fbpx
wtcradio.com

Cuba en Pablo Neruda: un amor hecho poesía

Quizás muchos cubanos de las generaciones más jóvenes han leído o escuchado algunos de los poemas en los que el poeta Pablo Neruda alude a Cuba.


No obstante, tal vez pocos son conscientes de la relación que estableció el poeta con la nación.

Por varios motivos y en distintas épocas, la relación de Pablo Neruda  con la isla fue controversial.

No obstante, esos desencuentros podrían compararse con los tormentosos amores que se establecen entre los seres temperamentales.

Pablo-Neruda. FUENTE: diariovivo

Según cuentan los cronistas, su atracción por la isla comenzó con las lecturas de la niñez.

Y fue consolidada por su relación con el cubano Gustavo Enrique Mustelier.

Quien le habló de los hábitos y tradiciones de los cubanos, allá por el año 1930.

Las primeras huellas de la atracción de Neruda por Cuba datan de 1940.

Cuando su esposa Delia del Carril envió una carta a Juan Marinello que tenía una posdata escrita por él en la que confesaba: “Me muero de ganas de ir a Cuba”.

La añorada visita se hizo realidad en 1942, y la aprovechó para impartir varias conferencias en las que participaron importantes personajes de la cultura cubana como la poeta Fina García Marruz.

La otra visita relevante, y también la última, la realizó en el año 1960. En esa ocasión leyó en la Plaza de la Revolución, ante más de un millón de cubanos, su poema A Fidel Castro.

Según cuentan los cronistas, su atracción por la isla comenzó con las lecturas de la niñez y fue consolidada por su relación con el cubano Gustavo Enrique Mustelier. FUENTE: pinterest.com

Su fuerte relación con los escritores cubanos se patentizó aún más en el propio año 1960.

Cuando realizó una frugal visita a París en la que se le prohibió participar en actividad pública alguna. No obstante a la prohibición, pidió reunirse con la intelectualidad cubana residente en la capital francesa.

La reunión se efectuó en la casa que ocupaba Roberto Fernández Retamar.

Que en aquel momento fungía como Agregado Cultural de la Embajada Cubana en Francia. Allí, en franco gesto de humildad, leyó los poemas de su libro Canción de Gesta, dedicado a la isla.

En 1966 el Premio Nobel de Literatura fue protagonista de “dolorosos malentendidos”.

Pues su actitud política fue enjuiciada en una carta abierta por varios escritores cubanos.

A pesar del dolor que le causaron estos hechos, afirmaría en su libro de memorias Confieso que he vivido: ¨Un punto negro, un pequeño punto negro dentro de un proceso, no tiene gran importancia en el contexto de una causa grande.

He seguido cantando, amando y respetando la Revolución Cubana, a su pueblo, a sus nobles protagonistas¨

Pablo-Neruda. FUENTE: fundación Pablo Neruda

Escrito por | Redacción

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba