Esteban Machado: pinturas, cocos y símbolos de fe

Esteban Machado: pinturas, cocos y símbolos de fe

Sin dudas, la naturaleza de Cuba ha inspirado a muchos artistas. La diversidad de la flora y fauna de este país se ha visto reflejada en las obras de quienes son conscientes de su esplendor y privilegios.

Así le sucede a Esteban Machado, un pintor que desde La Mayor de las Antillas ha apostado por los cocos como elementos distintivos de su obra, cercana siempre al mar, a la vida y a los colores sobrios que nos transmiten paz.

Se graduó como ingeniero en Construcción civil y luego ejerció como profesor universitario. Sin embargo, pronto descubrió su verdadera vocación: las artes plásticas.

«Mis inicios fueron un poco tarde si tenemos en cuenta la edad, aunque yo pintaba desde pequeño. A partir del año 2000 ya me dedico solamente a la pintura. En el 2003 hago mi primera exposición personal: Arcas de cubanía. Esa muestra era un paralelo al primer libro de la Biblia: Génesis, aquellas arcas-cocos tienen como referente el Arca de Noé y elementos fundamentales de la identidad cubana, tanto paisajística como culturalmente. Ese fue un punto de giro importante para la influencia del simbolismo en mi trabajo»

Según ha definido el propio pintor, a partir de su primera exposición comenzó para él una búsqueda más profunda para sentar las bases de su línea artística. Fue entonces cuando estudió determinados paralelismos entre la fe y la teoría del caos.

Según ha definido el propio pintor, a partir de su primera exposición comenzó para él una búsqueda más profunda para sentar las bases de su línea artística. -elcaimanbarbudo.com

En esa rutina productiva ya se manifestaban características que identifican actitudes y posturas propias de los cubanos, incluso que le devuelven al público, pistas sobre la vida personal del autor. Fue así que Esteban Machado exploró la técnica de los empastes, mezclando agua con acrílicos para provocar sensaciones en el espectador.

“Si me lo permiten, me califico como alguien un poco introspectivo e intento ser, quizás, un filósofo de la vida, a partir de mis experiencias personales. No me atrevo a cuestionar a nadie, ni a dar ninguna conclusión, pero sí me atrevo a contar lo vivido a través de las composiciones y por lo tanto estoy filosofando un poco con las vivencias y con las experiencias y al mismo tiempo, le propongo a toda aquella persona que disfrute e intercambie con estas obras, que reflexione sobre lo que está viviendo”.

Escrito por: Redacción - NFZ.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba