La historia del primer hotel de lujo en Cuba, Hotel Riviera

El Riviera de La Habana fue en su momento el mejor hotel de lujo del país. Su extraordinaria ubicación cerca del malecón capitalino lo convierte en uno de los preferidos por los visitantes extranjeros, sobre todo porque conserva como pocos el clásico estilo de los años 50.

Hotel Riviera. Ubicado en Calle Paseo y Malecón, Vedado, frente al Malecón habanero. Con un servicio cuatro estrellas, 20 pisos y 352 habitaciones, posee una de las mejores vistas de los hoteles de La Habana. El Hotel pertenece al Grupo Hotelero Gran Caribe S.A. Está actualmente declarado como Monumento Nacional.

Orgullosamente erguido justo frente al famoso Malecón de La Habana, en El Vedado, este hotel está cerca de los barrios La Habana Vieja y Miramar. Su ubicación anima a realizar largos paseos por El Malecón o a través de las sombreadas calles de El Vedado.

Las tierras donde hoy se encuentra en el barrio de El Vedado pertenecían a un área inhóspita, necesarias de ser defendidas en épocas de la colonización española, en una inicial urbe San Cristóbal de La Habana (1519).

Compay Segundo, desde su abuela hasta el Buena Vista Social Club

Leyes ibéricas prohibían abrir camino en la rivera y a esos terrenos se les comenzó a llamar “Vedados”, de ahí el nombre del vecindario.

A fines de los años 50 del pasado siglo, el mafioso estadounidense Mayer Lansky establece su comandancia en La Habana, luego de una serie de alianzas en Las Vegas y crea la compañía Riviera de Cuba S.A., con la aprobación de un hotel estilo horizontal con una torre de 18 plantas en Paseo No.1 y Malecón.

El Hotel Riviera cuenta con una privilegiada vista del malecón habanero

Los planos originales y el proyecto del hotel fueron creados en Estados Unidos por la compañía Fedelman Construction Corporation y por el Arquitecto Facultativo en Cuba Manuel Carrera Machado.

Su construcción se inició en 1956, por el proyecto de Obras de la Construcción Corporation S.A.(POCSA) integrada por Charlie Bacón, Arthur Fedelman, Bartolomé Bastard. La decoración estuvo a cargo de Albert Carvin and Company y del arquitecto Igor Polevitsky de ‘Polevitsky and Johnson’.

Por demás, el hotel fue bautizado con el nombre de Riviera en recordación a la famosa Riviera Francesa.

La construcción del edificio estuvo a cargo del gánster Meyer Lansky y del entonces presidente cubano Fulgencio Batista, con quien mantenía negocios.

Ambos debieron marcharse de Cuba dejando atrás todos sus sueños de fortuna. El Riviera era, por ese entonces, el centro de la mafia y los juegos de azar en La Habana.

Según refieren investigaciones arquitectónicas, la curiosa estructura esférica al lado del edificio principal, pintado en colores vibrantes, fue una vez un casino, acústicamente diseñado para que el sonido de las fichas y las máquinas tragaperras se escuchara en el hotel y sedujera a los clientes al juego.

Inaugurado el 10 de diciembre de 1957, con una revista musical presentada en el Cabaret Copa Room con Ginger Rogers y junto a ella estuvieron los comediantes Abbot y Maurice Costello y el cantante Vic Damonte, bajo la dirección de Jack Cole.

El 24 de diciembre de 1957 se anuncia el debut en el Copa Room de Jean Fenn, soprano de la Metropolitan Operan House y una revista musical.

Arquitectura

El hotel es un notable ejemplo de la arquitectura racionalista del Movimiento Moderno en Cuba y se encuentra inventariado con Grado de Protección I. El inmueble se inserta armónicamente en una zona urbana de altos valores patrimoniales, El Vedado y, especialmente, en el privilegiado paisaje del Malecón. La obra es el resultado de una perfecta integración entre arquitectos, diseñadores y artistas donde se evidencian las influencias estadounidenses en este tipo de arquitectura en la década de 1950.

Uno de los valores intrínsecos del inmueble es la disposición de la planta, que aprovecha el litoral habanero. De esta manera entre sus atractivos destaca la forma en Y, que permite la obtención de buenas visuales al mar desde varios ángulos y además disimular la zona de elevadores. Otro de los elementos propios de la arquitectura del Hotel Riviera es la presencia de la Cúpula del antiguo Casino, revestida con cerámicas verdes y azules, cuyas características visuales se perciben desde el exterior.

La acústica fue diseñada para que el sonido de las fichas y las máquinas tragamonedas se expandiese a otras áreas del Hotel con el objetivo de seducir a otros huéspedes.

El diseño arquitectónico permite que todas las habitaciones tengan vista al mar. En el año 1983 se amplió el lobby (actualmente lobby bar) para impedir las fuertes incidencias naturales que aceleraban el proceso de deterioro del edificio, esta labor estuvo a cargo del Arquitecto Andrés Garrudo.

Cuenta con una piscina al aire libre con el trampolín original, una plataforma de tres metros de altura, además el Hotel posee peluquería, tiendas, salón para fumadores y estacionamiento en el exterior. En el área de la piscina se construyó un gimnasio que se integra de forma armónica al tipo de arquitectura del resto del conjunto. En una vista área de la piscina se acusa la forma de ataúd con la que está diseñada, y el estudio de la incidencia de la luz solar permite que en un momento determinado del día se perciba una cruz en sombras.

Piscina del Hotel Riviera

Dentro los componentes significativos que caracterizan el Hotel Riviera se encuentra la escalera dorada helicoidal. Se trata de un ejemplo sui Generis de escalera que funciona simultáneamente como un elemento escultórico, el cual conduce hacia el piso inferior, y queda suspendida en el aire en su parte superior sin llegar a ninguna parte.

El hotel ha sido visitado por estrellas de cine de gran prestigio internacional, el Cabaret Copa Room fue inaugurado por la actriz y bailarina Ginger Rogers, estuvieron los comediantes Abbot y Maurice Costello y el cantante Vic Damonte. También estuvieron otras estrellas como Stewart Granger, Alain Delon, Olga Guillot, Pacho Alonso, el cuarteto Las D’Aida, Chucho Valdés, Leo Brouwer, Alicia Alonso, Frank Fernández, Rocky Marciano, Kid Chocolate, Gabriel García Márquez, Michel Legrand; la luchadora afroestadounidense Ángela Davis y la primera mujer cosmonauta Valentina Tereshkova, entre muchos más.

Bienes museables

El hotel conserva obras de relevantes artistas como Hipólito Hidalgo de Caviedes, Rolando López Dirube, Florencio Gelabert y Cundo Bermúdez, que complementan sus valores arquitecónicos e históricos. El inmueble se encuentra entre los pocos hoteles de su tipo en el continente que han conservado su integridad y autenticidad en el uso, la decoración, los elementos del mobiliario y las obras de arte.

Las obras de arte de alta relevancia son:

Escultura La sirena y el pez en la entrada al hotel, realizada por Florencio Gelabert. Ritmo cubano, ubicada en el lobby, escultura en bronce de Florencio Gelabert.

Mural en altorrelieve y técnica mixta, confeccionado en hierro y cobre, situado en la antesala del casino (hoy Salón Internacional), de Rolando López Dirube, que recrea signos de juegos Abakuá.

En el bar del Casino, una serie íntegra, la única completa del artista en Cuba ‘Los músicos’ de Cundo Bermúdez.

Escultura de Rolando López Dirube, en el Lobby, que queda envuelta por la espectacular escalera.

Obra Tiburones y Estrella de Mar, ubicada en la piscina. Esta pieza fue realizada por Florencio Gelabert en conjunto con A. Espinosa. Aunque tenía una estructura fuerte, fue arrazada en el año 1986 por una leva de mar que la afectó directamente.

- Publicidad -

Mural costumbrista en el restaurante L’Aiglon: ‘Escenas’, representa precisamente escenas teatrales, bailes y otros del pintor español Hipólito Hidalgo de Caviedes.

Díptico en el Bar Al Fresco, ‘Pedacito de Archipiélago’, de Ernesto García Peña.

 

Historia

Desde 1957 este hotel se convierte en el recinto hotelero que simboliza La Habana. Ha recibido a distinguidos huéspedes. En los primeros tres años de fundado se hospedaron y actuaron en el mismo: la compañera de baile de Fred Astaire, artistas como Jean Stewart y el galán de la década de 1950 William Holden.

También estuvieron hospedados los campeones mundiales de boxeo Joe Louis, Rocky Marciano, el boxeador cubano Kid Chocolate, actores del cine mexicano como César Romero y el ganster del cine negro estadounidense George Raft.

En la década de 1960, actuó el trío Los Tres Caballeros y se hospedaron figuras importantes de la literatura y la política como: Roque Dalton, la hija de Nikita Jruschov, exprimer ministro de la Unión Soviética, Salvador Allende, antes de ser electo presidente de Chile, Gustavo Sánchez, exministro de relaciones exteriores de Bolivia, Angela Davis y el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti, entre otros.

En la década de 1980 lo visitan el cantante argentino Alberto Cortez, los cantantes españoles Moncho y María Jiménez, del salsero venezolano Oscar D’León, la cantante nicaragüense Olga Avilés. En 1985 recibe a la actriz brasileña Regina Duarte, al cantautor catalán Joan Manuel Serrat.

Otros distinguidos visitantes fueron los españoles Ana Belén y Victor Manuel, el músico francés Michel Legrand, los actores brasileños Rubens de Falco, Lucelia Santos, Edwin Luisi, el cantante carioca Chico Buarque y el artista del cine estadounidense Dean Reed.

En la década de 1990 el Hotel pasa a formar parte del Grupo Hotelero Gran Caribe, mientras tanto el Cabaret Copa Room, se convierte en el palacio de la salsa actuando en él lo mejor de la música cubana que interpreta este ritmo.

Actualidad

Nadie conserva como él los aires bohemios, el glamour y el sabor de los años 50. Sus noches aún pasan a la historia como las mejores de una ciudad que jamás duerme. Pero, el hotel habana Riviera, ofrece ahora mucho más.

Aún conserva en su vestíbulo elementos típicos de la época, sus chaiseslounges de color azul real, combinados con los butacones rojos, un hermoso piso de mármol y estatuas del mismo material y bronce.

Pero, de vuelta al presente, el hotel apuesta por insertarse en lo que marca la nueva época. Si antes uno de sus espacios más emblemáticos, el famoso cabaret Copa Room, marcó la vida nocturna de La Habana, ahora vuelve a retumbar, pero con nuevas fuerzas y nuevo estilo.

De vuelta al presente, en el Salón Internacional del lobby siempre hay visitantes y huéspedes que conversan animadamente mientras algún joven cubano practica llamativos pasillos de salsa.

Cerca de allí, el lobby bar, la cafetería junto a la piscina y el elegante restaurante L’Aiglon continúan irradiando la genuina atmósfera de los años 50, cuando los largos vestidos de noche y los esmóquines eran de rigor. En aquel momento, este era el mejor lugar de La Habana para organizar una cena o tomar algo con las personas a quienes se deseaba impresionar. Además, fue uno de los hoteles de luna de miel más populares de la ciudad.

La atmósfera retro de la restaurada Copa Room (que bien podría haber sido escenario de la película de Francis Ford Coppola “El Padrino”), nos transporta a La Habana de los años 50, en un paseo nostálgico por la década en la que Meyer Lansky, mano derecha del mafioso Lucky Luciano, construyó el Hotel Riviera Habana, en cuyos bajos está ubicada esta sala de fiestas.

Un fresco espectáculo artístico irrumpe en su escenario. La joven compañía danzaria Havana Queens pone cada noche a disposición del público un show postmoderno. Pero, no el típico espectáculo de cabaret con sus trajes de brillos y lentejuelas. Éste va de lo tradicional a lo moderno con bailes callejeros y mucho más.

Creado hace muy pocos años, Havana Queens acoge unos 40 bailarines muy versátiles, provenientes de diversas especialidades. Un grupo que tiene su fuerza histriónica en las mujeres, quienes muestran sensualidad y belleza.

Sobre la indemnización que la mafia pidió por el Hotel Riviera en La Habana

Descendientes del fallecido gángster Meyer Lansky, mano derecha del mafioso siciliano Lucky Luciano, reclamaron a Cuba una indemnización por la expropiación del hotel Riviera de La Habana, según el diario español lavanguardia. La denuncia fue anunciada hace por Gary Rapoport, hijo de la única hija de Lansky, Sandy Lombardo.

Lansky, nacido en 1902 dentro de una familia judía en la actual Bielorrusia, era uno de los tipos más influyentes de la isla cuando en 1956 fundó La Compañía Hotelera Riviera de Cuba. El plan era construir el hotel-casino más despampanante de América para seguir haciendo caja con uno de los negocios que el tándem Luciano-Lansky venía explotando desde hacía largos y violentos años en Florida, Las Vegas.

Este negocio quiso llevarlo a la mayor de las Antillas, aprovechando que el juego era legal en la Cuba de Batista, lo que junto a un Estado corrupto, servía como plataforma idónea para lavar el dinero procedente de la prostitución y el tráfico de drogas. Así, el hotel Riviera y su casino fueron inaugurados en diciembre de 1957 a todo tren y con una actuación de Ginger Rogers,

El cerebro financiero de la Mafia quería sacarse la espina del fiasco en que los retrasos y sobrecostes habían convertido la construcción del lujoso Flamingo Hotel de Las Vegas, a cargo del pistolero Benjamin Bugsy Siegel, amigo y socio de Lansky. Las dilaciones y la multiplicación del presupuesto, que pasó de uno a seis millones de dólares, habían sido uno de los temas estrella de la histórica reunión de capos mafiosos celebrada en diciembre de 1946 en el hotel Nacional de La Habana.

Aunque Lansky trató de interceder por su colega, se supone que al final los jefes acordaron dar “la orden” contra Siegel, aunque hay otras teorías. El caso es que el hampón apareció muerto a balazos seis meses después de la cumbre de La Habana.

Casi setenta años más tarde, y pese a esta historia, el mismo día del inicio del diálogo sobre mutuas compensaciones entre Cuba y Estados Unidos, Rapoport acudió a The Tampa Tribune a explicar las razones por las que, de momento a través de un abogado de Miami y de “un individuo bien relacionado con el Gobierno cubano”, ha decidido dar la batalla para recuperar lo que su abuelo invirtió y no vio revertir en el hotel y su casino.

Tras el acercamiento entre Washington y La Habana al hilo del acuerdo de deshielo que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro firmaron, representantes de los dos gobiernos se reunieron para, por primera vez, negociar compensaciones mutuas por los perjuicios que los dos países se han causado desde el triunfo de la revolución.

Las leyes del embargo estadounidense condicionan su levantamiento a un pacto sobre los bienes que por importe de 8.000 millones de dólares unas 6.000 personas y empresas de EE.UU. reclaman por las expropiaciones del Gobierno. Cuba, por su parte, cifra en 121.192 millones de dólares los daños del bloqueo

Datos curiosos del Hotel Riviera

El Hotel fue bendecido por el Cardenal Monseñor Manuel Arteaga. El trampolín de la piscina actual es el original de construcción. El Hotel fue el primero del mundo en contar con aire acondicionado central.

El hotel Riviera ha sido el lugar escogido por importantes figuras de las más disímiles esferas, entre ellas estrellas de cine de gran prestigio internacional, es indiscutiblemente unas de las joyas arquitectónicas de la capital cubana, espacio ideal para reconectar con una ciudad que guarda múltiples encantos.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Los nuevos buques de guerra de Australia estarán equipados con sistemas antimisiles para derribar cohetes de largo alcance, incluidos los de Corea del Norte. “Los recientes acontecimientos en nuestra región han demostrado que las futuras fragatas de Australia deben estar equipadas para defender a Australia de la amenaza de ataques con misiles de mediano y largo alcance”, ha dicho hoy martes el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull. “Debemos tener la capacidad de enfrentarlos y derrotarlos”, ha agregado el premier en alusión a Corea del Norte. Asimismo, ha subrayado que la defensa naval de su país es ahora “más fuerte...

Nuevos vehículos de la marca rusa Lada, recorrerán muy pronto las calles de la Habana. Su fabricante ruso, Avtovaz, fue el encargado de anunciar hoy la reanudación de sus operaciones de exportación hacia Cuba. Según el grupo controlado por la marca Renault, a través d un comunicado, expresaron que “Estos nuevos Lada servirán a las compañías locales públicas de taxi, de alquiler y de turismo”, además informando que llegaran un primer lote de 350 vehículos de dos modelos diferentes en enero del 2018. Cuba “respeta la marca lada con una importante flota de modelos clásicos (…) aún en circulación...

Hay tantas pastas y rellenos diferentes que puedes usar para hacer empanadas que esta receta es solo la manera de abrir la puerta a un mundo de creatividad. Puedes irte al dulce, salado, pegajoso o  crujiente. Nuestras favoritas usan picadillo o pasta de guayaba y queso crema. La cocina cubana tiene que ver con ser ingenioso: usar lo que está disponible, usar las sobras, aprovechar al máximo todo. Estas son una excelente forma de disfrutar al máximo de algunos platos de carne, vegetales o arroces sobrantes. Ingredientes: Discos para empanadas Relleno (picadillo cubano o pasta de guayaba (envasado al...

La medida fue tomada para salvar la vida de estos inteligentes animales de la furia del huracán Irma

Cecilia Valdés, la despampanante mulata que inspirara a Cirilo Villaverde la novela cumbre de las letras cubanas del siglo XIX ha vuelto a caminar por las calles aledañas a la Iglesia del Santo Ángel Custodio en La Habana, gracias al arte del escultor Erig Rebull quien ha recreado al célebre personaje en una peculiar estatua de bronce junto a la que se fotografían incesantemente los turistas que visitan el centro histórico de la capital cubana. La estatua se encuentra situada en la plazoleta conocida como la Loma del Ángel, muy cerca del sitio donde se ubica el busto y...