fbpx

La pomadita china, el bálsamo milagroso de los abuelos cubanos

Cuando uno envejece y ya no puede andar paseando mucho por  ahí, a veces adquiere la costumbre de reunirse con otras personas a quienes también la edad ha restringido su esfera de movimientos. Así día a día se va creando un pequeño círculo de intercambio, como una especie de miniclub de ancianos que se juntan por las tardes para  conversar sobre los temas más disímiles y, en ocasiones, hasta asombrosos.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba