Para que los autos clásicos sean más que taxis

Para que los autos clásicos sean más que taxis

Sin dudas, uno de los íconos de Cuba son los autos clásicos. La fantasía de cualquier visitante extranjero es bailar salsa cubana, interactuar con la gente bondadosa de la Isla y sobre todo, pasear en un Chevrolet del 51 o en un antiguo Pontiac.

Incluso, muchas personas en el mundo no entienden todavía cómo pueden funcionar esas máquinas después de tantos años. Y su asombro es mayor al saber que en Cuba, son usadas, generalmente, como taxis.

Sin embargo, existe un grupo de aficionados a estos temas que pretenden extender la leyenda un poco más allá: los integrantes del Club de autos clásicos y antiguos de Cuba.

Según consta en su página web, la Escudería de Autos Clásicos y Antiguos “A lo Cubano” es una Organización No Gubernamental legalmente constituida que está afiliada oficialmente a la Federación de Automovilismo y Kantismo de Cuba (FAKC) perteneciente al Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), afiliada a su vez a la Federación Internacional de Automovilismo (F.I.A.)

Con más de una década de existencia y un centenar de automóviles inscritos a lo largo y ancho de la Isla, esta agrupación resguarda uno de los símbolos de Cuba e invita a que participen en sus actividades todas las personas interesadas.

Sin dudas, uno de los íconos de Cuba son los autos clásicos. -mexicoatravesdelamirada.com

Por eso, en 2013, agencias de noticias de todo el mundo publicaron la noticia de la visita a La Habana, del expiloto de Fórmula Uno, el escocés David Coulthard, quien manejó un Pontiac 1955 convertible por las calles de la capital, como parte del Noveno Rally de Autos Clásicos realizado por el Club cubano.

Después del recorrido, sus palabras resumieron la emoción: “Esto no es solo una celebración por la pasión que sienten todos por el deporte automovilístico y los carros en general, sino también es algo que está hecho al estilo cubano”.

Según considera el presidente del Club, Alberto Gutiérrez, así como sus miembros y todos los que disfrutamos diariamente de “los almendrones” (como se les conoce popularmente), estos automóviles son considerados patrimonio del país.

Escrito por: Redacción - LD, usando información de: TodoCuba.