fbpx
20 lugares a visitar en Santiago de Cuba
Karlderkahle / Wikimedia

20 sitios que debes visitar en Santiago de Cuba

Si llegas a visitar Santiago de Cuba, debes saber que a esta ciudad se la conoce por su tradición y su historia, por la alegría de su gente y su Carnaval. Podríamos decir que una estancia en Cuba no está completa sin caminar estas calles que han visto tanto.


El ritmo de la conga, el son y la trova hacen vibrar a esta ciudad del sur de Cuba, con callejuelas empedradas, casas coloniales y un majestuoso castillo junto al mar que narra la historia de Santiago desde su fundación hace 500 años. El periodo estival es perfecto para viajar a la isla caribeña y visitar las calles coloridas de Santiago de Cuba, disfrutar de sus paisajes y conocer mejor los recovecos de esta ciudad que se balancea al ritmo del Caribe con la mirada de Sierra Maestra siempre tras de sí.

Fundada en el año 1515 por el conquistador español Diego Velázquez, la ciudad mantiene multitud de lugares que recuerdan esa época que cambió el rumbo de la historia de la isla y de muchas otras posteriores cuya importancia se ve reflejada en la huella que dejaron en la arquitectura, el arte y las tradiciones de los Santiagueros.

Además, la ciudad tiene una ubicación privilegiada situada en la Bahía de Santiago de Cuba, que le permitió ser la primera capital del país durante un tiempo. A través de ella, llegaron los primeros esclavos negros a Cuba y, con ellos, sus tradiciones que aún se conservan y que se intentan mantener en lugares que deberás visitar en tu recorrido por Santiago de Cuba.

Religión, contacto con la naturaleza y mucho más

Junto con la bahía, el relieve de la zona da muchas oportunidades de disfrutar de unos paisajes maravillosos mientras se realizan actividades relacionados con el turismo ecológico y de montaña. De esta forma, podrás contemplar el increíble paisaje del mar Caribe desde algunos de los lugares que te sugerimos.

La religión también tiene un lugar importante en la cultura de la isla y es por ese motivo por el que muchos de los edificios más interesantes están relacionados con esta. Si viajas a Santiago de Cuba no puedes dejar de visitar las diferentes iglesias, que constituyen una herencia histórica y arquitectónica para las generaciones futuras.

En los alrededores de Santiago también encontrarás incontables lugares en los que realizar todo tipo de actividades, como senderismo, montañismo, acampadas y otras muchas más que se pueden hacer rodeados de la sobrecogedora belleza que la naturaleza le ha otorgado a los distintos parques nacionales que protegen la zona.

En la provincia también descubrirás encantadoras localidades cerca de la ciudad, como el Cobre, El Oasis y Chivirico, entre una larga lista de poblaciones interesantes; o vive la vibrante noche cubana en las calles de Santiago de Cuba, en lugares míticos como la Calle Heredia, donde la música no deja de sonar en toda la noche.

Castillo San Pedro del Morro

San Pedro del Morro, Santiago de CubaCastillo de San Pedro del Morro Fuente: Adam Jones / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Situada a 10 km. de Santiago, la fortaleza militar Castillo de San Pedro de la Roca, también conocida como “Castillo del Morro”, fue declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad en 1997 por su gran valor histórico y arquitectónico. Antiguamente se le conocía como el Museo de la Piratería. Fue construido en 1638 para la protección de la Bahía de Santiago como una serie de fortificaciones que hoy en día forman la fortaleza más completa y mejor conservada de la arquitectura militar del siglo XVII.

Recorre el impresionante castillo y descubre las increíbles vistas que se observan desde el promontorio rocoso conocido como el Morro en el que está construido. Se puede visitar el Museo Castillo del Morro San Pedro de la Roca en el interior del edificio principal en el que se puede contemplar un gran número de armas blancas, armas de fuego y objetos históricos junto a documentos de interés.

La Gran Piedra

La Gran Piedra es un lugar ideal para visitar muy cerca de Santiago de Cuba
La Gran Piedra es un lugar ideal para visitar muy cerca de Santiago de Cuba. Fuente: Sigi Knoll / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Con cerca de 63000 toneladas de peso, la roca que se encuentra sobre la cima de una montaña de ambiente fresco y de exuberante vegetación, da cobijo a numerosos lugares de interés como el Jardín Botánico, el Cafetal de La Isabelica y el Prado de las Esculturas. El ascenso a la cúspide de la Gran Piedra se realiza a través de 452 peldaños, donde el visitante se enfrenta a la aventura rodeado de una abundante vegetación de helechos, orquídeas y otras especies que habitan en la zona. A esto se añade una fauna con 926 especies donde destaca el tocororo, ave nacional cubana.

La roca es también apreciada como un mirador natural de condiciones únicas, pues ofrece la vista de uno de los paisajes de mayor belleza en el territorio. Para el ocio están disponibles las capacidades del Hotel Gran Piedra, repartidas en 17 cabañas y cinco bungalós, donde los amantes del turismo de naturaleza disfrutan de programas de senderismo, montañismo, el cicloturismo y la contemplación de la flora y fauna, entre otras opciones.

Valle de la Prehistoria

Uno de los dinosaurios del parque
Uno de los dinosaurios del parque Baconao. Fuente: Pikist.

El Valle de la Prehistoria es uno de los principales atractivos que tiene el parque Baconao de Santiago de Cuba, y aquí están representados en piedra especímenes de la era jurásica, la paleolítica y mesolítica. Se encontrarán, así mismo, animales como son los mamuts, pterodáctilos, tigres dientes de sable y muchos más, y también se verán esculturas de los nuestros antecedentes como lo son el Homo Erectus o el cromañón, en un parque de cerca de 11 hectáreas. Cuenta con una cafetería al aire libre donde poder descansar y tomarse un refrigerio.

Es un lugar de ensueño para el visitante, puesto que vera paisajes muy bellos, todo el valle está rodeado de naturaleza, de montañas, hay lagunas, y aunque estas sean artificiales, son muy hermosas.

Santuario de Nuestra Señora de la Caridad del Cobre

Nuestra Señora de la Caridad del Cobre. Fuente: Z. Thomas / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

El Cobre es una localidad nacida de la mina de cobre que le dio el nombre y que ya era explotada en la época precolombina. Situado a 20 km al noroeste de Santiago de Cuba, el pueblo minero es atravesado por el río que lleva su mismo nombre, y es destino de numerosas romerías gracias a que alberga, en su santuario, a la Virgen de la Caridad, comúnmente conocida como Cachita.

Podrás visitar a la virgen en la basílica de Nuestra Señora del Cobre, en lo alto de un cerro en la parte norte del pueblo, y muy cerca de ella, encontrarás el Monumento al Cimarrón, en una mezcla de religiosidad cristiana y paganismo. Más adelante, hacia el oeste, por la misma carretera por la que se llega desde Santiago de Cuba, podrás llegar al hotel El Saltón, en el municipio del Tercer Frente.

Pico Turquino

Sierra Maestra – Parque Nacional Turquino. Fuente: Anagoria / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

En el mayor y más emblemático macizo montañoso de la isla de Cuba, la Sierra Maestra, se encuentra la más desafiante altura del país, el Pico Real del Turquino, la cima más alta de la isla con 1974 metros sobre el nivel del mar, elevación que forma parte del patrimonio natural e histórico del país.

Durante el ascenso a este pico se encuentran bellos paisajes y una riquísima historia. Se disfruta de la exuberante flora y fauna de la sierra, con muchas especies endémicas de este macizo montañoso. En la cima del Pico Turquino se encuentra un busto de José Martí que colocó Celia Sánchez Manduley, obra de la escultora Jilma Madera.

Museo del Carnaval

El carnaval es una tradición muy importante en Santiago de Cuba. Fuente:  DnTrotaMundos / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Inaugurado en el año 1983, el Museo El Carnaval se creó con la intención de conservar las tradiciones y recuerdos de los carnavales de la ciudad de Santiago de Cuba. El museo está dividido en tres temas distintos, que son el Carnaval en la Colonia, en la República Mediatizada y la Revolución. Podrás ver muchos objetos que a través de las salas del museo te contarán la historia del Carnaval a lo largo de los siglos.

Observa las maquetas de carrozas que se exponen en el museo junto a trofeos, pendones, vestidos, capas y adornos de calle. Además, puedes ver una colección de instrumentos musicales que usan las agrupaciones que actúan en las fiestas. Contempla, entre otros, la tumba francesa, el cabildo carabalí o la conga santiaguera, y pasa al precioso patio donde se recrean las tradiciones folclóricas regionales y nacionales.

Cayo Granma

Cayo Granma. Fuente: Yulka-lucia / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

El cayo Granma es un pequeño islote ubicado en la entrada de la bahía de Santiago y habitado por unas pocas familias que se dedican, fundamentalmente, a la pesca y que viven en curiosas casas típicas cubanas, algunas directamente sobre el agua. En el cayo, la iglesia de San Rafael se levanta como un pequeño edificio blanco que contempla la entrada del mar en la bahía desde la parte más alta de la pequeña isla cuya costa se podría recorrer andando en sólo 15 minutos.

Casa de la Trova

Casa de la Trova Cubana. Fuente: DnTrotaMundos / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

La Casa de la Trova es el lugar de reunión de los amantes de la música cubana cada sábado por la noche cuando la vibrante vida nocturna cubana llena de gente y de diversión la calle Heredia y sus alrededores desde hace más de 50 años.

Dentro del local, podrás ser testigo de las maravillosas actuaciones en directo de los mejores artistas cubanos, y gozar de una noche de baile y ritmos latinos. Los músicos nacionales más conocidos realizan conciertos en el patio y en una sala de conciertos cuyas paredes muestran multitud de fotografías de artistas famosos.

Cementerio de Santa Ifigenia

Cementerio de Santa Ifigenia. Fuente:  Escla / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

Inaugurado en febrero de 1868, este fue el tercer camposanto oficialmente utilizado en Cuba, luego de los de Cementerio de Espada y Cementerio de Colón, causa por la que buena parte de la historia pasada y presente de esta ciudad caribeña se encuentra en la quietud y el silencio de más de sus ocho mil tumbas y otras construcciones luctuosas. El sitio es Monumento Nacional desde 1979, por el rico arsenal histórico, arquitectónico y cultural que atesora.

El Cementerio Santa Ifigenia no sólo guarda historia, sino monumentalidad y fastuosidad, en verdaderas obras de arte de granito, mármol y otros componentes que hacen de este, un lugar obligado de referencia para el visitante. En el cementerio se encuentra el Mausoleo a José Martí dedicado al Héroe Nacional de Cuba, y apóstol de la independencia de Cuba José Martí, donde descansan sus cenizas, sobre un puñado de tierra de cada país de América.

Parque Céspedes

Parque Céspedes, Santiago de Cuba. Fuente: Karlderkahle / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

El Parque Céspedes es la plaza principal de Santiago de Cuba, y, como tal, bulle de vida y alegría desde la mañana hasta la noche, aunque aumenta progresivamente de actividad a medida que oscurece. En él se llevan a cabo iniciativas de todo tipo, principalmente culturales en las que participan un buen número de personas.

Una actividad muy atractiva y que congrega a un público numeroso es la ejecución del tradicional danzón. Está rodeado por algunas de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad: el Poder Popular Municipal (antiguo ayuntamiento), la Casa de Diego Velázquez, la Catedral, el antiguo Club San Carlos y el Hotel Casa Granda, mostrando en su arquitectura los estilos colonial, ecléctico, racionalista y neocolonial moderno.

Catedral de Santiago de Cuba

Catedral de Nuestra Señora de la Asuncion. Fuente: Maxim Nedashkovskiy / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

Destruida por las llamas en varias ocasiones; codiciada por corsarios y piratas; víctima de terremotos y azotada por los huracanes, se erige la Catedral de esta urbe cubana como uno de los lugares más bellos y antiguos de la ciudad de Santiago de Cuba.

Alberga el Museo Arquidiocesano Monseñor Enrique Pérez Serantes, único museo de arte religioso en Cuba. Considerada una joya de la arquitectura de Santiago de Cuba, no siempre mostró la fachada con la que hoy cuenta. Y ello se debe a que a lo largo de sus casi 500 años de existencia, ha sido reconstruida en cuatro ocasiones distintas.

En 1813, después de varias reconstrucciones causadas por incendios, terremotos y ataques de piratas, se concluyen las obras de la cuarta y última catedral, a la cual se concede, en 1882 el título de Basílica Menor. El 16 de enero de 1958 se declara Monumento Nacional.

Parque Subacuático Batalla Naval

Playa de Siboney. Fuente: DnTrotaMundos / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

El Parque Arqueológico Patrimonio Cultural Subacuático Batalla Naval de Santiago de Cuba está conformado por siete sitios arqueológicos (Playa Siboney, Las Cuatro Bocas, Playa Mar Verde, Rancho Cruz – Buey Cabón, Ensenada de Juan González, Aserradero y Playa La Mula), donde yacen los pecios de cinco buques españoles y dos norteamericanos vinculados al desembarco y el conflicto naval.

En los diferentes yacimientos existen evidencias físicas pertenecientes a los buques: mástiles, restos de las jarcias de las arboladuras, herrajes, partes de los emplazamientos de la artillería, proyectiles de grueso y mediano calibre, fusilerías, balaustres y mecanismos del sistema de propulsión, así como otras evidencias aisladas.

En el Parque Arqueológico Patrimonio Cultural Subacuático Batalla Naval de Santiago de Cuba existen numerosos restos arqueológicos, dispersos sobre el fondo marino con el que se han fusionado, donde reposan desde hace más de un siglo de actividad biológica, creando ecosistemas estables para la flora y la fauna marina que los habita.

Museo del Ron de Santiago de Cuba

El ron cubano tiene su museo en Santiago. Fuente: DnTrotaMundos / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

El museo se aloja en una casa en la que vivieron dos personalidades conocidas cubanas. El primero fue Kindelán Muzo, uno de los gobernadores de la ciudad en el año 1889 que construyó el local como residencia propia. Más adelante, el tesorero de la antigua compañía de bebidas y licores Bacardí, Mariano Gómez, también residió en la casa en la que hoy se encuentra el museo. Además de los objetos relacionados con el ron, encontramos diversas piezas interesantes características de la casa como vivienda más que como museo. De esta forma, podrás contemplar, entre otras cosas, lámparas cocuyeras y vitrinas vajilleras.

Escaleras de la Calle Padre Pico

Escalinata de la Calle Padre Pico. Fuente: Daniel López García / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Este rincón recuerda la clásica imagen de una ciudad caribeña, y es que estas escaleras son toda una postal. Las coloridas escalinatas y muros descienden hasta la ciudad de Santiago de Cuba, junto con edificios coloniales a ambos lados, en diferentes estados de conservación. Deambular, subir, bajar y sentarse durante un rato en estas escaleras permite saborear Cuba de cerca. De sus portales, se oyen risas, música y alguna que otra discusión con pasión cubana. Asere, ¡por aquí hay que pasar!

Plaza de la Revolución “Mayor General Antonio Maceo”

Plaza de la Revolución, Santiago de Cuba. Fuente: William John Gauthier / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Finalizada en 1991, se ha convertido en uno de los sitios más importantes y simbólicos de la ciudad de Santiago de Cuba. Cuenta con 53000 metros cuadrados y alberga la estatua más alta del país, de 16 metros de altura, en honor a la figura de Antonio Maceo y Grajales, a la que acompañan 23 machetes que representan la fecha del 23 de Marzo de 1878 cuando se reanudó la lucha independentista tras la protesta de Baraguá.

Este espacio posee una alta carga simbólica, en él se encuentra la llama que representa el espíritu de rebeldía demostrado por Maceo en Baraguá y que resume las características de los cubanos. La llama cobra fuerza expresiva al verse reflejada en el agua, dando la sensación de constante movimiento.

El Saltón

Cascada El Saltón. Fuente: Magdiel Rodríguez Granado / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Situado en medio de la Sierra, El Saltón es un salto de agua rodeado de helechos y orquídeas salvajes, forma un paraje de excepcional belleza y tranquilidad, ideal para disfrutar de un momento de relax. Explorar las plantaciones de café que rodean este salto de agua también es muy recomendable así como visitar los amables lugareños que sin ningún reparo muestran sus casas y ofrecen refrigerio a los visitantes.

Plaza de Dolores

Iglesia Nuestra Señora de los Dolores, frente a laplaza. Fuente: Maesi64 / Wikimedia.

Al este del parque Céspedes se encuentra la agradable plaza de Dolores, un antiguo mercado actualmente dominado por la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, recuperada tras el incendio de la década de los 70 para convertirse en sala de conciertos y sede de la Sinfónica de Oriente.

Hay muchos restaurantes y cafeterías alrededor de la plaza, así como tiendas oficiales de artesanía. Una calle más atrás está el Museo Municipal Emilio Bacardí Moreau, fundado en 1899 por el que fuera magnate del ron, héroe de guerra y alcalde de la ciudad, con el estilo más ecléctico de Cuba. La colección, construida pieza a pieza por Bacardí, incluye numerosos ejemplos de costumbrismo español y la única momia egipcia de la Isla.

Parque Histórico de San Juan y Árbol de la Paz

Loma San Juan. Fuente: Christian Pirkl / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

Es un parque muy agradable con frondosos árboles. En un rincón protegido por unos árboles está el lugar donde en 1898 se firmó la capitulación y final de la Guerra de España con Cuba. En esta guerra Cuba ganó su independencia. Al oeste del parque se encuentra la Loma de San Juan. Allí hubo el episodio más cruento de la Guerra Hispano-Cubana-Norteamericana. 

En este hermoso parque de Santiago de Cuba se puede visitar la escultura al Mambí Victorioso. Tambien las dedicadas al Soldado Norteamericano Desconocido y al Soldado Español. Todas están rodeadas de una serie de cañones y objetos de artillería que ambientan el lugar. Además, muy cerca de la loma, una Ceiba apodada el «Árbol de la Paz» fue testigo de la capitulación de la ciudad. Sin embargo hoy en día sólo queda el tronco de este histórico árbol. Este cayó pocos meses después del centenario de la batalla.

Plaza de Marte

Plaza de Marte. Fuente: Nurzumspass CC3 / Wikimedia (CC BY SA 3.0).

Se encuentra ubicada en Santiago de Cuba. Es uno de los sitios preferidos para refrescar el espíritu, tanto por santiagueros como por quienes visitan la calurosa ciudad. Se ubica en uno de los puntos más populosos y altos de la urbe. Ocupa unos cinco mil metros cuadrados, donde se hallan concurridas calles como la legendaria Enramada.

En los extremos norte y sur de la plaza hay dos grandes áreas de pérgolas. Allí sobrepasan del piso del parque dos enormes plataformas de granito pulido, formando semicírculos. Tienen accesos a las áreas exteriores. Seis jardines, entre las sendas de entradas y salidas de la plaza, armonizan con las áreas abiertas interiores. En su centro se levanta la solemne columna de la Libertad. Un gorro frigio la corona, protegida por cuatro inmensos cañones de bronce.

Balcón de Velázquez

Balcón de Velásquez. Fuente: Karlderkahle / Wikimedia (CC BY SA 4.0).

Construido en el siglo XVI, el Balcón de Velázquez tenía como función principal la observación del tráfico por mar. Así se evitaban los ataques por sorpresa de los piratas y corsarios. El lugar es un bonito destino para una visita a la ciudad de Santiago de Cuba. Esto es debido a las hermosas vistas que se pueden contemplar desde el mirador del Balcón de Velázquez. Sólo algunos muros son los originales de la edificación. Sin embargo, la instalación actual los ha integrado y el efecto es igualmente enriquecedor.

En la actualidad, la ciudad realiza diversas actividades artísticas y culturales en este lugar. Así, podrás asistir a obras de teatro, actuaciones musicales o, incluso, a algún desfile de modas en este emblemático espacio.

Save

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: EcuRed / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba