fbpx
Antonio Meucci
Wikimedia Commons

El primer teléfono fue inventado por Antonio Meucci ¡en Cuba!

Cuando te preguntan quién inventó el teléfono, sin pensarlo dos veces respondes que fue Alexander Graham Bell. Y si estás rodeado de gente, lo gritan a coro. Pero la realidad es diferente, de las que te ponen los pelos de punta por ser tan impresionante y extraordinaria. El primer teléfono fue inventado por Antonio Meucci, un italiano residente en Cuba. Meucci fue el verdadero creador de uno de los inventos científicos más revolucionarios del siglo XX.

El primer teléfono fue inventado en Cuba por Antonio Meucci


A más de una década del reconocimiento oficial de Antonio Meucci como el inventor del teléfono, prevalece el desconocimiento nacional e internacional de esta cuestión. Constituye, definitivamente, un motivo más para sentirse orgulloso de haber nacido en la isla caribeña y, a modo de broma, decir otra vez: ¡Oye, pero los cubanos están en todas!

Meucci nació realmente en la ciudad italiana de Florencia, el 13 de abril de 1808. Luego de cumplir 27 años, abandonó su tierra natal para trasladarse con su esposa, Ester Mocchi, a la capital cubana. Trabajó como mecánico del Gran Teatro de Tacón. En su tiempo libre, se interesaba por las entonces aplicaciones básicas científicas y prácticas de la electricidad, las cuales lo condujeron a los primeros experimentos telefónicos.

En 1849, y gracias a un pequeño accidente con un empleado, Meucci desarrolla un aparato al que llamó teletrófono o telégrafo parlante. Con este artilugio se podía escuchar la voz de una persona transmitida a través de la bocina del aparato receptor.

El famoso Antonio Meucci. Fuente: Wikimedia Commons.

Meucci viaja a Norteamérica a mejorar su invento

Tras haber pasado 15 años en La Habana, Meucci viajó a Norteamérica con su esposa, en 1850. ¿Por qué? Pues deseaba perfeccionar su invento. No obstante, allí pasó muchas dificultades económicas. Se mantenía con la elaboración de velas y con una fábrica que se dedicaba al procesamiento de grasas y carnes. En 1870, el italiano presentó una solicitud patente en los Estados Unidos, la cual debía renovar al año siguiente. La mala situación financiera por la que pasaba el inventor le impidió concretar la renovación de la patente.

Por esta razón, decidió en 1872 mostrar sus manuscritos al empresario Edward B. Grant, vicepresidente de una filial de la Western Union Telegraph Company, quien no lo apoyó. Cuando Meucci pidió sus papeles de vuelta, le respondieron que estos se habían extraviado, siendo despojado de su invento.

Alexander Graham Bell y Elisha Gray habían presentado separadamente su petición de patente del teléfono

A comienzos de 1876, Meucci supo que Alexander Graham Bell y Elisha Gray habían presentado separadamente su petición de patente como inventores del teléfono, disputa que terminó, como conocemos, con la adjudicación del teléfono a Bell. A pesar de que Meucci apeló por que se le concediera el reconocimiento, murió sin conocer el resultado final de su reivindicación.

Alexander Graham Bell
Alexander Graham Bell. Fuente: Wikimedia Commons.

No fue hasta el 11 de junio de 2002 que, debido a la evidencia irrefutable, el Congreso de Estados Unidos publicara en el Boletín Oficial de la Cámara de Representantes, la Resolución Nº 269. En esta, se honra la vida y el trabajo de Antonio Meucci y se reconoce que él demostró y publicó su invento en 1860. Concluye, además, con un reconocimiento a su autoría en dicha invención. Gracias a él, gozamos de los beneficios que ha traído la evolución del teléfono.

Pero no solo en la telefonía Cuba fue pionera, también en la radio y la televisión. ¿Quieres descubrir más sobre el tema? Si la respuesta es sí, te invitamos a visitar nuestra sección de ciencia y técnica.

De igual forma, te dejamos el enlace directo a algunos artículos que podrían ser de tu interés:

Escrito por | Redacción - NGM

Fuente: Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba