fbpx
Amar a Cuba
Composición TodoCuba

¡Por amor a Cuba! 5 razones para amar nuestra Isla

Cuba es un país hermoso lleno de muchas bondades. Desde lo más general como sus paisajes, hasta lo más específico como el calor humano de su gente, lo cierto es que razones para amar a esta Isla bendecida son muchas, pero aquí, en Todo Cuba, te damos 5 razones para amar Cuba ¡No te lo pierdas!

1 – Porque como en Cuba, en ningún lado


Cuba tiene una vibra muy peculiar y especial. El ambiente relajado pero festivo, familiar pero divertido, son combinaciones que hacen de Cuba un lugar ideal para personas de todas las edades. Definitivamente, una paleta mientras caminas por el Malecón de La Habana o un Mojito en La Floridita, tienen sencillamente un sabor distinto… ¡y único!

Bailando salsa en La Habana. Fuente: Anthonydpadgett / Wikimedia (CC BY-SA 4.0).

Hay que visitar Cuba porque es un paraíso natural y salvaje, sus gentes aún pueden mostrarte un lado humano importante y pueden darte toda una lección de saber estar, saber vivir y saber compartir.

Para visitar la Cuba auténtica hay que olvidarse del alojamiento en los hoteles y hay que hacer vida en casas particulares; hay que alejarse de los cayos turísticos, donde no hay rastro de vida local, y hay que mezclarse en los pueblos, turísticos o no.

La Habana, capital de Cuba, es una ciudad llena de paradojas y contradicciones, cuyos principales atractivos son la belleza de su casco histórico, su excepcional arquitectura y su amplia oferta cultural.

La historia de La Habana es realmente fascinante, y en ella encontrarás interesantes museos, impresionantes proyectos de restauración, y una magnífica cultura musical que va desde la música callejera hasta cabaret.

Uno de los aspectos atractivos de La Habana es ver como discurre la vida cotidiana en la ciudad: niños jugando al béisbol en la calle, trovadores ambulantes, etc. Los habaneros, a diferencia de los lugareños de otras partes del mundo, no solo viven; sino que proyectan, crean, debaten y viven todo con una asombrosa pasión.

Otros de los grandes atractivos de capital de Cuba son su animada vida nocturna y su cultura musical. La vida en La Habana es un auténtico Cabaret, ya que todos los estilos musicales están representados en la ciudad. La ciudad cuenta con una amplia oferta de conciertos en directo e improvisados recitales.

Los cubanos viven todo con pasión. Fuente: Pixabay.

Trinidad es otro alto en el camino que precisa de unos tres días mínimos para dejarse empapar de sus calles y su maravilloso entorno natural y cultural; Cienfuegos no debe perderse bajo ningún concepto, pues su arquitectura y sus monumentos no pasan desapercibidos para los visitantes.

En la parte más oriental de la isla hay que visitar Santiago de Cuba, donde la música y la historia se funden en uno.  El Valle de Viñales, en la parte occidental, ofrece un paisaje diferente y cautivador, con sus mogotes recubiertos de frondosa vegetación y sus hospitalarias gentes.  Hay que ir hasta la Península de Zapata y Playa Girón para poder disfrutar de playas no masificadas y para poder ver coral con simples gafas de nado y a simple pulmón.

Además de estos sitios, el resto de Cuba también puede visitarse y hay atractivo suficiente que justifique pasar por cada pueblo y cada playa, como la Sierra de Escambray, Santa Clara, Matanzas, Soroa, Cayo Jutías, Cayo Sabiñal, Baracoa, Níquero, Camagüey…

2 – Porque su gente es la mejor

Y no queremos pecar de engreídos ¡pero es cierto! la amabilidad y vocación al servicio de los cubanos es algo que no se consigue en cualquier otro lugar. Puede tener que ver con que como comunidad hemos sido capaces de atravesar por períodos muy duros y aun así encontrar la manera de sonreír y seguir siendo amigo de nuestros amigos.

amra a Cuba es amar a sus niños
Los cubanos desde niños siempre tenemos lista una sonrisa. Fuente: Jorge Royan / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

Los cubanos salen de una isla pequeña y se han diseminado por todo el mundo…Nada los detiene, ni el frío ni el calor. Los seduce el trópico de la Florida, el agobiante calor dominicano, pero soportan igualmente a pie firme los hielos de Boston y Nueva York. No mendigan, trabajan. Ningún obstáculo detiene su laboriosidad si la oferta es digna. Uno es rector de la Universidad; otro, maquilla muertos. Cambian, pero sólo en la superficie. Se les crítica y se les envidia pero en el fondo se les admira. Gallegos por el trabajo y judíos por la voluntad de sobrevivir, constituyen una legión empecinada que no se deja ignorar.

Traen su música calurosa, el ruido de sus tambores, los frijoles negros y el bistec de palomilla con moros y maduros. Pero traen sobre todo la simpatía, la cordialidad y la laboriosidad. Estos son los cubanos. Exagerados, fanfarrones, ruidosos, sí, pero también intensos, profundamente creadores y buenos amigos. Por todo esto y más se distinguen del resto del mundo…

Los cubanos realmente somos seres especiales. Si bien es cierto que tenemos mucho en común con los demás latinos, existen características propias de nosotros que nos diferencian de las personas del resto del mundo. Un buen cubano es salsa, fiesta pura y alma divertida. Por las venas nos corre la sabrosura y el amor por la diversión, con un palo y una lata formamos una parranda en menos de lo que canta un gallo y no hacen faltan mayores motivos para celebrar.

La alegría del Cubano, razón para amar a Cuba
Carnaval en Cuba. Fuente: Pxhere

Los cubanos si bien no somos ricos económicamente hablando si tenemos una riqueza invaluable si a virtudes nos referimos. No hay más nadie como nosotros en el planeta tierra. Ese carisma que tiene el cubano no lo encuentras en ningún otro ser, la frescura y la naturalidad tampoco.

Una fiesta de un cubano tiene hora de empezar pero nunca se sabe cuándo va acabar. Después de beberse la primera botella de ron siguen apareciendo otras y otras y la cosa se extiende de tal manera que no hay cómo describirlo.

Hasta en un velorio nos reímos y no es porque seamos irrespetuosos o desconsiderados, es que simplemente recordamos siempre los momentos felices de la vida, cualquier espacio puede ser bueno para rememorar esos instantes de alegría.

No necesitamos mucho dinero para ser felices. Eso de vestir con ropas de marcas registradas no nos desvela, si tuvimos etapas de ponernos zapatos de tela hechos por nosotros mismos y de usar desodorantes y jabones de producción hogareña.

Estamos hechos a prueba de balas. No hay como derrotarnos, vivimos acostumbrados a luchar y nada nos detiene. Hasta en las circunstancias más duras sabemos salir adelante porque estamos acostumbrados a inventarnos maneras de sobrevivir.

Si usted quiere hacer un negocio de crear gente, en Cuba encuentra el molde perfecto: somos guaracheros, trabajadores, incansables, atractivos, buenos amigos, constantes y, sobre todo, fieles a lo que amamos.

3 – Porque sus playas son únicas

Independientemente de lo que quieras de tu viaje playero, en Cuba puedes tenerlo todo ¿Quieres sencillamente tumbarte bajo el sol con una piña colada? ¡Lo tendrás! ¿Quieres pasarla bien en una playa mientras escuchas los últimos éxitos de la música mundial? ¡Lo tendrás! ¿Quieres explorar barreras coralinas impresionantes y conocer la flora y la fauna marina? ¡Lo puedes tener! En Cuba es posible tener el viaje playero que quieres tener porque las opciones sobran.

El archipiélago cubano, debido a la configuración larga y estrecha de su isla principal: Cuba, y a sus numerosos islotes (cayos), presenta en su línea costera más de 200 playas, con diferentes características: largo, ancho de la franja arenosa, origen y color de sus arenas, así como el perfil submarino donde se desarrollan. Actualmente, más de 40 de esas áreas arenosas de sol se explotan para el turismo nacional e internacional.

En la más occidental de las regiones del país, la Península de Guanahacabibes, se destaca la playa Las Tumbas, en un paraje prácticamente deshabitado y virginal, mientras que hacia el oriente, al fondo de la Bahía de Corrientes se abre la internacionalmente conocida playa de María La Gorda, no muy larga, pero con interesantes fondos marinos.

Playa cerca del Hotel Villa Las Brujas
Playa cerca del Hotel Villa Las Brujas. Fuente: Guillaume Baviere / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Entre las más relevantes zonas playeras cubanas figuran también El Salado, en el oeste de la provincia de La Habana y hacia el este de ese territorio las muy conocidas Arroyo Bermejo y Puerto Escondido. Al este de Ciudad de La Habana, se encuentran las Playas del Este o Circuito Azul integrado por Bacuranao, Tarará, El Mégano, Santa María del Mar, Boca Ciega y Guanabo.

En Matanzas, se localiza una de las más largas y hermosas playas del mundo: Varadero, de arenas finísimas, ligeras y aguas transparentes. Cienfuegos exhibe la sureña Rancho Luna. La provincia de Sancti Spíritus cuenta con la bella playa de Ancón, cercana a la ciudad de Trinidad, y Camagüey, con la bellísima Santa Lucía.

Hacia el oriente, al norte de la provincia de Holguín, se abre la internacionalmente conocida Guardalavaca, con excelentes zonas para la exploración submarina. En esa misma porción oriental de la isla, hacia el sur, se encuentra la playa granmense de Marea del Portillo, con sus arenas oscuras. El mismo cordón meridional conduce a la franja arenosa de Siboney, y otras integrantes del Parque de Baconao, en Santiago de Cuba.

Mucho más hacia el este, por esta misma costa, se ubica la histórica playita de Cajobabo, por donde desembarcó el Apóstol de Cuba, José Martí, durante las contiendas independentistas del siglo XIX.

En el municipio especial Isla de la Juventud se destacan la playa de Bibijagua, de arenas muy oscuras y la de Punta del Este, junto al radar meteorológico, en el extremo oriental de esa ínsula.

Playa Pilar
Playa Pilar, visitarla es amar a Cuba. Fuente: JT72 / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

El desarrollo del turismo en Cuba, tiene en la cayería que rodea a la isla un enorme potencial en las virginales playas de esas agrupaciones insulares, como las localizadas en Cayo Largo, en el Archipiélago de Los Canarreos, al sur, y en Cayo Coco, en el Archipiélago Sabana-Camagüey, entre muchas otras.

4 – …Y la comida de Cuba, razón de sobra para amar la Isla

Puede decirse que la base de la comida cubana es la cocina española, ya que aportó infinidad de ingrediente y la forma de prepararlos. Sin embargo, debido a la dificultad de conseguir algunos de los ingredientes de los platos típicos españoles en Cuba, los criollos fueron poco a poco introduciendo nuevos elementos autóctonos de su país.

La cocina cubana también ha sido influenciada por la africana y es que, durante la época de la esclavitud, los cocineros solían ser esclavos. Esta influencia afectó mucho a la forma de preparar los platos y, también, aportó nuevos ingredientes, como por ejemplo el ñame.

Cuba recibió miles de inmigrantes chinos, los cuales aportaron asimismo su granito de arena a la gastronomía cubana. En este caso, el elemento más destacado de sus aportaciones fue la guinda. Todas estas influencias han proporcionado a la cocina cubana una identidad propia, única en el mundo.

Algunas especialidades de la gastronomía cubana:

El Congrí: está compuesto por frijoles colorados, carne de cerdo, chicharrones, tocino y arroz.

Moros y Cristianos: es arroz con frijoles negros estofados.

Lechón: Se sirve asado o frito.

Yuca con mojo: yuca cocinada con una salsa hecha con aceite, ajo, sal, pimienta y limón.

Ajiaco: es una especie de ragú de tasajo y carne salada acompañada con vegetales, maíz, platanos verdes, papas, etc.

Tostones: trozos de plátano verde aplastados y fritos.

Tasajo a la cubana: carne seca y guisada. Se sirve con abundante salsa.

Tamal en cazuela: se trata de un guiso de tamal con salsa bastante condimentada.

Ropa Vieja: Carne de res deshebrada.

La Ropa Vieja es un plato que puedes encontrar en la mayoría de las paladares de Cuba. Fuente: Sarang / Wikimedia.

Las Bebidas en Cuba:

Cuba es el paraíso de los cócteles. Aquí los afamados mojitos, ron collins, daiquirís y piña colada se consumen a diario.

El rey de las bebidas alcohólicas es el ron, una bebida nacional que ha conseguido fama mundial. Existe una gran cantidad de marcas de ron, cada una de ellas incluso tiene diferentes gamas y calidades. La más destacada es Havana Club; pero también están bien valoradas Caribbean Club, Matusalén, Caney, RonV.C., Varadero, Bucanero, Bocoy y Paticruzado.

Los licores de ron y frutas son deliciosos, y en Cuba no solo son utilizados para beber, ya que también se utilizan para condimentar macedonias y ensaladas de frutas. Es importante mencionar que la graduación cubana del alcohol es diferente a la internacional. En la letra pequeña suele poner el equivalente a la europea. Por ejemplo, una bebida de 12 º cubana es equivalente a una 5,5º en España.

El ron de Cuba, otra razón para amar a la isla
El ron de Cuba, otra razón para amar a la isla. Fuente: Pixabay.

Cuba también es famosa por preparar unos excelentes zumos o jugos de frutas tropicales. El jugo de caña, el de guarapo y el agua de coco son los más populares de la isla. En cuanto a refrescos la palma se la lleva Tu-Kola, una especie de Coca-Cola nacional mucho más dulce. Otros refrescos corrientes en la isla son la soda de limón o de naranja “Cachito” y la malta bucanero. El café cubano es realmente espeso y concentrado. Suele servirse en pequeñas cantidades y sin azúcar.

Los sabores que conforman la gastronomía cubana son inolvidables para cualquiera que tenga la oportunidad de conocerlos. Date la oportunidad de probar combinaciones maravillosas y perfectas de dulce y salado, de dulces frutales o de los platos más típicos de cocina isleña ¡Ninguno te decepcionará!

5 – Tienes que amar a Cuba porque te espera siempre de brazos abiertos

Para lo que quieras, bien sea explorar lugares naturales impresionantes, bañarte en sus playas deliciosas o simplemente conocer las historias que sus calles encierran, siempre en Cuba serás bien recibido, porque esa es la vibra de la Isla, un sitio idílico donde puedes pasar unas vacaciones inolvidables.

Los cubanos nacen con sabiduría. No necesitan leer, ¡todo lo saben! No necesitan viajar, ¡todo lo han visto! Son algo así como el pueblo escogido… por ellos mismos. Los cubanos se caracterizan individualmente por su simpatía e inteligencia y en grupos, por su gritería y apasionamiento. Cada uno de ellos lleva en sí la chispa de los genios y los genios no se llevan bien entre sí, de ahí que reunir a los cubanos es fácil, pero unirlos es casi imposible.

La alegría de los cubanos es contagiosa
La alegría de los cubanos es contagiosa. Fuente: Pxhere.

No se les hable de lógica, pues eso implica razonamiento y mesura y los cubanos son hiperbólicos y exagerados. Por ejemplo, invitan a uno a un restaurante a comer, no nos llevan al mejor restaurante del pueblo, sino al mejor restaurante del mundo.

Cuando discuten, no dicen: «No estoy de acuerdo contigo,» sino «¡Estás completamente equivocado!»

Tienen tendencias antropofágicas; así entonces, «¡Se la comió!» es una expresión de admiración, y «Comerse un cable» es señal de una situación crítica. Llamarle a alguien «come mierda» es el insulto más lacerante.

Los cubanos aman tanto la contradicción, que llaman «monstruos» a las mujeres hermosas y ‘bárbaros» a los eruditos. Los cubanos ofrecen soluciones antes de saber el problema. Para ellos nunca hay problema.

Los cubanos te esperan con los brazos abiertos
Los cubanos te esperan con los brazos abiertos. Fuente: Pixabay.

Ellos no entienden por qué los demás no les entienden, cuando sus ideas son tan sencillas y no acaban de entender, por qué la gente no quiere aprender a hablar español como ellos. Ah…los cubanos… No puedes vivir mucho tiempo con ellos, pero es imposible vivir sin ellos.

Ámalos, respétalos y déjalos ser «CUBANOS».

Y tú, ¿Por qué amas Cuba? ¡Cuéntanos!

Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de Recreación y Naturaleza.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba