fbpx

Los más conocidos fracasos de cuando La Habana quiso tener su metro subterráneo

Durante la historia del transporte en La Habana se pensó construir un tren metropolitano en la capital cubana y aunque siempre terminaron fracasando los proyectos, la vez que estuvo más cerca fue en la década de los años 80.


La idea de la creación de un metro subterráneo nacería en la década de los años 20. Para el 20 de mayo de 1921 ya estaban creadas las rutas que recorrería el futuro metro de La Habana. Luego de declaraciones que aseguraban que los planes fueron aprobados por la Comisión Cubana de Ferrocarriles, infelizmente el proyecto nunca se llevó a cabo.

Cuando luego de casi 30 años el sistema de tranvías que existía en la isla llegó a su fin, se sucedió una crisis con el transporte que llevaría a que buscar una solución fuera una prioridad.

Mapa del primer proyecto de metro de La Habana. 1920

Se realizaron análisis topográficos y estudios que aprobaban la vialidad del proyecto. Se estudiaron los principales flujos de pasajeros en la ciudad y se trazaron las primeras posibles rutas, reducidas a la Línea Uno y la Línea Dos; y en 1984 se enviaron 13 especialistas cubanos a Checoslovaquia para su capacitación.

Luego hubieron dos nuevos intentos para darle a la ciudad el ansiado metro, esta vez a cargo de dos empresas francesas.

El metropolitano de los ochenta sería la parte fundamental del nuevo Sistema de Transporte Rápido Masivo y se complementaría con otras variantes para viajar, por ejemplo, el ferrocarril y los ómnibus.

Lógicamente, el financiamiento para el proyecto provendría de la URSS, justamente en una época en que el país euroasiático enfrentaba su crisis terminal, a finales de la penúltima década del siglo XX, y con el fin de la URSS vino el fin del metro en La Habana.

Lo imprescindible y más difícil para la construcción de un metro en La Habana es la cuestión del financiamiento, por lo que se convierte en un sueño, ya que ni en un futuro inmediato habrá posibilidades de realizar un proyecto tan grande, pues la búsqueda de inversiones en el sector del transporte está potenciada en otra área: los ómnibus.

Según especialistas, en todas las ciudades debe existir un sistema con tres o cuatro tipos de transporte, por lo que en nuestra isla, solo con ómnibus no se resolverá uno de los problemas principales que enfrenta en la actualidad la población cubana.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba