fbpx

La parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe, la desconocida iglesia cubana donde se venera a la virgen más venerada de América

Una misa ofrecida por párrocos y diáconos de localidades cercanas a Guanabacoa, seguida por una procesión a la figura de culto, fueron las acciones principales por la festividad de la Virgen de Guadalupe el pasado 12 de diciembre (2014) en el pueblo de Peñalver.


La parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe fue construida en 1782, sin embargo, la primera procesión ocurrió el 12 de diciembre de 1813. La Virgen llegó a Cuba gracias a emigrantes de la Península de Yucatán, que deseaban profesar su fe en nuestro país.

Durante la ocupación española, inmigrantes mexicanos se asentaron e importaron la creencia a la Guadalupe por toda Cuba, los ibéricos a modo de insulto la empezaron a llamar la Virgen Mestiza, rechazándola como patrona religiosa.

Cuba es una miscelánea de cultos, sin embargo, las discrepancias entre ellos se remontan a los inicios de la colonización. España implantaba las creencias que debía seguir la población y cualquier incompatibilidad no era reconocida.

El padre René García, párroco de la localidad, asegura que la Iglesia se llena durante las festividades y todo el pueblo celebra el 12 de diciembre, sin importar las creencias religiosas.

La Virgen de Guadalupe es considerada Patrona de la ciudad de México desde 1737, Patrona de América Latina en 1945, y el Papa Juan Pablo II, en el año 2000, la reconoció oficialmente como Reina de México y Emperatriz de América, según datos tomados del sitio web AciPrensa.

«En 1998 sufrí un accidente en la Refinería Ñico López y pude sobrellevar el dolor gracias a mi fe en la Virgen, a quien le pido salud para toda mi familia y, sobre todo, mucho amor», declaró María de Los Ángeles Mouriz, devota a la Virgen de Guadalupe.

Todos los años visitan Peñalver personas de diversas religiones, algunos vienen a presentar sus respetos a la patrona religiosa y otros se acercan por curiosidad, afirmó Joel Vidal, creyente religioso que asiste a la procesión desde su infancia.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba