fbpx

Historia del automóvil en Cuba (III): el primer garaje

El primer automóvil llegó a La Habana gracias a la gestión del negociante José Muñoz, que en diciembre de 1898, dotó a las calles de  Cuba de un artefacto ruidoso y lento, pero que despertaría la curiosidad de todos e iniciaría una nueva etapa en la historia de la transportación en la Isla. Ya conocemos quiénes fueron los primeros propietarios de automóviles en la Mayor de las Antillas, pero ¿conoces dónde y cuál fue el primer garaje que existió en el país?


Pues te cuento que el primer garaje que hubo en Cuba estuvo ubicado en La Habana, por supuesto, a donde mismo llegaron los primeros automóviles. Sus propietarios fueron los hermanos Dámaso y Honoré Lainé, dos franceses asentados en la capital de la Isla con el fin de hacer fortuna para tener qué legarle a sus descendientes.

El primer garaje, propiedad de aquellos galos aplatanados en Cuba, estuvo ubicado en el antiguo número 28 de la calle Zulueta, en la Habana Vieja. Este negocio, innovador y realmente raro para los habitantes de la capital en aquella época, atraería la atención de los citadinos, que convertirían una simple plaza de parqueo en una atracción fabulosa.

Pues te cuento que el primer garaje que hubo en Cuba estuvo ubicado en La Habana, por supuesto, a donde mismo llegaron los primeros automóviles. -laescuderia.com

Este mismo local, propiedad de los hermanos Lainé, serviría poco más tarde como lo que luego se recordaría como la primera estación de servicios automovilísticos de La Habana. Los franceses radicados en la capital de Cuba obtuvieron hacia el año 1902, aproximadamente,  la representación de la  prestigiosa casa de automóviles White Sewing Machine Co. de New York, en los Estados Unidos.  Por ostentar esta condición y sus relaciones con la casa neoyorquina, pudieron presentar a la burguesía de la ciudad de La Habana la primera exposición de automóviles en 1903. En dicha exposición, los asistentes pudieron disfrutar de una colección de carros entre los que se encontraban los automóviles de vapor, ya en desuso ante el paso arrollador de las tecnologías automotrices a base de petróleo y bencina.

Por: Tery Amores

 

Escrito por | Redacción

Patrocinado por: Pacotillas - Envíos a Cuba