fbpx

Polo Montañez, el guajiro natural que conquistó Cuba

Polo Montañez, el Guajiro Natural
Collage TodoCuba

Polo Montañez, uno de los cantantes cubanos más reconocidos, fue un compositor nato, a pesar de no saber nada de filosofía ni de la matemática del Do, Re, Mi. Nunca llegó a estudiar en un conservatorio musical ni aprendió su arte de manos de un experto.


Así fue Polo, pasando por la vida y la fama. Quedó grabado para siempre en la memoria de los cubanos y todos aquellos enamorados del mundo. Aquellos que lo acompañaron durante su carrera musical, afirman que Polo Montañez componía sus canciones mientras caminaba o montaba algún tractor. Incluso mientras nadaba, bajo la lluvia, el sol o la luna, cuando sembraba la tierra y hasta mientras dormía.

Polo afirmaba que todas sus canciones le salían de lo más profundo del alma, que no se dedicaba a hacer arreglos o copiar la letra en un papel sino hasta que el tema estuviese completo, ya que primero sentía la canción. Después la tarareaba, pedía el acompañamiento con el tres y, ya al final, la escribía.

El era de un andar pausado, como los animales cuando andan caminando libres por el campo. Hablaba de manera sencilla, sin rebuscar ni citar palabras aprendidas en la escuela. Se dedicaba a animar, junto a su padre y sus 12 hermanos, todas las fiestas de su pueblo natal, El Brujito, de la localidad de Las Terrazas en la provincia de Pinar del Río, al occidente de Cuba.

Polo Montañez
Polo Montañez, el Guajiro Natural: Fuente: Collage TodoCuba

Guarachero desde la infancia

Cuentan que a sus 7 años ya golpeaba los cueros de una tumbadora en las “guarachas” familiares, mientras que a los 12 ya interpretaba sus propias tonadas guajiras (campesinas) en diversas serenatas y fiestas campestres. Su fama llegó a los 44 años, junto a su grupo, que seguía los “arreglos” musicales emergidos de la creatividad del Guajiro Natural, cuando tocaba en el Hotel La Moka de su pueblo.

En este lugar lo vio por primera vez durante 1999 el productor de la casa discográfica Lusafrica. Quedó encantado con el sonido de Polo y lo llevó a Colombia a cantar con la renombrada Cesária Évora. Más adelante, patrocinaría dos de los discos que este cantante hizo mientras vivía: «Guajiro Natural» en el 2001, y «Guitarra Mía» en el 2002. A mediados del 2001 pasó a encabezar la lista de los éxitos en las radios de Cuba con el tema “Un montón de estrellas”.

Y cuando esté en el cielo.

Cuando ya esté en la cima…

Voy a luchar por eso

Por mantenerme arriba

Una gran cantidad de artistas reconocidos, como Rubén Blades, Gilberto Santa Rosa y Marc Anthony, han versionado sus temas. Por su parte, la periodista y compositora vueltabajera, Marisol Ramírez Palacios, quien escribió un libro sobra la vida y obra de Polo llamado “Café Amargo con Salvia”, señala, dentro del radio documental “Un canto de amor por Polo”, que su música es y será perdurable por mucho tiempo.

“En la historia de la música de habla hispana, cuando se vaya a hablar de la obra de creación de un cantor popular, invariablemente habrá que recurrir a Polo Montañez, por los planteamientos que él dejó no sólo desde el punto de vista literario, sino también -y fundamentalmente- desde el punto de vista musical.”

Una obra que trasciende

“Polo dejó establecido, quizás una magia dentro de su magia, cómo es posible que un individuo viviendo tan alejado de la civilización, en una comunidad tan desarrollada, pero tan distante de la urbe, fue capaz de hacer confluir en un solo ritmo, todos los ritmos urbanos y de distantes latitudes.”

“Ojalá los musicólogos se dediquen a investigar el fenómeno, y puedan aportarle a las futuras generaciones de músicos este conocimiento elemental, para que siga perdurando”, concluyó Ramírez.

Por su parte, Doris Céspedes Lobo, quien es musicóloga y especialista del Centro de Documentación e Información Musical, Argeliers León, de Pinar del Río, opina que la obra del Guajiro Natural trascendió mucho más allá de un simple patrimonio de provincia, al convertirse en patrimonio nacional y de la humanidad, en el sentido más amplio de este término.

“La obra de Polo no sólo significó o tuvo una incidencia para él, para su familia, para los amigos, o para el grupo de personas más cercano a él, sino que se constituyó en una incidencia social para el pueblo de Pinar del Río y para todo el pueblo de Cuba”, enfatizó Céspedes.

“Esta situación no estuvo determinada por la popularidad que alcanzó Polo Montañez, sino que es el resultado de muchos factores: las características de su propia creación, en la que se ve representada de una manera u otra la mayor cantidad de población de Pinar del Río, pero además por el hecho de que la propia popularidad y algunos factores materiales y subjetivos contribuyeron a que esta obra en su momento tuviera una incidencia social considerable.”

“Por lo tanto, desde mi punto de vista, es patrimonio no solamente de Pinar del Río, sino de todo el país”, concluyó la musicólogo.

Gloria Torres, también musicóloga y directora de diversos programas de la Televisión de Cuba, ha estudiado un poco más la música de Polo. La experta ha señalado, en una entrevista exclusiva que le realizaron para el radio documental “Un canto de amor por Polo” que “Nadie se imagina la magnitud de esa obra, primero por sus letras, todo lo que decía era de una poesía y un lirismo incalculables, narraba cada pasaje de su vida con sus canciones; y por otra parte, su música. Las diferentes tendencias que él tomó de la música que le rodeaba, las elaboró e hizo un producto nuevo, maravilloso.”

“Atrapó al mundo entero, no sólo a Pinar del Río. Yo pienso que Polo es considerado, al igual que Benny Moré, un patrimonio de la música cubana y de la música de la humanidad.”

La voz peculiar de Polo quedó almacenada en el imaginario musical de miles de cubanos y extranjeros que, o bien lo conocieron en vida, o supieron de su existencia cuando ya había partido físicamente de la tierra. Su obra de compositor es bastante nutrida, ya que sobrepasa el centenar de canciones. En su mayoría se trata de piezas inéditas y pertenecientes a diferentes géneros musicales.

Polo Montañez, el Guajiro Natural, fue el primer y único artista autodidacta de Cuba que obtuvo discos de Oro y Platino. Llegó a vender más de 40 mil copias que le ayudaron a posicionarse, a principios del 2000, como el artista de Cuba más escuchado. Su éxito no sólo fue en la isla, sino en una gran cantidad de países como Francia, Holanda, Bélgica, Portugal, Italia, México, Costa Rica y Ecuador. En Colombia fue un ídolo. El artista declaró que esa era su segunda patria y le dedicó una canción.

La última canción de Polo Montañez

La última canción que se me ocurra debe ser

creo que debe ser romántica

una canción sentimental que lleve tanto amor

que bañe el corazón de lágrimas.

Un aura de completo misticismo envolvió al cantautor luego de su fallecimiento. Cuentan que el mismo profetizó su meteórica carrera y su fallecimiento con el tema “La última canción”. Seis días después de que su auto impactara contra un camión, el 26 de noviembre del 2002, a las 11:20 de la noche, Polo Montañez dejó de cantar para el mundo.

El último minuto de mi vida debe ser,

creo que debe ser romántico

donde pueda decir la última verdad

de amor, de desamor y desengaños.

Luego del accidente, estuvo una semana ingresado en el Hospital Carlos J. Finlay de La Habana. Con tan sólo 24 meses de popularidad y fama, fallecía a sus 47 años, y subió para brillar junto a las estrellas eternamente.

El último rincón donde me esconda debe ser

creo que debe ser amargo

un lugar bien oculto, donde pueda hasta llorar

que nadie sepa de mi llanto.

Un tiempo después de su partida, José Valladares hizo un tema en su honor titulado “Cazador de Estrellas”. Estel ha sido interpretado por artistas como Paulo FG, Pedrito Calvo y Jenny (vocalista de la agrupación Los Van Van), entre otros. Para el 2004, la disquera Lusafrica, puso a la venta un CD titulado “Memorias”, y un año después el DVD “El Guajiro”.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de Música Cubana.

Escrito por: Redacción - AHP , usando información de: CiberCuba

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba

Spinner de carga