fbpx
Onelio Jorge Cardoso - El cuentero mayor.

El Cuentero Mayor: lengua escrita con sabor a pueblo

El cuentero mayor es el sobrenombre con el que se denota al escritor cubano Onelio Jorge Cardoso. Plasmando en lengua escrita, se puede degustar muestras de sentido popular con un sabor a pueblo, que reafirma la identidad de todos los cubanos.


Desde muy joven comienza a escribir dándose a conocer en el prestigioso concurso Alfoso Hernández Catá y logra obtener el primer premio para el 1945 con la obra Los Carboneros.  Sus historias están cargadas de un sabor muy cubano, enfocadas a una amplia gama de edades y preferencias que se mezclan con el andar de la Isla, lo cuales crean una adicción positiva. Es por lo anterior que se le otorga el Premio Nacional de la Paz en 1952.

En los años posteriores como aguacero de mayo, nos encontramos con una amplia variedad de libros de cuentos como son: El caballo de coral (1960), La otra muerte del gato (1964), Tres cuentos para niños (sin fecha de edición, pero cabe destacar que son 3 de los más significativos escritos para niños), El hilo y la cuerda (1974), Caballito Blanco (1982), etc.

La cabeza en la almohada(1983) es uno de los ejemplos de cuentos para adultos, donde fragmentos como: “…ahora, con sus nietas de la mano haciendo a su propio lugar de padre en el tiempo correspondido, amparándolas de este mundo duro que a usted mismo le cubrió del nacimiento a la muerte…” hacen que los lectores se sientan identificados con la problemática de la vida, mediante las preocupaciones fundamentales de las clases populares cubanas.

Cuando Onelio escribe, se vive la cultura, historia e idiosincrasia de una manera coherente gracias a su capacidad de síntesis de lo esencial y lo aparencial. Cada frase se encuentra con un objetivo de repasar el pasaje intermedio, dinámica que nos tiende la trampa de deshilvanar el secreto vertiginoso y constante de su magistral obra. Sus libros han sido publicados en varias colecciones pertenecientes a Rusia, Hungría, Rumanía, Polonia y sus cuentos han sido traducidos a más de 12 idiomas, los cuales han sido llevados al teatro, al ballet y al cine.

Aunque este narrador considerado como el cuentista nacional cubano no se encuentra con nosotros desde hace más de tres décadas, su obra vive insertándose en la memoria colectiva del pueblo como un tesoro que podemos compartir con el resto del globo.

 

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba