La Colección Particular de Arte mas Grande de Cuba

La Colección Particular de Arte mas Grande de Cuba
© elvellocinodeoro.com

Joaquín Gumá Herrera nació en en el año de 1909, en la ciudad de La Habana. Su vida no fue nada común, por línea materna y paterna su linaje descendía de marqueses y condes. Su colección particular de Arte mas Grande de Cuba es extraordinaria.

Fue abogado del Ministerio de Estado en los años de la República, pero a Gumá no se le conoce por su profesión de jurista, sino porque atesoró la mayor colección particular de arte de la historia de Cuba.

Como su procedencia requería, el conocido como  Conde de Lagunillas, fue una persona muy culta que llegó a dominar varios idiomas entre los que destacan el griego y el latín.

Desde pequeño se aficionó a la belleza del arte y ya en su madurez comenzó a atesorar obras de significativo valor.

Procedencia de las piezas de colección de arte particular

Joaquín Gumá, adquirió las primeras piezas egipcias y griegas de la colección a mediados de los años 40 del siglo XX en el mercado de arte norteamericano, específicamente en Nueva York.

En casas comerciales de prestigiosos anticuarios donde los precios eran relativamente bajos debido a la poca demanda de obras a causa de la Segunda Guerra Mundial. 

Al viajar frecuentemente a EEUU se relaciono con prestigiosos y afamados arqueólogos, entre ellos se encuentra:  Dietrich Von Bothmer y Gisela Richter.

¿Donde ubico Joaquín Gumá Herrera su colección de arte Particular?

Los salones de su residencia así como las habitaciones, fueron poco a poco llenándose de piezas del arte egipcio, de Grecia y de Roma. Su casa se situaba en la calle 36 en Miramar, pero algunas de estas obras se situaron tambien en la Finca el Recreo que pertenecía a su esposa.

Al agrandarse la colección mudó su residencia a una de mayores dimensiones en 5ta Avenida, esquina a la calle 22, donde instaló vitrinas de madera y cristal para la exhibición y cuidado de su colección.

Con el paso de los años la colección aumentaba, por lo que el Conde tuvo que construir otro piso a la edificación e incluso guardar algunas piezas en los dormitorios, tal cual objetos personales.

Adquirió las primeras piezas egipcias y griegas de la colección a mediados de los años 40 del siglo XX en el mercado de arte norteamericano, específicamente en Nueva York, en casas comerciales de prestigiosos anticuarios donde los precios eran relativamente bajos. FUENTE: planetadunia.com

En los 50. La colección tenía fama internacional.

La colección de arte de vasos griegos se mencionaban en publicaciones y se exhibían en museos extranjeros

Además, otras instituciones de este tipo habían recibido donaciones del coleccionista. Una de  las la pieza más destacadas de esa colección es la Ánfora panatenaica, que en octubre del año  1954 se prestó al Museo Metropolitano de Nueva York para ser exhibida.

Con el pasar del tiempo, algunas piezas se deterioraron debido al lugar donde se resguardaban. Por tal motivo se decidió trasladar parte de la colección al Museo Nacional de Bellas Artes y al Centro Asturiano. Este último cuenta con un total de 700 piezas exponentes del arte egipcio, griego y románico.

Centro Asturiano de La Habana, actual Museo Nacional de bellas artes. FUENTE: La Region Internacional

El conde de Lagunillas falleció en la década del 80 del pasado siglo, su último deseo fue que las instituciones culturales cubanas resguardaran aquello que fue la razón de su vida: su colección de arte, la  más grande de Cuba.

FUENTE: artui.com

Escrito por: Redacción - LB, usando información de: Excelencia Cuba.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba