fbpx

La mansión habanera que pasó de ser casa del hermano del Presidente Mario García Menocal a destruido Palacio de los Matrimonios en el Vedado (+ Fotos)

Cerca de los años 20, se alzaba una opulenta casa que era de las más portentosas de las poseídas por la burguesía cubana. Esta perteneció a Fausto García-Menocal y Deop, quien fuera un importante político cubano y el hermano de Mario García Menocal, el Presidente de la República. Lo que fuera esta imponente obra arquitectónica se encuentra hoy en un estado constructivo deplorable y llena de una espesa vegetación que se ha adueñado de las columnas agrietadas. Numerosos e inmensos árboles brindan una gran sombra y el portón se encuentra lleno de óxido.


Ubicado en las calles 25 y N, se encuentra la que fuera una esplendorosa casa y hoy funge como el Palacio de los matrimonios del Vedado. Según algunas opiniones a partir del Período Especial en el país fue que comenzó un gradual deterioro que lo llevara al estado actual.

El lobby no posee rangos de belleza ni de romanticismo, a pesar de ser un lugar donde van las parejas que deciden casarse. La carpintería se encuentra casi en ruinas totalmente y se pueden observar los remiendos en los orificios donde antes hubieron bellos cristales.

El personal que labora aquí es muy escaso y cuenta con pocos recursos. A penas se resumen a algunos trabajadores jurídicos y a otros que se encargan del mantenimiento. Según algunos de los trabajadores no cuentan con el apoyo necesario por parte del Gobierno, que es la entidad a la que se subordina, para lograr la adquisición de herramientas necesarias para lograr el mantenimiento adecuado del lugar. Debido a sus malas condiciones constructivas el segundo piso fue clausurado.

Dentro de las razones fundamentales para la exigencia de restaurar el inmueble se encuentra primeramente que en este lugar se ofrece un servicio habitual para os ciudadanos sean naturales o no y lo más correcto es brindarles un buen servicio y dejarles un bello recuerdo. Por otra parte este edificio se encuentra en un listado existente de edificaciones de gran valor y cuenta con grado de protección I. Esta categoría es la que le ofrece la prioridad y fue establecido en la Ley de Monumentos Nacionales y Locales, la cual fue creada precisamente para proteger y preservar los edificios con altos valores patrimoniales, culturales e históricos.

Este lugar posee una gran relevancia patrimonial e histórica pero además brinda un servicio social a la población. Su mal estado constructivo representa una afrenta principalmente para el pueblo cubano, la cultura arquitectónica cubana y los valores.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba