Regla: un municipio que se destaca por sus primicias

Regla: un municipio que se destaca por sus primicias

El pequeño, simpático y ultramarino municipio habanero de Regla se destaca, entro otras cosas, por sus primicias. Hacia 1595 comenzaron a levantarse los primeros ingenios azucareros Cuba, y entre estos está el San Pedro de Guaicanamar, de Regla, propiedad de Antón Recio. Tres años más tarde era un trapiche movido por bueyes que producía melado y azúcar.

Se establece como fecha de fundación de Regla el tres de marzo de 1687, porque ese día el señor Pedro Recio, heredero de uno de los primeros mayorazgos de Cuba, donó un terreno para la construcción de una ermita que con el tiempo se convertiría en el santuario de Nuestra Señora de Regla.

Todo parece indicar que en ese sitio existió un asentamiento aborigen llamado Guaicanamar. Este último nombre, con el transcurso de los años y un proceso lento, se fue cambiando por el de Regla.

El 22 de enero de 1878 ocurría aquí la primera huela organizada en Cuba, y el cuatro de febrero de 1884 se crea el gremio de los Toneleros, primera organización obrera del país.

El seis de abril de 1885 nació en Regla Antonio Boch Y Martínez, hijo de catalán y guanabacoensa, quien llegaría a ser alcalde municipal entre 1920 y 1926, he hizo de su pueblo en único lugar del mundo fuera de la Unión Soviética, que rindió homenaje oficial y público a Vladímir Ilich Lenin por su fallecimiento.

El sábado 26 de abril de 1922 declaró día no laborable en el ayuntamiento, luego convocó al pueblo en horas de la tarde, para que coincidiera con la inhumación del líder ruso, a la loma del Fortín, donde se plantaría al siguiente día un olivo. Ese cerro pasaría a llamarse en la posteridad Colina Lenin.

En su resolución municipal, el doctor Juna Boch califica a Lenin y Martí como dos cumbres del pensamiento. Este alcalde ejemplar falleció en La Habana el cinco de enero de 1954.

Escrito por: .
Patrocinado por Pacotillas - Envíos a Cuba