fbpx

La Cueva de Ambrosio en Varadero, un misterio aun indescifrable (+ Videos)

En el famoso Varadero, perteneciente a la provincia de Matanzas, se encuentra una zona que se encuentra en la península de Hicacos, en la que se ha encontrado un maravilloso sitio con gran valor arqueológico tras haber sido descubierto que en esta zona se asentaron algunas poblaciones aborígenes. Con 300 metros de largo y ubicada en la Loma la Caseta, la cueva de Ambrosio posee en sus entrañas con una impresionante cantidad de muestras de arte rupestre de nuestros antepasados.


Esta cueva ha sido incluida en la Reserva ecológica de Varahicacos y en su interior se han contado 47 dibujos pintados con los colores rojo y negro de la época precolombina. Este interesante hallazgo arqueológico fue descubierto por los doctores Mario Orlando Pariente Pérez y Manuel Rivero de la Calle, un día 27 de agosto del año 1961.

Las pictografías descubiertas aquí son muy similares a las que se han encontrado en las cuevas de Ramos en Cayo Caguanes, Sancti Spíritus y las de los Portales en la Sierra de Cubitas, provincia Camagüey.

Estos dibujos son realizados fundamentalmente con figuras geométricas. Son incluidos círculos concéntricos y siluetas de personas, además de símbolos que también han sido observados en otras cavernas de la isla de Cuba y las Antillas. Se han descubierto elementos pictóricos que se asegura por los expertos que parecen tener orígenes africanos.

Los estudios arqueológicos que se han realizado en la Cueva de San Ambrosio han arrojado datos por los cuales se considera como una de las más importantes de todo el Caribe y en su interior se refugiaron indios y algunos esclavos de distintas etapas de la historia de nuestro país. Se piensa también que algunos piratas encontraron cobijo y resguardo en su interior.

En su interior cuenta con 5 galerías. Posee la llamada sala de Claraboyas, la que cuenta con 19 metros de largo por 21 de amplitud. Esta tiene 10 agujeros en el techo por los que entra la luz del sol y gracias a estos se produce un bello juego de luces.

Uno de los salones, con 20 metros de largo es llamado Dolina tiene un boquete en el techo. Seguido a este se encuentra otro salón más pequeño llamado La Cocina. También una de las galerías fue nombrada Majá por haber ido encontrado en ella un ejemplar de majá de santa maría.

Otro de los salones tiene su techo atravesado por raíces vegetales hasta llegar el suelo. Este es el llamado Salón de las Raíces.

En la Cueva de Ambosio no se pueden observar estalactitas y estalagmitas, solamente existe unas pocas en el salón de La Cocina y esto es debido al ambiente seco de la región y de la cueva, además de la fauna que se compone de murciélagos.

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba