fbpx
Y quién fue mamá Inés
Pxfuel

¿Y quién fue Mamá Inés?

Desde hace casi 100 años, los cubanos llevan en sus mentes el recuerdo de Mamá Inés, una pintoresca mujer que se menciona en el estribillo del popular tango congo de la zarzuela «Niña Rita», compuesta por Eliseo Grenet y Ernesto Lecuona y estrenada en 1927. La canción fue popularizada en todo el mundo con la magistral interpretación de Rita Montaner y también en la voz de Ignacio Villa, el recordado Bola de Nieve.

Mamá Inés, rumbera, fumadora y bebedora de café


Entre los personajes de dicha obra se encuentra la historia de la negra esclava Mamá Inés, bailarina y rumbera de las buenas, a quien no le faltaba nunca en la mano una taza de café recién colado, mientras que la otra un sostenía un tabaco cubano. Y es que, precisamente, se trata de un personaje que refleja de manera pintoresca la época de la Cuba colonial y que une dos elementos característicos de la identidad cubana: la raza negra y el consumo de café, unidos en el trabajo de los ingenios y cafetales de la Isla.

Lo cierto es que el popular estribillo: “Ay Mamá Inés, Ay Mamá Inés, todos los negros tomamos café!”, lo han escuchado todos los cubanos ya sea dentro o fuera de la isla, jóvenes o viejos y de cualquier edad.  Pero, ¿quién era esta tan recordada “Mamá Inés”?

Podemos contarte que, según la opinión de varios autores, Mamá Inés es un personaje novelesco. Algunos la relacionan con Dolores Santa Cruz, quien aparece en la novela “Cecilia Valdés”, del escritor Cirilo Villaverde. Otros, creen que se inspiró en la Mamá Dolores de “El Derecho de Nacer”, escrita por Félix B. Caignet, también una exquisita novela. Por otra parte, el investigador Juan Manuel García Garófalo, apoya la teoría de reconocer a Inés como partera. Así, al referirse a ella como «mamá» coincide con la costumbre cubana de esos tiempos de designar así a las nodrizas.

Ramón Fajardo, escritor e investigador cubano, afirma que algunos artículos originarios de Santa Clara, hablan sobre el origen de la negra que da nombre al Tango-Congo. Pero lo cierto es que su existencia real  todavía resulta un misterio.

¿Personaje real o imaginario?

Se dice que Mamá Inés pudo haber sido una negrita conga, que llegó a la Isla en los tiempos de esclavitud africana. Así, muchos cubanos la imaginan voluptuosa, de hermoso rostro, rumbera, muy alegre y simpática, su atuendo sería una típica bata larga blanca llena de vuelos, rematada con una tira bordada y, de adorno, pasacintas rojas. Su cabello estaría cubierto con un pañuelo rojo anudado sobre su frente.

La popularidad de esta negra sandunguera, haya sido real o producto de la imaginación, es tan grande que, por décadas, los niños cubanos han incorporado a su inocente juego de cachumbambé ese estribillo tan pegajoso que reza: “Cachumbambé, cachumbambé, la vieja Inés, que fuma tabaco y toma café”, ya parte de la tradición popular.

Asimismo, ¿quién no recuerda en los carnavales de La Habana  ver a alguna negrita disfrazada de Mamá Inés, que bailaba con sabrosura una conguita al final del desfile de carrozas y comparsas?

Sin saber si realmente existió o no, Mamá Inés se convirtió en un personaje célebre, que inspiró una de las canciones cubanas más populares y con mayor número de versiones. Por eso, no se sorprenda si de pronto le viene a la mente el estribillo que le ha dado la vuelta al mundo:  “Ay Mamá Inés, ay Mamá Inés, todos los negros tomamos café!”.

Escrito por | Redacción - AHP

Fuente: Periódico Cubano / Archivo TodoCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba