fbpx

La Habana cumple una semana bajo fuertes restricciones

La Habana cumple una semana bajo fuertes restricciones
EFE / Ernesto Mastrascusa

La Habana, 9 de septiembre de 2020.- La Habana cumple una semana bajo las restricciones más fuertes desde el inicio de la epidemia en Cuba, donde se registraron el martes otros 25 casos de COVID-19, gran parte de ellos en la capital. El país acumula 4.377 positivos, con un 84,6 % de recuperados.


El parte diario del Ministerio cubano de Salud Pública (Minsap) informó además sobre dos nuevas muertes ocurridas la víspera: una mujer de 85 años y un hombre de 84, ambos con padecimientos anteriores, con lo que ya se contabilizan 104 fallecimientos por coronavirus en el país.

Continúan los contagios en La Habana pese a las fuertes restricciones

De los 25 contagios de hoy, doce residen en la capital, epicentro de la pandemia en la isla y en la que están en vigor fuertes medidas restrictivas que incluyen un inédito toque de queda nocturno, la limitación de circulación de coches y personas, junto a la prohibición de entrada y salida de la ciudad.

El resto de los enfermos viven en las cercanas Mayabeque (1), Artemisa (1), Matanzas (4) y la central provincia de Ciego de Ávila (7), que debido a los recientes rebrotes tuvo que retroceder de la tercera y última fase de reapertura a la segunda, con su capital provincial en fase 1.

«La situación va mejorando en La Habana, pero tenemos a Ciego de Ávila donde se trabaja intensamente para controlar los brotes«, aseguró el director de Epidemiología del Minsap, Francisco Durán, en su comparecencia televisiva habitual.

Entre los nuevos positivos -todos cubanos- 22 son contactos de otros confirmados, en dos no se precisa la fuente de infección y uno se contagió en el extranjero, precisa el parte, que no ofrece detalles sobre el país de procedencia del viajero.

Trece (52 %) de los 25 no presentaron síntomas en el momento de la prueba, una tendencia que ya es mayoría (58,2 % del total de diagnosticados) y preocupa a las autoridades cubanas.

Por segundo día consecutivo la isla sobrepasó las 7.000 pruebas PCR, con un total de 7.572 muestras completadas la víspera, más de 6.200 solo en La Habana.

Con esto se elevan a 446.776 el total de estos test desde el inicio de la epidemia a fines de marzo.

En hospitales cubanos permanecen ingresadas 1.380 personas, entre ellas 571 casos activos de coronavirus: dos críticos, ocho graves y el resto con evolución estable.

Desde La Habana al resto del país

Cuba pasó de celebrar dos días sin contagios locales el 19 y 20 de julio pasado, a diagnosticar 37 pacientes una semana después. El rápido aumento de casos asociados a rebrotes en el occidente, sobre todo en La Habana y Artemisa, provocó la cancelación en agosto de la desescalada en la capital y el retroceso de Artemisa de la fase 3 a la 2.

Poco después comenzaron a registrarse enfermos en las regiones central y oriental del país, donde no se detectaban casos desde hacía varios meses. Estos nuevos brotes están en su mayoría relacionados con viajeros desde La Habana.

Al aparecer los primeros focos fuera de la capital, las autoridades cubanas limitaron el tránsito entre el occidente y el resto del país. Con esto se buscaba cortar la trasmisión, pero ya el virus se había desplazado al este.

Actualmente el mayor rebrote de esta zona lo registra Ciego de Ávila. Tes «eventos epidemiológicos» y 57 confirmados en ocho de sus diez municipios, han provocado la cancelación del recién iniciado curso escolar en la ciudad cabecera (ahora en fase 1). Los demás territorios han retrocedido a segunda fase.

La Habana sigue a la cabeza de esta segunda ola del virus, mayor que el pico de abril pasado. 408 nuevos casos se han registrado en los últimos quince días, le sigue Artemisa con 74.

Si le ha gustado este artículo, también podrían interesarle estos otros:

También puede ver artículos similares en nuestra sección de Noticias.

Escrito por: Redacción - AHP , usando información de: EFE

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba

Spinner de carga