fbpx

Conoce al Proyecto Comunitario Muraleando

Con el objetivo de socializar el arte y de incluir a los vecinos, entre ellos niños, jóvenes, adultos y ancianos, surge el Proyecto Comunitario Muraleando, que armoniza la calle con sus grandes dibujos y las muchas actividades culturales que realizan.


La sonrisa en el rostro de los niños, la armonía, familiaridad y el arte en variadas expresiones, reciben al visitante en la Casa Cultural Comunitaria El Tanque, perteneciente al Proyecto, ubicado en Lawton, 10 de Octubre. 

Con el objetivo de socializar el arte y de incluir a los vecinos, entre ellos niños, jóvenes, adultos y ancianos, surge el Proyecto Comunitario Muraleando, que armoniza la calle con sus grandes dibujos y las muchas actividades culturales que realizan. -ditlowphoto.com

Lo que es hoy Casa Taller era un depósito de agua creado en 1911, que abastecía a parte de la comunidad y a las locomotoras de vapor de talleres de ferrocarriles aún existentes en Luyanó. El terreno se encontraba colmado de desperdicios y basura. ¨Del lugar en ruinas extrajeron 64 camiones de escombros¨, explicó Miguel Martínez fundador de Muraleando junto a Manuel Díaz Baldrich, actual coordinador general.

La sede permite realizar Círculos de Interés y cursos con mayor comodidad. Anteriormente, los niños y adolescentes integrantes recibían las clases en parques, aceras o dependían del horario del centro recreativo La Cascada, situado en el mismo barrio, que servía de aula cuando era posible.

Por el paso del tiempo los murales necesitan renovarse y en ello participan algunos vecinos. -muraleandoproject.com

Ahora imparten talleres variados, entre ellos, el de pintura para niños, manualidades, artes plásticas, muñequería, canto, cine y danza. Esther Díaz Baldrich, graduada del primer curso de muñequería comentó que tener un proyecto como Muraleando fomenta valores estéticos en el barrio y acerca la cultura a los vecinos. 

Por el paso del tiempo los murales necesitan renovarse y en ello participan algunos vecinos, apoyando todos de la manera que puedan, los niños disfrutan con el movimiento de materiales y con la cantidad de personas, muchas veces son hasta turistas, que visitan el lugar.

Con el surgimiento en el 2001 de Muraleando, se transformaron  vertederos en sitiales dedicados a figuras como José Martí. Parques y jardines embellecen el entorno. El Memorial Guayasamin, en la esquina de  Aguilera y la avenida Porvenir, es otro ejemplo de la fuerza transformadora de la unión de la comunidad y el arte.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba