fbpx

El curioso origen de la expresión “más duro que el palo de La Machina”

Hace muchos años se utilizaba en Cuba la expresión “es más duro que el palo de La Machina” cuando se quería hacer énfasis en la resistencia o tozudez de  alguna persona. El dicho que poco a poco ha ido quedando en desuso tuvo su origen en la torre guía que existía en el puerto de La Habana y que era utilizada para colocar los mástiles en las embarcaciones que se fabrican el Real Astillero y que se conocía como La Machina.

El término de Machina era una derivación criolla del término inglés “machine” que significa máquina.


Fue el comisario de Marina, Lorenzo Montalvo y Ambulodi el promotor de su creación y se puso en funcionamiento en fecha tan lejana como 1740 cerca de la comandancia de Marina, donde hoy se ubica el Convento de San Francisco de Asís y la terminal de la lanchita de Regla.

El Arsenal de La Habana llegó a ser uno de los más importantes de América y La Machina arboló varios de los buques más imponentes que vio la Armada de España.

Una vez que los buques eran botados al agua se conducían a La Machina donde se le colocaban el bauprés, el trinquete mayor, el velamen y el resto de los aparejos.

Al tomar los ingleses La Habana en 1762 destruyeron por completo el Real Arsenal y La Machina con el objetivo de que los españoles no pudieran seguir construyendo buques de guerra; pero al retornar el control ibera a la ciudad el capitán general Conde de Ricla reconstruyó tanto el Arsenal como La Machina.

El poderoso huracán la echó a tierra en 1846 y en 1854 el famoso palo de La Machina fue sustituido por una estructura totalmente de acero.

En 1903 el Gobierno de la República de Cuba decidió deshabilitar La Machina, pues ya no cumplía objetivo alguno. Atrás habían quedado los tiempos en los que en Cuba se fabricaban los navíos más imponentes del mundo.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba