Mural-de-Prehistoria_Viñales

La increíble historia de cómo se pintó el espectacular Mural de la Prehistoria del valle de Viñales (+ Fotos)

El espectacular Mural de la Prehistoria, en el valle de Viñales, Pinar del Río, es uno de los principales atractivos turísticos del lugar. La obra, uno de los mayores frescos existentes en el mudo, refleja la evolución del archipiélago cubano hasta la llegada del hombre y es creación del pintor Leovigildo González.

Estampada sobre la roca viva de uno de los farallones del llamado mogote de Pita su creación demandó no sólo el esfuerzo del ingenio artístico sino también una proeza de habilidad y fuerza física.

El Mural de la Prehistoria del valle de Viñales recrea la evolución del archipiélago cubano hasta la llegada del hombre

Leovigildo González, quien fuera discípulo del muralista mexicano Diego Rivera, se auxilió, para poder dar vida a la obra, de la ayuda de 21 campesinos del valle de Viñales que, sujetos por correas de paracaídas, se ofrecieron para la peligrosa tarea. Mientras el artista impartía instrucciones con un megáfono desde el pie del mogote, los campesinos volaban de un lado a otro, coloreando la pared de la montaña para devolver a la vida a grandes saurios, perezosos cubanos y aborígenes.

La NASA anuncia que lluvia de meteoros alcanzará mañana su máxima expresión

- Publicidad -
Leovigildo González, creador del enorme fresco fue discípulo del gran muralista mexicano Diego Rivera

Antes de comenzar a pintar el Mural de la Prehistoria fue necesario quitar la espesa capa de vegetación que cubría el farallón del mogote de Pita. Esta labor demandó seis meses de intenso trabajo, pues hubo que dejar limpia toda el área que llevaría el fresco, nada menos que 260 metros de largo por 120 de alto.

Otro gran reto fue la creación de la pintura negra, roja, azul verde y amarilla que se utilizó, pues hubo que fabricar una de tipo especial que pudiera resistir las inclemencias del tiempo. También, mientras se pintaba el fresco, tuvieron que incrustarse tubos metálicos dentro de la roca caliza para poder canalizar las filtraciones de agua del mogote.

Los campesinos que pintaron el mogote de Pita se colgaron a alturas de hasta 120 metros mientras el artista impartía instrucciones desde el suelo

 

Deja Tu Opinion..

comentarios

En Cuba se cuentan innumerables historias de güijes, esos negros pequeñitos dados a las maldades y...

Mayajigua, un pueblo del centro de Cuba, en el norte de la provincia de Sancti Spíritus...

Cuando se habla de las Artes Culinarias de nuestra isla no se pueden olvidar los postres...

DERECHOS RESERVADOS TODOCUBA.ORG - 2016 TERMINOS | POLITICA