Este cubano pícaro se salió con la suya en un pueblecito de Vietnam

Este cubano pícaro se salió con la suya en un pueblecito de Vietnam

Existen muchas cosas que  caracterizan al cubano, las fiestas, su buen humor, su optimismo  para la  vida…La  imagen que  de él se proyecta  en el mundo  es afable, jaranera, contagiosa, pero  tras  esa alegría  desenfadada los  cubanos   son seres altamente  competitivos, y   hay dos  cosas  que  no soportan, una es que  los  tomen por tontos, pues los cubanos  son siempre los mejores, los más sabiondos, y otra, la más  importante, los  cubanos no  soportan “Perder”.

Esta competitividad ha llevado a disímiles historias que han tenido lugar en cualquier parte del mundo. Basta que haya un cubano para que haya un cuento por qué reír, como es el caso de este cubano, que   recurrió a sus raíces para ganarse el reconocimiento de los nativos de un pueblecito en Viet Nam.

 Resulta que los vietnamitas tienen por costumbre los viernes en la tarde, tras acabar el trabajo, reunirse todos y tomar unas copas. Para ello habilitan un gran mesa, todos se sientan a su alrededor y beben cerveza, una cerveza muy ligera, que es la bebida más popular.

Lo singular de esta historia es que los vietnamitas antes de beber dicen – “cien por ciento”, y toman la cerveza completa, sin respirar, o como decimos los cubanos “a cun cun. -dejarhuella.com

Lo singular de esta historia es que los vietnamitas antes de beber dicen – “cien por ciento”, y toman la cerveza completa, sin respirar, o como decimos los cubanos “a cun cun”.

Así tomaron a primera, la segunda, la tercera… el cubano se sintió lleno, medio mareado, y lo peor de todo fue… que los vietnamitas lo notaron y se burlaron diciendo “Cuba no bebe”

Cubanos  en Viet Nam

Al viernes  siguiente  el  cubano  sacó  de  su bolso una  botella  de Havana Club, la  puso en  el centro de  la mesa tras  servir  la  primera  ronda y dijo- “cien por  ciento cubano” y  todos  bebieron de  un golpe  el trago de  ron.

Al viernes siguiente el cubano sacó de su bolso una botella de Havana Club. -pernondricard.com

Apenas habían acabado de beber el primer trago el cubano sirvió otra ronda y volvió a decir- “cien por ciento cubano” y todos bebieron de nuevo.  El cubano se puso de  pie  entonces, se  inclinó  para  servir de nuevo, pero  los  vietnamitas lo detuvieron- “No más”, “Cuba  si bebe”- dijeron ya  con la lengua  medio  enredada y el cubano, satisfecho por  su victoria volvió a  sentarse  en sus sitio -“Pa´  que  vean lo que  es bueno” – dijo  burlonamente y bebió con calma lo que  quedaba de  la botella mientras  los  vietnamitas, “todos  borrachos”,  recostaban sus cabezas  sobre  la mesa.

Escrito por: Redacción - NFZ.




1 2 261