fbpx
La Alameda de Paula
Yoel Díaz / Wikimedia

Ven a Cuba y no dejes de pasear por la Alameda de Paula

La Alameda de Paula es uno de esos pedacitos de historia que te acogerán en La Habana, y no olvidarás por mucho tiempo. Su estructura colosal fue construida en 1777, por el arquitecto Antonio Fernández de Trebejos. Lo hizo por una orden del Capitán General Felipe de Fondesviela, Marqués de la Torre, procedente de la corte de Carlos III.


Está influenciada por la Ilustración francesa. El proyecto, que te invita a sentarte y degustar de la brisa marítima en la bahía de La Habana, fue el primero de este tipo en la era colonial. 

Definitivamente, entre la gran cantidad de paseos que puedes hacer en el malecón de la capital cubana, resalta la Alameda de Paula.

Historia de la Alameda de Paula

En su etapa inicial, por allá en el siglo XVIII, la Alameda tenía una estructura parecida a un terraplén, con dos hileras de álamos y bancos. El nombre de «Paula», proviene de la iglesia cercana consagrada a San Francisco de Paula.

La Alameda de Paula en 1840
La Alameda de Paula en 1840, por Frédéric Mialhe.

El paseo marítimo se ubicó en el lugar que era llamado el Rincón, basurero de la ciudad, frente a la Bahía de La Habana. Entre 1803 y 1805 se llevaron a cabo algunas trasformaciones, las que incluyeron una fuente, pavimento y asientos. En el año 1841, se ampliaron las escaleras de acceso y se colocaron varias farolas para la iluminación nocturna.

La fuente con una columna de mármol blanco, esculpida en el norte de Italia, todavía se puede ver allí. En cada una de sus cuatro caras están representadas cabezas de leones de cuyas bocas descienden hilos de agua.

Asimismo, a su lado se construyó el Teatro Principal «El Coliseo» y hoteles como el Armadores de Santander. Este se conserva aún en nuestros días. Lamentablemente, el teatro Coliseo fue destruido.

La alameda, de hecho, se consideraba como una especie de «balcón marítimo». Esta limitaba con los muros que circundaban la Villa de San Cristóbal de La Habana.

Iglesia de San Francisco de Paula
Iglesia de San Francisco de Paula. Fuente: Lezumbalaberenjena / Flickr (CC BY-SA 2.0).

En la actualidad…

Hoy por hoy, la Alameda de Paula ha sido rejuvenecida por la Oficina del Historiador de la ciudad, después que la UNESCO declarara a La Habana Vieja como Patrimonio de la Humanidad. Cuando pasó esto, convirtieron en prioridad embellecer el espacio junto a las edificaciones portuarias de los alrededores y otros inmuebles de gran valor, como la propia Iglesia de San Francisco de Paula.

Paralela a sus bancos, también se encuentra el Paseo Marítimo Flotante, un sitio especial que acoge a enamorados, poetas, románticos y caminantes amantes del paisaje habanero.

Debido a esto, se ha convertido en un gran espacio social y cultural de la Mayor de las Antillas.

La Alameda de Paula es un gran lugar para dar un paseo.
La Alameda de Paula es un gran lugar para dar un paseo. Fuente: Yoel Díaz / Wikimedia.

La intervención en la Alameda e iglesia de Paula reviste una gran importancia urbana pues se inscribe en el plan de rehabilitación de toda la Avenida del Puerto, partiendo desde la Plaza de San Francisco. Esto forma parte del nuevo carácter sociocultural que han adquirido dichos espacios como componentes del Centro Histórico.

Si das un paseo viniendo por la Alameda, se puede llegar fácilmente a la antigua iglesia a través de una explanada que, además de favorecer con su diseño la circulación vial en ese entorno, constituye en sí misma un espacio público con patrimonios de uso sociocultural, como es la preservación de un sitio arqueológico donde se develan los cimientos de la sacristía.

En la Alameda de Paula hay muchas actividades por hacer y cosas que que ver. Además, se adapta a todas las edades. Por ejemplo, se puede ir al mercado de los Almacenes San José si desea adquirir algunos recuerdos, arte, o piezas de artesanía. Asimismo, puede visitar  la cervecería del Antiguo Almacén de la Madera y el Tabaco o atravesar la bahía en la famosa Lanchita de Regla.

Vale acotar que Iglesia de Paula funciona también como sede del grupo Ars Longa y del Festival Internacional de Música Antigua. Allí se realizan presentaciones que son altamente apreciadas por el publico y le dan un toque de realce a este increíble lugar.

Paseo por la Alameda
Paseo por la Alameda. Fuente: Lezumbalaberenjena / Flickr (CC BY-SA 2.0).

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección Recreación y Naturaleza.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: OnlineTours / EcuRed / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba