fbpx
Un boleto a Baracoa
Paul Postiaux / Wikimedia

Boleto a Baracoa, para un viaje en el tiempo

Boleto a Baracoa, para un viaje en el tiempo. Una frase que describe literalmente la condición de esta ciudad durante mucho tiempo, porque hasta 1964, solo se podía llegar a ella a través del mar.


Aproximadamente 472 años antes, llegó Cristóbal Colón a la bahía y plantó su cruz. Unos años después, el 15 de agosto de 1511, Diego Velázquez fundó la primera villa de Cuba y le otorgó el nombre de Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa.

Un viaje a Baracoa
Baracoa fue la primera villa fundada en Cuba. Fuente: Martin Cígler / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

 

La Ciudad Primada

Según Alejandro Hartmann Matos, historiador de esta ciudad guantanamera, por este territorio se forjó la nación cubana y por él comienza también la historia de nuestro país.

“Primera Villa fundada por Diego Velázquez; primera capital de la Isla hasta que pasó a Santiago de Cuba».

Baracoa también conoció las primeras formas de gobierno, economía, instrucción y aplicación de la repartición de indios: las encomiendas.

Por eso en nuestro escudo reza: Aunque soy la más pequeña de todas, siempre seré la primera en el tiempo”.

Baracoa
Hace más de cinco siglos, Colón plantó su cruz en la Bahía de Baracoa. Fuente: Martin Cígler / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

Quizás por eso a las personas que viven allí se les llama “los primados”, aunque también se usan otros gentilicios como baracoesos, baracoenses o baracoanos.

Además, este territorio suma a su historia el orgullo de tener entre sus raíces primitivas a Hatuey y a Guamá, y de conservar una de las 29 cruces que plantó Colón en sus viajes por América.

Igualmente, cuenta con increíbles construcciones como las que componen su sistema defensivo, sus tres fortalezas: el Fuerte Matachín, La Punta y la Fortaleza El Castillo.

Lo que identifica a Baracos

A Baracoa la identifican ritmos como el changüí, el nengón y el kiribá; sus ancestrales recetas culinarias como el bacán (plato hecho con plátano verde y carne de cerdo), y el Tetí, pez pequeño que solo se captura en esta zona del país.

Malecón de Baracoa
El Malecón de Baracoa. Fuente: Anagoria / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

No obstante, al resumir lo más representativo de esta ciudad, el historiador Hartmann Matos diría: “el Yunque de Baracoa, la montaña alta y cuadrada que parece isla; el cucurucho de coco con miel y frutas; y el corazón de sus gentes. A ello nos une el entrañable amor que sentimos por esta tierra”.

Cabaña en Baracoa
Cabaña en Baracoa. Fuente: Dirk van der Made / Wikimedia (CC BY-SA 3.0).

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección Recreación y Naturaleza.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Visitar Cuba / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba