pero lo plancharon en la segunda, el test psicométrico. Allí mismo le dijeron que “talento tenía”, pero que iba a pasar mucho trabajo para realizarse con artista.

Eso lo deprimió pero no lo venció y decidió abrirse camino pos sí mismo.

Con su técnica del alambre hace de todo: edificios célebres, Che Guevaras, superhéroes, todo lo que pueda interesar a un cliente

Un día observó a su hermano mayor modelando el alambre y decidió imitarlo. Aprendió y con el tiempo perfeccionó la técnica. Sus obras despiertan la admiración de quienes las ven, sin embargo, a pesar de su calidad se venden poco.

Guantánamo es una de las provincias más pobres de Cuba y la gente no tiene mucho dinero para gastar en artesanía. Tampoco es mucho el turismo.

Aún así Ezequiel se busca la vida con su trabajo y siempre vende alguna pieza. Su mayor satisfacción es cuando alguien le celebra una pieza, lo halagan o lo piropean. En general su trabajo es muy aceptado por los guantanameros, pues sus obras se centran en símbolos universales que disfrutan de popularidad en el extremo oriental de la Isla.

Un día observó a su hermano mayor modelando el alambre y decidió imitarlo

Siempre que tiene material Ezequiel trabaja. Su sueño es poder hacer un día un Kremlin completo, una especie de maqueta gigante de alambre. Dice que si tuviera Internet buscaría las fotos necesarias para hacerlo; pero mientras espera no se corta y hace lo que su imaginación fabulosa le dicta.

Fuente: El Toque

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba