fbpx

Origen e historia de Liborio, el personaje del imaginario popular que representa al pueblo de Cuba

Liborio, como ningún otro personaje del imaginario popular representa al pueblo de Cuba. Es para los cubanos lo que es Juan para los españoles, John Bull para los ingleses, Asterix para los franceses o el tío Sam para las norteamericanos.


Algunos consideran que el posible origen de Liborio se encuentra en las Aventuras de un mayoral de Juan Jiménez. Este personaje tan querido por los cubanos tiene una larga tradición en el humorismo y la caricatura política, ya que ha personificado y simbolizado a la nación cubana en todos los desafíos que le ha tocado afrontar en su historia.

De alguna forma, y sin la anuencia del Vaticano, Liborio ha sido canonizado por los cubanos y aparece entre los toponímicos de santos en Cuba. No obstante no ha sido posible reconocer por las autoridades eclesiásticas el origen de San Liborio, registrado por Antonio Núñez Jiménez en su obra El Archipiélago, que lo ubica en alguna zona intrincada de la provincia de Camagüey.

Liborio

Otros, sin embargo, consideran que Liborio no es tan representativo del sentir popular, pues fue utilizado por la sátira política a partir de 1902 con posiciones partidistas muy bien definidas que lo convirtieron en el representante de una parte del pueblo de Cuba, pero no de todo el pueblo de Cuba.

Expresan estos señores que Liborio no es más que una copia al carbón del Guajiro de Landaluce que realizó Ricardo de la Torriente para transmitir su mensaje político y que no pasaba de ser un personaje sumiso y llorón lo que daba muy mala fama a los cubanos.

Sin embargo, este es el Liborio que le gustó a la gente y el que se ganó el sentir popular del pueblo cubano. Prueba de eso es que años después, durante el gobierno de Gerardo Machado, apareció un Liborio sin patillas, valiente y emprendedor y no le gusto a nadie… Nada, que así de incomprensibles son los cubanos.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba