fbpx
El Saltón, un lugar que conmueve al que lo visita
Magdiel Rodríguez G.

El Saltón, uno de los sitios de Cuba que conmueve a quienes lo visitan

Este es uno de los sitios en Cuba, para pasar un momento de forma muy activa. Aquí se esconden leyendas y muchas historias relacionadas con las guerras libertarias. Es El Saltón, en el municipio Contramaestre, cerca de Santiago de Cuba.


Un paradisíaco lugar que está rodeado de una belleza propia y de gran particularidad, propicio para crear bastantes historias de aventura. Los visitantes que acuden a este sitio, entre ellos muchos extranjeros dicen sentirse bastantes conmovidos por el lugar.

Se trata del sitio conocido como “El Saltón” en Cuba, que aparte de las bellezas naturales que lo rodean, existe también una caída de agua de una altura como de 30 metros, que centra todas las actividades del lugar. Para disfrutar de una tranquilidad y de un sitio interesante, este es el lugar en Cuba.

En el sitio existe un complejo hotelero, Hotel Horizontes Villa El Saltón, que alberga en la mayoría de los casos a extranjeros de muchas partes del mundo: alemanes, italianos, españoles, estadounidenses, suizos y de otros países.

Estando allí conocen algunas de las costumbres cubanas, como por ejemplo asar un cerdo con una púa de madera.

Asando lechón en El Saltón
Asando lechón en El Saltón. Fuente: Arcade / Wikimedia.

Actividades en El Saltón

Caminatas, baños, excursiones y otros; son muchas de las actividades que se pueden realizar en este lugar de Cuba.

La cascada de El Saltón sirve de escenario para darse un buen baño en este salto de agua.

Desde la zona del hotel se tienden a organizar recorridos, entre ellos el conocido como la ruta de los campesinos. Algunos de estos recorridos tienen una duración de dos o más horas, y con empinadas cuestas en algunos casos.

Ruta de los campesinos a El Saltón
Ruta de los campesinos, camino a El Saltón. Fuente: Pxhere.

Aquí se puede apreciar completamente la vida rural de un cubano. Cercanos también a este sito de encuentran algunos puntos que hablan de la historia de la época de la independencia de Cuba.

Este es uno de los sitios de Cuba, en donde los visitantes dicen sentirse conmovidos, por su cultura, sus paisajes, sus bellezas naturales y la vida de su gente. Además, es una zona propicia para el descanso, vinculándolo a la naturaleza.

Por tanto, no es extraño que los turistas visiten lugares apartados, de belleza especial, como El Saltón, que tienen visitantes fijos, y estén inscritos de manera particular en el mapa recreativo del archipiélago.

De ahí que el oriente cubano cada año atraiga a más extranjeros interesados en obtener vacaciones de cara a la naturaleza y poder apreciar sitios de mil paisajes, muy bien conservados, como hacen los canadienses y europeos.

Así, muchos de los primeros se dirigen a rincones apartados de la geografía cubana, como este lugar llamado, no por gusto, El Saltón, en medio de un conservado entorno natural de la Sierra Maestra.

El mejor camino

Entre la belleza del paisaje y de una caída de agua de 30 metros, aparece el hospedaje de 25 habitaciones. Encajado en la exuberancia de la Sierra, territorio de la porción más oriental del país.

El establecimiento se inauguró el 13 de agosto de 1991 para darle continuidad a la tradición de los campesinos de la zona, que disfrutan sus descansos junto a la cascada, en familia.

Un refrescante baño en la cascada. Fuente: Pxhere.

En la actualidad, la belleza indiscutible del paisaje se combina con las cabañas y los pasos, abiertos para viajeros que busquen tranquilidad y compartir su tiempo con la naturaleza mejor conservada.

Operado por el grupo hotelero local Cubanacán, allí pernoctan alemanes, holandeses, suizos e italianos, quienes logran identificar tradiciones como el cerdo asado en púa de madera, elaborado cerca de la cascada.

Desde el hotel se pueden organizar recorridos, aprovechando las rutas de los campesinos, que las transitan en plan de faena, tanto a pie como sobre sus bestias de carga.

Uno de esos recorridos incluye poco más de dos horas de camino entre la serranía, un trayecto que, pese a contar 1,5 kilómetros de distancia, parece mayor por lo empinada de la cuesta.

Se encuentra en el mismo corazón de una de las sierras más emblemáticas de Cuba, en este caso con accesos por los poblados de Maffo y Cruce de los Baños, donde se pude apreciar también la vida rural cubana.

Zona de cafetales, permite a los viajeros la observación de aves y viajar sobre caballos, siempre bajo la orientación de guías que conocen muy bien esos parajes, por haber nacido en ellos.

Tres piscinas naturales esperan al visitante, aunque sendero adentro se revela también la belleza perfecta de los ríos.

En las rutas para turistas se incluyen las visitas a campesinos de la zona, para probar la manera local de preparar el café, por lo general negro y en tazas pequeñas.

Al río que atraviesa tal parte de la Sierra lo nombran ‘Fille’, una pronunciación que intenta ser francesa, debido a la huella plantada por cafeteros galos asentados allí en el pasado.

Un alojamiento muy visitado

El hotel recibe cerca de tres mil visitantes por año, fundamentalmente entre noviembre y abril, aunque con el conocimiento del lugar en el mundo, muchos viajeros llegan en julio y agosto, los meses más calurosos.

Café, frutales, cocina típica, de conjunto con la cultura creole o criolla dejada por franceses y haitianos, complementan una visión caribeña desconocida por los europeos, muchos de los cuales regresan cada año.

Cercanos al lugar se encuentran sitios históricos que recuerdan las guerras cubanas. Como ejemplo el Mausoleo a los Mártires del III Frente, la guerrilla que logró el triunfo, en 1959, de la Revolución Cubana. También está el Mausoleo a Carlos Manuel de Céspedes, a 25 kilómetros, para honrar al impulsor de la primera República en Armas.

Precisamente, el 10 de octubre de 1868, Céspedes, conocido como el Padre de la Patria, otorgó la libertad a sus esclavos africanos. Con ello inició la guerra por la independencia contra el colonialismo español.

Cada viajero se lleva al partir una página diferente, con la visión y la espiritualidad aportadas por un sitio muy verde, donde la naturaleza puso su sello para realzar el canto de los pájaros y el rumor de los ríos.

El Saltón ha transitado de sitio destinado al descanso a verdadero paraíso del turismo de naturaleza. Funde la perfección del entorno con la invitación a regresar.

Cascada El Saltón. Fuente: Magdiel Rodríguez Granado (CC BY-SA 3.0).

Hotel Horizontes Villa El Saltón

Ubicado en el corazón de la Sierra Maestra, mayor grupo montañoso de la isla de Cuba (248 km2) y el más emblemático; en este natural paraje se encuentra una instalación singular, el hotel Horizontes Villa El Saltón, donde lo cubano se vive a plenitud.

Esta instalación cuenta con 25 habitaciones de categoría tres estrellas, rodeada de un conservado entorno natural. Allí abundan los árboles frutales y diferentes especies de la flora y fauna de Cuba. La distinguen atributos que hacen de este un lugar de recomendad visita para todos aquellos que llegan hasta la tierra santiaguera.

Además de su bella cascada, con más de 25 metros de altura y las cristalinas y frescas aguas de su río, otro atributo que distingue a esta instalación es el trato amable, cordial, sano y espontáneo de sus trabajadores. Ellos son campesinos de la zona, que hacen de la hospitalidad la marca de la casa. Así  el visitante se siente como en su hogar.

Pero si la hospitalidad distingue a esta instalación, su cocina no es menos, y se suma a este compendio de virtudes. El sabor de la cocina cubana y oriental se disfruta como en ningún otro lugar. Ya sean sus jugos, hechos de frutas que cultivan allí mismo, su exquisito asado y sus postres, satisfacen a los gustos más exigentes. Aquí lo cubano y lo natural se funden en una exquisita hermandad.

A los atractivos mencionados, se le incluye además las caminatas por senderos. Allí el visitante observará la flora y fauna del lugar, rica en especies maderables, frutales y diferentes especies de aves.

La experiencia de la vida del campo

También podrá conocer del cultivo del Café y del modo de vida del campesinado local. Siempre acompañado de un carismático y especializado guía en temas de naturaleza.

Otros servicios no incluidos de los que se podrá disfrutar son los paseos a caballos y masajes.

Para ratos de esparcimiento y paz nada como disfrutar de un baño en su cascada o la piscina natural al pie del salto de agua. Simplemente sentarse a disfrutar del sonido del viento, el canto de las aves y del salpicar del agua al caer sobre las piedras en el lecho del rio.

Para los amantes de la naturaleza, los que prefieren el aire puro o simplemente descansar en un sitio apacible y tranquilo, este es el lugar ideal para pasar días inolvidables con verdadero sabor natural.

Belleza, naturaleza, historia, costumbres y tradición en un sitio de Cuba.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección Recreación y Naturaleza.

Escrito por | Redacción

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba