fbpx

La desconocida historia del primer barco pesquero cubano que operó en alta mar

Aunque la plataforma y las aguas cercanas a la Isla siempre constituyeron una de las riquezas más importantes del país, las autoridades cubanas siempre soñaron con una flota de pesca de altura capaz de operar en los grandes bancos lejanos de sus costas. Ese sueño comenzó a hacerse real con la llegada al puerto de La Habana del primer barco pesquero capaz de operar en alta mar, el arrastrero ARKTIS, construido en los astilleros de Kiel, Alemania en 1950.


El pesquero tenía 39.31 metros de eslora y capacidad para refrigerar hasta 180 toneladas. Era el primero de un grupo de barcos mandados a construir gracias a un crédito paraestatal del Banco de Fomento Agrícola e Industrial (BANFAIC) en 1958.

Como el pesquero quedó atrapado en la vorágine política provocada por el triunfo de la Revolución Cubana de 1959 tuvo en, muy poco tiempo, varios operadores y dueños:

Primero perteneció a Industrias Cubanas Balacaladeras y su Similares SA con las que pescó durante 16 meses en el Gran Banco de Terranova. Al ser expropiada esa empresa el arrastrero pasó a ser propiedad de la Líneas mambisas con el nombre de “Guanacahabibes”; y, en 1962, al crearse la Flota Cubana de Pesca se le denominó “Barracuda”.

Sin embargo, tampoco se quedaría con ese nombre, pues sería rebautizado como “Rafael Cabrera Mustelier”, nombre con el que finalizaría su vida útil, como buque de instrucción en la Escuela Superior de Pesca Andrés González Lines.

La Flota Cubana de Pesca operó por décadas en alta mar, pero el abandono, la mala gestión de las embarcaciones y la no sustitución de buques con décadas de operación provocó que poco a poco fuera mermando hasta desaparecer por completo.

[contact-form][contact-field label=»Nombre» type=»name» required=»true» /][contact-field label=»Correo electrónico» type=»email» required=»true» /][contact-field label=»Web» type=»url» /][contact-field label=»Mensaje» type=»textarea» /][/contact-form]

Hoy las actividades pesqueras cubanas se limitan casi exclusivamente a las aguas de la plataforma de la Isla.

Escrito por | Redacción - AHP

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba