La Farola

¿Te arriesgarías a manejar por el Viaducto de la Farola, la carretera más peligrosa de Cuba?

El Viaducto de La Farola tiene fama de ser la carretera más peligrosa de Cuba. No porque se encuentre en mal estado o esté mal construida, sino porque zigzaguea entre las montañas orientales como una serpiente gris en el monte y a sus bordes se asoman los abismos. Sólo los chóferes con experiencia y nervios de acero deberían aventurarse a manejar por ella.

Considerada como una de las siete maravillas de la ingeniería cubana, La Farola comenzó a construirse en 1964 y se concluyó un año después. Algunos han llegado a compararla con las carreteras de los Alpes suizos por la complejidad que entrañó su ejecución y la magnitud de la obra.

Se extiende el Viaducto de La Farola a lo largo de seis kilómetros desde el Puente de Las Guásimas en Veguita del Sur hasta el llamado Mirador, un parqueo que se construyó a cuatro kilómetros del Alto de Cotilla (el punto más alto de La Farola). El lugar del estacionamiento se escogió con toda intención, pues desde allí se disfruta de una espectacular vista de la costa sur oriental y de la provincia de Guantánamo.

Fuentes oficiales confirman que flujo de balseros cubanos ha disminuido considerablemente

- Publicidad -

La Farola formaba parte (sin dudas las parte más compleja) de la llamada Vía Azul, una carretera de más de 150 km que se construyó después de 1959 para poder enlazar las ciudades de Guantánamo y Baracoa, pues esta última se encontraba totalmente aislada.

Como el Viaducto de La Farola se construyó en uno de los lugares donde más llueve en Cuba, fue necesario utilizar grandes lozas de hormigón de veinte centímetros de espesor para que resistieran las constantes precipitaciones; y, en vez de “cortar la loma” como era habitual en la época en que se construyó, el viaducto se levantó sobre vigas de hormigón prefabricado, lo que supuso un gran reto desde el punto de vista de la ingeniería.

El proyecto original de la temeraria obra estuvo a cargo del talentoso ingeniero Isoba García, quien trabajara en otras obras emblemáticas como el Pabellón Cuba y la Heladería Coppelia.

Deja Tu Opinion..

comentarios

Todas las personas que tienen familiares o amistades en Cuba y le quieran hacer llegar diversos...

En las primeras décadas del siglo XIX surgió el ferrocarril, que presagiaba convertirse en el transporte...

Durante esta semana se está desarrollando, en el Palacio de Convenciones de La Habana, el XXXV...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA