Habanos Montecristo: suavidad y tradición

Habanos Montecristo: suavidad y tradición
Los Habanos Montecristo son reconocidos por su excelente calidad (cigarterminal)

Los Habanos Montecristo son reconocidos por su excelente calidad (cigarterminal)

Cada marca de habano cubano tiene algo especial, algo que hace que a los amantes del habano los elijan por encima de cualquier otra marca, bien sea que escojan entre las variedades de marcas que hay de habanos en Cuba o entre las variedades de cada una de ellas, de cualquier forma, estarán eligiendo solo lo mejor en habanos, ya que, sin duda, no hay nada como un buen puro elaborado desde la bella isla que es Cuba, como es el caso de los Habanos Montecristo.

Algo de historia del habano Montecristo

El nombre de Montecristo viene de una historia algo interesante, y esta trata de que los habaneros del siglo XIX eran, además de artesanos del tabaco, buenos lectores, les gustaba entretenerse leyendo una buena obra de la literatura.

Para esa época, específicamente el año de 1846, salió al público una noticia acerca de una obra literaria que le había dado la vuelta al mundo, esta llevaba el nombre de El Conde de Montecristo y había sido escrita por Alejandro Dumas.

De allí se dice que unos comerciantes se dieron cuenta del impacto que esta novela había causado, por lo que decidieron aprovechar para ponerle por nombres a dos marcas de habanos: una llevaba el nombre de El conde de Montecristo, que se registró en Matanzas por el mismo José Martí, y la otra marca era Montecristo, que fue registrada en la Habana por José Valdés.

Ese es el origen de los Habanos Montecristo, esas fueron las marcas de habano más antiguas que hubiera en Cuba, pero no se refieren mucho a la marca actual de habanos Montecristo, ya que esta marca fue creada para el año de 1935.

La creación de los habanos actuales se origina debido a que las familias Menéndez y García querían crear puros que fueran de excelente calidad, y ellas lo que querían eran tener una marca de habano que pudiera abrirse mercado a nivel internacional.

Rápidamente fue adquiriendo renombre, tanto fue el éxito que tuvo que cuando se hablaba de Montecristo se asociaba con un tabaco de calidad, y ya para 1939 era una de las marcas con más producción de habanos en Cuba.

Montecristo: un habano de calidad

La calidad de los habanos Montecristo se debe a que estos están hechos con las mejores cuatro variedades de distintas hojas de tabaco, además, el diseño de la caja es único, ya que en su diseño se encuentran dos espadas cruzadas con una flor de lis situada justo en el medio de ambas, y luego se forma un triángulo de las mismas espadas. Lo que recuerda a la firma referencial del conde de Montecristo.

¡Los mejores artículos sobre la isla están sólo en Todo Cuba!

Escrito por: Redacción - NFZ.




1 2 261