fbpx
curiosidadesdecuba.c

¿Quién fue el cubano campeón olímpico que tuvo Cuba antes que un presidente?

El deporte es tan rico que alberga buen número de datos curiosos e interesantes a lo largo de la historia, incluyendo los de un cubano campeón olímpico.


Algunos pasan sin penas ni glorias, otros son recordados eternamente. Y otros, por supuesto, no tienen la mística que se les atribuye.

Que el récord de cuadrangulares de Roger Maris en Grandes Ligas fuera considerado con un asterisco muchísimo tiempo o que en el intermedio del llamado “Milagro de Estambul”, la final de Champions League que Liverpool iba perdiendo contra el AC Milán por 3-0, no hubiera una arenga para levantar ánimos, pueden ser algunos casos.

Y otro, por supuesto, es el que nos ocupa hoy, esta relacionado con un atleta cubano campeón olímpico antes de que nuestra isla estrenara su primer presidente de la República.

Allá por el año 1900.

Hablamos de un hombre que fue considerado como “el nunca segundo”, un grande de la esgrima: el inigualable Ramón Fonst, cubano campeón olímpico.

Este campeón olímpico cubano, esta catalogado dentro del ámbito deportivo,  como el mejor esgrimista cubano de todos los tiempos.

Ramón Fonst Segundo. FUENTE: ToucheWorld

Y es uno de los deportistas latinoamericanos con mayor cantidad de galardones olímpicos:

Este atleta cubano, nació en La Habana el último día de agosto del año 1883.

Vivió desde su infancia hasta la juventud en Francia, donde tuvo muy buenos profesores de esgrima.

Fue campeón durante sus participaciones de florete, de la referida nación europea.

Ya a los once años de edad, demostró una clase extraordinaria.

Pasa a la historia por ser el primer cubano y además el primer latinoamericano conquistador de medallas en los Juegos Olímpicos.

Esto tras imponerse en espada y lograr el segundo puesto en la prueba profesional en los Juegos Olímpicos de París, en el año de 1900.

Se dice que en ese torneo este atleta cubano, sufrió bastante con el arbitraje.

cubano campeón olímpico,
El esgrimista Cubano, Fonst. FUENTE: Radio Coco

La esgrima era un deporte fundamentalmente europeo y que un latinoamericano estuviese allí, siendo apenas un muchacho y campeando por su respeto, era inaudito.

Según se recoge, declaró a la prensa tiempo después:

«Cuando gané el campeonato olímpico, en el año 1900, contaba con tan sólo 17 años, y a pesar de la franca y potente hostilidad de los jueces en aquel entonces, que no sólo veían en mí a un extranjero, sino específicamente  a un latinoamericano, a un intruso, sino a un muchacho que debía únicamente estar estudiando en esos momentos en un liceo y no derrotando a ídolos consagrados de esta disciplina deportiva».

Pero desde ese momento, Ramón demostró que tenía lo suficiente para ser considerado dentro de la primera categoría.

De un deporte que siempre había sido cosa de las élites aristocráticas de la época.

Esto no es lo único asombroso de Fonst, pues aunque a las preseas conseguidas  en el año de 1.900 llegaron dos más de oro en el año 1904, en las modalidades de espada y florete.

Por lo que siguió practicando la esgrima, y no fue el único deporte al que se dedicó.

El cubano también practicó con acierto otras disciplinas como el denominado boxeo francés, ciclismo y tiro.

Llegando a ganar en un año un año 64 medallas, 44 de ellas en tiro de pistola, y el resto en torneos de espada y carreras de bicicletas.

Otros atletas cubanos AQUÍ

Así que al hablar de Fonst no solo lo hacemos de un grande espada en mano, sino de un extra clase deportivamente hablando.

cubano campeón olímpico,
cubanos Fonst, Alfredo y Raul Capablanca. FUENTE: elmarcador

 

Escrito por | Redacción

Fuente: Gabo Galano

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba