Nombres Propios: de humor, picardía y dicharachos

Nombres Propios: de humor, picardía y dicharachos

Los cubanos tenemos nuestro lenguaje peculiar mezclados con un sinfín de códigos que la mayoría no comprenden. Un ejemplo de lo anterior, es la costumbre de adjudicarle a los nombres propios situaciones de humor y picardía, los cuales contienen mucha jarana y doble sentido.

A continuación les dejamos ejemplos de nombres propios que se utilizan para brindarle significado a situaciones en la vida de cada cubano:

Manuela: Este nombre es sinónimo de la masturbación masculina (y femenina también por qué no…..)

Lázara (pastroza): Dígase de personas sucias y vestidas incorrectamente.

Gustavo: Cuando la situación es por gusto o no vale la pena prestarle atención (chama esto es por Gustavo)

Gilberto: Con dificultades para realizar o entender algo. Sinónimo de ingenuo, bobo o tonto cuando se utiliza en aumentativo (estás hecho un Gilbertón)

Lisandro: Nombre propio que los oriundos de la Isla no queremos escuchar ni asociar en ninguna conversación, ya que se encuentra ligado a no tener respaldo monetario, estar en banca rota o sin un peso (No me digas nada cielo que estoy Lizandro)

Encarnación: Situación en la que la otra persona utiliza todas sus energías para causarte molestias, disgustos o cuando un exnovio no quiere entender que la relación acabó (refréscame pipo que yo me llamo Tania no Encarnación)

Elvira: Nombre utilizado por todos los que se consideren buenos cubanos, para definir premura en el momento de realizar una devolución de algo que se ofreció en préstamo (tu sabes que se llama Elvira y con apellido Veloz)

Yoni: Se aplica en general al uso repetido en días consecutivos de prendas de vestir. También aplica en comentar entre balcones el mismo chisme (ese(a) anda como Yoni….Yoni me lo quito, Yoni me lo cambio, etc, etc)

Elvis: Cuando se quiere establecer una conversación en forma de “clave morse” para que la persona presente que tiene los ojos extraviados no se dé por aludida (Como habla Elvis{co})

Adela: Cuando estás al borde de perder los estribos y no quieres usa la palabra del órgano reproductivo masculino….(estás a punto de que te mande pa’ casa d’ Adela)(casa e’ la pin..)

Escrito por: Redacción - LD, usando información de: TodoCuba.
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba