fbpx
Camila Cabello salió de Cuba con una muñeca y un sueño
ConmopolitanUK/Wikimedia

Camila Cabello salió de Cuba con una muñeca y un sueño

La cantante Camila Cabello recuerda su salida de Cuba y cuando llegó a Estados Unidos y repasa sus fuentes de inspiración en la vida. Al ser entrevistada, la cantante ha revelado algunos detalles de sus inicios. Esperamos que lo disfrutes.


Todo lo que la pequeña Karla Camila Cabello, de 7 años, y su madre Sinuhe, tenían cuando llegaron a EE.UU era una muñeca y una mochila con algunas pertenencias. Fue más que suficiente.

Camila recuerda el viaje, el autobús. Todavía puede imaginarse a los esa edad, llevando un diario de Winnie the Pooh junto con una muñeca rubia de plásticoo con un vestido rosa que su madre había conseguido en un mercado callejero. Fue un viaje lleno de baches. Se detuvieron en gasolineras, tiendas de comestibles y esquinas en su camino a través de México.

Camila Cabello salió de Cuba con su madre y una mochila

Ella y su madre habían venido de Cuba, donde nació Camila, llevando una sola mochila de pertenencias para el viaje. Cuando finalmente llegaron a un centro de inmigración en la frontera de Estados Unidos y, después de seis horas, recibieron el OK para cruzar, Camila saltó de alegría.

Sinuhe Estrabao, madre de Camila, había sido arquitecta en Cuba, pero sintió que sus posibilidades de éxito eran limitadas. «No quería eso para mi hija», dice. «Yo quería que ella tuviera oportunidades.» Nadie podría haber pronosticado lo bien que su visión iba a jugar.

Camila  sobresalió en la escuela en Miami y triunfó cuando estaba en noveno grado en la audición de The X Factor, que puso en marcha su carrera musical con la popular banda Fifth Harmony. Y ahora, tras dos álbumes en solitario, millones de fans esperan sus conciertos y sus nuevas canciones. «Mi madre siempre ha sido mi apoyo», dice Camila, de 23 años. «Nos hemos convertido en un equipo.»

 

https://www.instagram.com/p/CAOR_6upKfy/?utm_source=ig_web_copy_link

Recuerdos de Cuba y de sus primeros días en Miami

Cada vez que su madre recuerda la historia de la salida de Cuba, Camila Cabello siente que aprende más. «Volamos de Cuba a México, y fuimos en autobús a la frontera norteamericana; Tomó un mes. Dejamos a todos atrás, mis amigos, mi familia. Mi temor era que mi marido no pudiera venir jamás» recuerda Sinuhe.

Camila tiene un vago recuerdo de como su padre se hacía pequeño como una hormiga a lo lejos, mientras le decían adiós.

La niña y su madre fueron a Miami y se quedaron con un querido amigo de la familia durante dos meses, hasta que Sinuhe consigió un trabajo en Marshall’s, en el departamento de calzado y pudieron alquilar una habitación. Fueron días muy difíciles. Llegaron a EE.UU. sin dinero y dejando todo lo que les era familiar.

Camila recuerda su niñez en Cuba: «había días en clase donde sólo miramos dibujos animados. No estábamos aprendiendo. Pero cuando llegué a los Estados Unidos  fue diferente». Muchas cosas fueron repentinamente tan diferentes: estar en una nueva escuela sin sus amigos, no hablaba el idioma y extrañaba a su padre. «Tenía un pequeño calendario de Disney que marcaría con x hasta el día en que se suponía que debía venir. Cuando finalmente lo hizo, un año y medio después, yo estaba tan feliz!». dice la cantante.

Su madre se esforzó en hacer que Camila estudiara, porque necesitaban una beca para la universidad. Ella trabajó para obtener un título como contratista general. Los padres de la cantante finalmente lanzaron una empresa de construcción.

Camila era muy introvertida de niña. Llevaba sus discos a la YMCA después de la escuela y creó un pequeño canal de YouTube, haciendo covers: «debo haber publicado 50» recuerda. La música le apasionó lo suficiente como para superar su timidez. Vió un video con consejos sobre la audición de The X Factor (EE.UU.), y le preguntó a su madre si podía ir a probar.

View this post on Instagram

you don’t actually bore me I would never say that I think you’re awesome!!!!!!!!!!!

A post shared by camila (@camila_cabello) on

La audición que cambió su vida

Ella era tan tímida que sus padres no creían que lograra hacer la audición. Pero Sinuhe le dijo a su marido: «Ella quiere ir a una audición. Vámonos». Esa fue la primera vez que Camila cantó ante una audiencia.

«Nunca he conocido a alguien que pueda afrontar sus temores en la forma en que lo hace. Puedo decir que está aterrorizada, pero no se detiene» dice Sinuhe. A veces Camila le pregunta: «¿Crees que todo el mundo sabe que tengo miedo?» Y su madre le responde: «No, nadie lo sabe».

Sinuhe nunca pensó que su hija iba a ser una cantante. Camila ha escrito todo sobre su viaje a los Estados Unidos. Un día quiere hacer una canción de amor para los inmigrantes.

Camila Cabello salió de Cuba con sólo una muñeca. La inspiración para su música es hacer lo mejor que pueda para proyectar a sus fanáticos la luz que lleva por dentro. Quiere ser una persona que, sin importar cuál sea su idioma materno o cuál es su religión, puede ver sus sueños cobrar vida si se trabaja lo suficiente.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de Música Cubana.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Glamour / Erika Hayasaki

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba