Seis razones para visitar Las Terrazas

Seis razones para visitar Las Terrazas

Las Terrazas es una comunidad sostenible y sustentable que nació y creció en constante armonía con la naturaleza. Enclavada en la actual provincia de Artemisa, este espacio ecológico se distingue entre los atractivos de la Sierra del Rosario, Reserva de la Biosfera.

Por eso deviene destino recurrente entre cubanos y extranjeros, que siempre agradecen la paz y la alegría que se respira allí. Conocer sus historias y secretos le permitirá al visitante disfrutar mucho más el recorrido.

Los primeros árboles

El proyecto de desa­rrollo integral para la fundación de la comunidad se le encomendó al arquitecto y combatiente Osmany Cienfuegos junto a otros jóvenes como Marcia Lei­seca, que actualmente es vicepresidenta de la Casa de las Américas. Desde el inicio, el objetivo fue construir allí una experiencia de terraceo de montaña. Eso implicaba crear un bosque que le ofreciera un verdor permanente al lugar y por ello se sembraron seis millones de árboles maderables.

Tradición

Cada 28 de febrero, los habitantes de la comunidad plantan un nuevo árbol para recordar siempre sus orígenes y preservar el entorno que han logrado construir.

Experiencia única en Cuba

Actualmente este sitio cuenta con cinco mil hectáreas de bosques que conviven con varias experiencias sociales y son la base del ecoturismo en la zona. El asentamiento poblacional cuenta aproximadamente con 1000 habitantes, que viven orgullosos de protagonizar la única experiencia rural en vías de desarrollo sostenible en Cuba.

Las Terrazas es una comunidad sostenible y sustentable que nació y creció en constante armonía con la naturaleza. -audleytravel.com

Geografía y opciones para el ecoturismo

Entre las rutas y senderos que el turista puede disfrutar se encuentra La Ruta de la Cañada del Infierno, cuyo recorrido le permite al visitante atravesar el cañón que forma el río Bayate, donde se pueden opcionalmente tomar baños. También conduce a las ruinas de los cafetales San Pedro y Santa Catalina. Sus cinco kilómetros de longitud comienzan en la comunidad de Las Terrazas y terminan en el las ruinas del Cafetal La Unión. El caminante siempre estará acompañado de especies exóticas de la flora y la fauna cubanas.

Algunos centros complementarios:

En la comunidad existen varios restaurantes que ofrecen lo mejor de la comida criolla. Además, prestan servicios el centro náutico, el centro de información al turista (Rancho Curujey), y el de investigaciones ecológicas, que asume la responsabilidad de velar por la salud de los ecosistemas forestales.

Casa Museo de Polo Montañez:

Las Terrazas tuvo la suerte de ver cómo el Guajiro Natural saltó a la fama. Antes de que fuera conocido nacional e internacionalmente, Fernando Borrego Linares tocaba con un grupo musical, en aquella comunidad donde vivía. Por su talento, pronto fue aclamado por muchos públicos y aunque ya no está físicamente, su música sigue cautivando a muchos y actualmente su casa funciona como museo. Allí el visitante puede conocer detalles de la vida y obra de Polo Montañez.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba